Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Entrevista Hideo Kojima Guía completa Sekiro eFootball PES 2020 ventas Análisis FIFA 20
Español
Portada
análisis
Oxygen Not Included

Análisis de Oxygen Not Included

Por fin el título de estrategia de Klei Entertainment despega y deja atrás del acceso anticipado pero, ¿tiene Houston un problema?

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Klei Entertainment, el estudio encargado de títulos tan queridos como Don't Starve, ha estado trabajando un tiempo para poner a prueba a los fans de la estrategia con Oxygen Not Included, un juego de construcción de colonias que ha permanecido en acceso anticipado desde 2017. Después de dos años hemos podido disfrutar de la versión completa y final lanzada este verano y estábamos muy intrigados por saber si tenemos lo que hay que tener para mantener con vida a una tripulación con recursos limitados.

En la primera partida que jugamos nos dedicamos simplemente a dar vueltas, tanto que nos las arreglamos para llegar a una posición en la que no podíamos acceder a lo que habíamos construido (siempre le pasa a los mejores, sobre todo en los mundos 2D). No obstante, en la segunda partida aprendimos la lección y nos aseguramos de que podíamos acceder a todo lo necesario, hasta que cavamos en el fondo de un lago subterráneo e inundamos nuestra colonia primeriza antes de que empezara siquiera a crecer. Lamentable...

Lo bonito de las primeras horas de juego es que constantemente pensamos "mejor no vuelvo a hacer eso" o "la próxima vez lo haré de otra manera". Es más, como el proyecto ha permanecido tanto tiempo en Early Access, ya se ha creado una comunidad a su alrededor, por lo que con una consulta a YouTube o Google obtenemos las soluciones a nuestros problemas, así como consejos para mejorar.

Oxygen Not Included

Después de las primeras horas nos dimos cuenta de que empezábamos a entender el juego, sobre todo gracias a las pistas y los cuadros de consejos que aparecen en la esquina superior izquierda. Es entonces cuando empezamos a divertirnos de verdad. Dicho esto, en algunos momentos los tutoriales podrían ser más claros para facilitar las cosas, ya que, por ejemplo, estuvimos mucho tiempo sin entender por qué no podíamos recoger algunos objetos. Ya que hay una gran variedad de sistemas de juego, habría sido una buena idea disponer de más explicaciones.

No hablamos por hablar cuando decimos que hay muchos sistemas de juego, y todos ellos están conectados entre sí. A la hora de construir la colonia debemos prestar atención a una serie de parámetros, desde la temperatura hasta el oxígeno, la comida, el estrés y los gérmenes. Todos ellos tienen consecuencias en el resto, por lo que no seremos capaces de construir una buena colonia sin conseguir un buen equilibrio entre los distintos elementos, destacando la importancia del oxígeno (que por si no ha quedado claro, no viene incluido).

La forma en los diferentes factores funcionan en conjunto es increíblemente detallada, como podemos observar, por ejemplo, en el detalle de que el oxígeno aumente cuando el dióxido de carbono disminuye. Por este motivo, disponer de habitaciones altas tiene como consecuencia que los trabajadores a menudo se queden sin aire respirable mientras realizan sus tareas, como podemos ver en la repetición de livestream que aparece más arriba.

Oxygen Not IncludedOxygen Not Included

Como en cualquier otro título de esta índole, conforme avanzamos hacia los últimos niveles surgen nuevos desafíos, tales como trasladarnos a otros biomas y descubrir más peligros, como gases y temperaturas más altas o bajas. Para superar los obstáculos necesitamos más tecnología (un sello de aire para liberar o conservar los gases, máquinas de hielo o calefactores) que a su vez requieren de una mayor investigación. Al igual que en entregas como Civilization, cuanto más investigamos más herramientas tenemos a nuestra disposición, y por lo tanto más oportunidades de tener éxito... o de fracasar estrepitosamente.

Al progresar también obtenemos nuevos recursos para cubrir nuestras necesidades básicas: podemos aumentar la producción de purés hasta convertirlos en comida significativa con los ingredientes adecuados o convertir las letrinas y lavabos en opciones más higiénicas y estéticas. Esto último es más importante de lo que parece, ya que los duplicantes (los habitantes de la colonia) se estresan o se alegran en función de múltiples factores, que incluyen que la colonia les parezca bonita o no.

Podemos personalizar los duplicantes dándoles nombres y sombreros, y, además, cada uno tiene unos atributos positivos y negativos. Podemos subir de nivel a los duplicantes gracias a los puntos de habilidad para especializar a los miembros de la colonia y que esta se vuelva más eficiente. Podemos incluso conseguir más personajillos con la opción de generar periódicamente duplicantes y suministros, lo que permite impulsar y expandir nuestra colonia.

Oxygen Not Included

A pesar de que la mayoría de las tareas que encomendamos son automáticas, cada duplicante se encarga de estas cuando tiene tiempo, por lo que disponemos de cierto nivel de microgestión. Hay una pantalla que muestra detalladamente las prioridades y permite modificar lo que hace cada duplicante, de modo que podemos asignar manualmente la prioridad de realizar ciertas tareas lo antes posible si es necesario. Podemos incluso decidir la rutina de los trabajadores, modificar las horas de trabajo y el tiempo libre según lo creamos conveniente, e incluso llevar las cosas al límite y activar la alerta roja para realizar las tareas con urgencia, en cuyo caso los duplicantes renuncian a sus necesidades básicas para ponerse a trabajar.

En otras partes de la interfaz aparecen los niveles de oxígeno y la temperatura, para controlar si el escenario se vuelve problemático, los logros que consigue la colonia al alcanzar ciertos objetivos y detalles de los distintos elementos (aparecen al pinchar en los cuadros), por lo que podemos pasar horas y horas consultando información para garantizar que todo vaya bien. La estética de animación 2D oculta la compleja organización que se encuentra bajo la superficie, pero los personajillos adorables deambulando por la pantalla, similares a los que hemos visto en entregas como Theme Hospital o Fallout Shelter, aportan personalidad al juego. Es por esto que nos duele incluso más cometer un error que haga que la colonia se venga abajo.

Sin lugar a dudas, Oxygen Not Included es un juego complicado, pero que nos recompensa por el tiempo invertido. Al igual que en los mejores títulos de estrategia, aprendemos de nuestros errores y mejoramos con cada nueva partida, y aunque tengamos que estar ajustando manualmente las tareas, nunca resulta agobiante. Se trata de un juego gratificante que nunca nos pide cosas imposibles y que constantemente nos obliga a adaptarnos a los parámetros, por lo que resulta aún más satisfactorio ver cómo los duplicantes corretean por la pantalla trabajando como hormiguitas para hacer funcionar nuestro pequeño imperio.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Oxygen Not Included
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Complejo y con muchos detalles que tener en cuenta, es fácil aprender de nuestros errores, estilo visual y personajes adorables, herramientas de ayuda para los novatos.
-
Se agradecería que las instrucciones fuesen más claras en algunos momentos (por ejemplo, saber por qué no podemos recoger algunos objetos), puede resultar abrumador si no le pones empeño.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Oxygen Not IncludedScore

Oxygen Not Included

ANÁLISIS. Autor: Sam Bishop

Por fin el título de estrategia de Klei Entertainment despega y deja atrás del acceso anticipado pero, ¿tiene Houston un problema?

Cargando más contenido