Gamereactor International Español / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands
Gamereactor
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
críticas de cine
Need for Speed: Rivals

Need for Speed - crítica de cine

Hemos cogido unas palomitas y nos hemos ido al cine a ver la versión de Need For Speed adaptada a la gran pantalla. ¿Va a todo gas o pierde aceite?

Oh Hollywood, has estado tan cerca otra vez... Porque está claro que el material de base, la franquicia de carreras de coches de EA, Need for Speed, es uno de los videojuegos más fáciles de llevar a la gran pantalla. La historia es como un lienzo vacío: simplemente escribe algo que te sirva de excusa para poner exhibicionismo de carísimos súper-deportivos y que hile unas elaboradas escenas de carreras entre ellos.

Con estas pelis no venimos al cine buscando a Shakespeare (la serie de Fast & Furious o A Todo Gas lo demuestra), pero lo que sí necesitamos son unos personajes que nos gusten y un reparto en el que nos podamos apoyar, porque, si no, los accidentes y el salvarse por los pelos no nos acelerarán el corazón ni nos interesarán demasiado.

Sin embargo, haber conseguido que Aaron Paul, que sigue cosechando éxitos después de su papel en Breaking Bad, protagonizase la película fue un buen punto de partida. ¿Y la idea de quitar las imágenes creadas por ordenador en favor de la filmación escenas peligrosas? Una idea sencillamente genial. Es una pena que el resto se quedase calado en la línea de salida.

Lo cierto es que después de un prólogo fuerte en el que te enseñan a los protagonistas, la historia resulta ser un poco como la del Equipo A, pues a Tobey Marshall, el personaje que interpreta Paul, lo detienen por un delito que no había cometido (una fatalidad en la carretera) y lo llevan a la cárcel, de la que sale un año después buscando vengarse de los verdaderos responsables.

Need for Speed: Rivals
Need for Speed: RivalsNeed for Speed: RivalsNeed for Speed: Rivals

Es una idea muy usada pero también es fácil de ver. Sin embargo, los flojos diálogos (en un momento crucial de la historia gritan el nombre de un personaje y parece más de broma que dramático; y las conversaciones que mantiene el reparto entre sí tienen poca chicha) no consiguen encender los motores del público y el equipo de Marshall solo ofrece los clásicos estereotipos de esta clase de películas.

Incluso Michael Keaton nos ofrece un giro irrisorio porque, a pesar de que este actor puede darle brillo a cualquier cosa, en este caso parece que está filmando una película completamente distinta en cuanto al tono, y hace de amable explicador de la trama para el espectador, por si somos tan básicos como para no enterarnos hacia el final.

Así que solo nos quedan las persecuciones de coches y las escenas de riesgo. Todas muy decentes, pero no llegan a ser esa consistente espiral de secuencias que esperarías de una película como esta.

Lo mejor es el carrerón a través de EEUU que Marshall hace en la mitad de la película para llegar a tiempo y registrarse en una carrera secreta y muy cara con el objetivo de correr entre los conductores más rápidos. Aunque las escenas peligrosas de esta parte son geniales, el hecho de que no haya un cronómetro corriendo echa el freno a la aceleración conseguida a esas alturas de película. Es cierto que hay otra escena muy buena que pretende re-arrancar el asunto cuando el coche de Marshall y un camión cisterna se lanzan a toda velocidad por una autopista porque, tal y como nos explican, no hay tiempo para parar... solo para que, ni diez minutos después, Marshall aparque en una gasolinera. La propia lógica de la película dice "para, que me bajo" con estas cosas.

En esta misma escena también podemos ver otra oportunidad mal aprovechada, pues la excursión cruzando el país de Marshal, uno de los guiños a los videojuegos Need for Speed en los que se basa la película, se ve entorpecida por una recompensa que pesa sobre su cabeza. Lo cierto es que, en este punto de la historia, podrías esperarte que la película cambiase de marcha y apareciesen muchas bandas para darle caza y, sin embargo, solo le persigue una y la despacha rápidamente.

Lo peor de todo es que se puede ver la estructura de un buen largometraje. Realmente lo único que quieres con esta película, es ir al cine y que te deslumbren, que consigan cautivarte y que te diviertas, al fin y al cabo. No obstante, en vez de jugársela, han optado por una película que va a lo seguro y que, en resumidas cuentas, es demasiado sedante para el tema que trata. Es diversión de relleno, muy lejos de las mejores carreras del séptimo arte. Fuimos al cine sintiendo la "necesidad de velocidad". Salimos sin ella.

Esperemos que la segunda parte les quede mejor.

04 Gamereactor España
4 / 10
+
Escenas de riesgo reales, sin demasiado artificio CGI.
-
Va a lo seguro, los personajes son estereotipos, a veces contradice su propia lógica y se echa en falta una historia y entorno mejor construidos.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países