Español
análisis
Pathfinder: Kingmaker

Análisis de Pathfinder: Kingmaker para PS4 y Xbox One

Los jugadores de consola ya pueden montarse su propia aventura Pathfinder.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

A simple vista, Pathfinder: Kingmaker parece un CRPG más. Tienes que superar esa impresión inicial y meterte en él para descubrir que hay mucho más. Es lo que nos pasó cuando lo jugamos en PC y ya os lo contamos en este análisis. Ahora que se ha estrenado la versión para consolas, lo hemos revisitado en PS4 y vamos a tratar de responder a esa pregunta que siempre surge: ¿lo han adaptado bien?

Para quienes aún lo conozcan, el videojuego está basado en el juego de mesa Pathfinder, semejante a D&D. Nació gracias a una campaña de financiación colectiva millonaria prometiendo mantener el estilo de RPG clásico y eso es justo lo que ofrece, con sus muchas conversaciones, misiones y encargos enfocados con perspectiva isométrica.

A la nueva versión se le nota a la legua que el diseño original es de PC, pero hay muchos motivos como para estar satisfecho. Y también hay otros tantos que te hacen pasar un mal rato. El caso más claro está en el mando, pues los controles funcionan bien generalmente, pero de vez en cuando tenían un comportamiento raro.

Otro problema es que durante las primeras horas no te abandona la sensación de estar un poco perdido. No soy de esa gente que quiera flechas, indicadores y carteles, todo mascadito, pero tampoco dar vueltas sin ningún sentido o errar porque falta alguna explicación. Los CRPG suelen exigirte que explores y vayas descubriendo las cosas por ti mismo, pero es que aquí todo está tan camuflado que he tenido que tirar de guías en más de una ocasión. Que además buscar estando en una consola es más pesado que hacerlo estando ya en el PC. Puede ser que la razón esté en un tutorial hecho como con prisas, con ventanas emergentes para decir de vez en cuándo por dónde ir o qué hacer. Pero no siempre eran satisfactorias y había que leer un poco más en el móvil. Estar cambiando de aparato constantemente te saca de la partida.

Pathfinder: Kingmaker

La lectura en las versiones de PC y de consola tampoco suele la misma, porque yo al menos, y la mayoría de gente también, me siendo bastante más cerca del monitor que de la tele. Con el tamaño de letras predefinidido no siempre es cómodo leer. Y eso que al menos hay una parte del diálogo grabada en audio, pero aún así hay mucho texto.

El otro motivo de queja son los crasheos constantes, aunque al menos sé que esto ha sido en mayor medida por culpa de jugarlo con una versión previa al lanzamiento. Un juego de consola no debe romperse tanto como lo hacía este, sobre todo cuando había muchos personajes en pantalla, y me fastidió bastante. Así que ese parche de día uno es totalmente indispensable. Da a entender que han llegado a la fecha por los pelos.

Comenzaba diciendo que hay muchas cosas que disfrutar en Pathfinder: Kingmaker para PS4 y Xbox One, así que vamos a ello. Lo primero, lo bien hecho que está ese mundo. Puede que la historia no tenga nada de especial, pero está bien contada y puesta en escena y eso es esencial para trasladarse a ese universo. La misión principal es quitarte de en medio a un tirano local y hacerse con ese territorio. Después hasta puedes hacerse una base, algo que mola mucho pero que también fue un poco traumático por lo mal explicado que está.

Como buen heredero de un juego de rol de mesa, los dados, los personajes con los que te vas encontrando y las criaturas que matas tienen mucho que decir. Hay que salir al mundo de misión, a ver con quién te cruzas para ver qué migas haces y, al final, sentir que estás viviendo una gran aventura en la que eres parte activa y creativa. Sinceramente, todo esto sí que lo consigue Pathfinder.

Pathfinder: KingmakerPathfinder: Kingmaker

Si los fallos técnicos están reparados (que espero que cuando leas esto ya sean cosa del pasado, al menos la mayoría) y tienes la paciencia que se necesita para encontrar la información complementaria que tan bien le vendría ofrecer, es un CRPG épico. Lo empiezas a saborear especialmente cuando toda la cuesta arriba ha quedado atrás y no te quedan más dudas, solo partida.

Desde un punto de vista más estético, el diseño es fantástico. Como estar ante un viejo Diablo o Baldur's Gate, pero sin nada de retro. El combate se puede afrontar tanto por turnos como a tiempo real. A mi no me gusto el estilo ARGP porque poco a poco sentía que iba perdiendo el control de lo que iba haciendo, y me divertí mucho más con los turnos. Aunque me tiene todavía un poco mosca que las tiradas de dados fueran mayoritariamente tan favorables, cuando me considero un tipo con poca fortuna.

A pesar de las críticas, me lo pasé bien jugando Pathfinder: Kingmaker en PlayStation 4. En cierto modo, tiene una potencia interior y muy buenas tablas para tirar de ti y que no te hagan mella esos defectos en técnica y explicaciones que, por otra parte, no se pueden pasar por alto. La versión PC debe ser preferente, pero los RPG de fantasía siguen siendo bienvenidos.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Grandes aventuras con muchas misiones y bien planteadas. Un mundo con un diseño sensacional.
-
Fallos técnicos. Tutorial y explicaciones con muchas carencias. Puede haber algún mal rato.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Pathfinder: KingmakerScore

Pathfinder: Kingmaker

ANÁLISIS. Autor: Andreas Blom

Un RPG extenso y ambicioso ambientado en un universo bien establecido y un poco inspirado en Robin Hood.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.