Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Planet Coaster

Análisis de Planet Coaster

El nuevo simulador de parques de atracciones de Frontier te da un paseo de los buenos.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Tras una pausa de 12 años, 2016 no nos ha dejado uno sino dos títulos nuevos reclaman el trono de los simuladores de parques de atracciones que dejó RollerCoaster Tycoon. Lo más gracioso es que se han publicado con 24 horas de diferencia entre ellos. Uno de ellos es RollerCoaster Tycoon World, de Nvizzio Creations y Atari, que mantiene la licencia oficial. El otro es este Planet Coaster, de Frontier Developments, que tiene la experiencia porque creó RollerCoaster Tycoon 3 para la propia Atari en 2004.

En este título no eres un dios, eres un gestor humano, y como tal lo primero que debes hacer es construirte un personaje. No hay muchas prendas de ropa ni opciones de personalización, aunque puedes conseguir un sombrero. Puede parecer un poco obsoleto para un juego de este tipo, pero es el avatar con el que vas moverte por los modos online, después os contamos más.

Ahora sí, una vez que está listo ese paso previo es el momento de empezar a construir un parque. Desde el primer momento están disponibles los tres modos de juego que incluye el título, que son carrera, sandbox y challenge. Hay libertad de movimiento por todos ellos sin restricciones, puedes empezar, guardar y terminar donde y cuando quieras, sin interferir entre unos y otros. Eso invita a echar partidas cortas si te apetece, con el pequeño handicap de que en este tipo de títulos lo que empieza con un "hago algo y lo dejo" se puede convertir en una sesión de horas y con mucho gusto. El modo carrera eres un crack de esto al que van fichando en diversos escenarios para salir de una crisis aprovechando tus capacidades. Puede que te quieran para terminar una montaña rusa o de cuidador. Es una forma de ir desbloqueando más parques y contenidos.

En el modo challenge se ponen a prueba tus habilidades como gestor porque tienes que sacar adelante parques cada vez más grandes con recursos monetarios y físicos limitados, poniendo mucho ojo en las inversiones. No todo es tan complicado porque hay varios modos de dificultad para que no te vayas a la ruina a las primeras de cambio. Además, cuentan con retos secundarios como por ejemplo ganar dinero con los puestos de comida o conseguir cierto nivel de felicidad de los visitantes, que aportan un poco más de variedad en los objetivos.

Planet Coaster

Para el final queda el modo libre o sandbox, que es a lo que uno aspira en sus ratos libres. Aquí puedes dar rienda suelta a tu imaginación y empezar a complicarte la vida tanto como desees porque además todos los elementos y piezas están desbloqueados desde el principio. Sin embargo, es cierto que las tareas guiadas anteriores ayudan a enfocar mejor tu propio parque.

Plante Coaster es a todas luces un simulador de gestión de parques de atracciones clásico y está repleto de opciones para satisfacer esa necesidad de crear y crear. Su sistema de seguimiento y estadísticas permite no perder de vista ningún parámetro, desde el precio de la venta de entradas a la satisfacción de los empleados. Por otro lado las variables a escoger, porque ya no se trata solo de colocar tal pieza en tal sitio, ahora incluso las decoraciones y colores cuentan. El límite es el cielo, pero no la tierra porque incluso Gallardón puede disfrutar creando túneles por los que pasan las atracciones, que además tienen muy buena acogida por parte del público.

Ese repertorio de opciones hace que al principio el menú pueda ser un poco apabullante, especialmente para los usuarios nuevos. Porque en este tipo de títulos lo más común es morir de éxito. Cuanto más das a tus visitantes y más satisfechos están, más te urgen a seguir mejorando y progresando. Llegado ese caso y quizá para liberar un poco de tensión, tienes en tu mano crear trampas mortales e incluso ver cómo todo tu mundo echa a arder y se viene abajo. En todo momento tienes la opción de guardar como planos para reconstruir de nuevo lo mismo sin perder el tiempo o para compartirlo online y que sean otras personas quienes lo disfruten.

Planet Coaster

A pesar de que los modelados de los personajes, el tuyo y el resto, tiene un aspecto como de dibujo animado, el estilo general es realista. Queda patente en las localizaciones disponibles para la construcción, como zonas desérticas o bosques frondosos. La libertad de la cámara permite que moverse por estos entornos sea cómodo y fácil porque gira en 360ª y hace zoom con buena respuesta. Esta representación visual convive bien con el concepto de simulador y permite que quienes estén buscando algo más serio también se sientan cómodos. Por supuesto, una vez que el parque empieza a funcionar está repleto de vida y te invita a ser parte de ello como viandante o a sentarte en uno de los asientos de las atracciones para sentir la experiencia.

Para entender por qué se llama Planet Coaster hay que llegar hasta el modo online. En el menú principal hay un pequeño planeta habitado por personajes como el que creaste al principio, que representan a tantos otros jugadores del título. Puedes pinchar sobre cualquiera de ellos para ver sus creaciones o ser un visitante más de sus parques. Frontier escoge para esta exhibición los trabajos con mejor puntuación. Todos estos están en formato plano para que te los descargues e incluso los modifiques al gusto. El estudio ha prometido estar al tanto de lo que los usuarios van comentando para seguir mejorando el título con el paso del tiempo. De hecho, justo antes del lanzamiento se decidió ampliar el tamaño de los parques por petición popular.

Lo que más nos ha gustado de este título es la libertad que te da para hacer lo que dé la gana, sin exigencias de calidad ni de cantidad, sin obligaciones de desbloqueos ni de superación de retos. Tanto la parte de gestión como la de creación funcionan muy bien. Juntas y por separado porque también hay elementos ya terminados para solo tener que ensamblar si alguien no quiere perder tiempo diseñando atracciones. Los otros modos de juego sirven como entretenimiento dirigido, por si alguien quiere algo parecido a un modo historia, y como manual de aprendizaje.

No estamos hablando sólo de que haya sido capaz de captar toda la nostalgia que dejó RollerCoaster Tycoon, estamos ante un título potente y afinado por todos sus costados. La libertad encaja muy bien con la selección de niveles de dificultad para hacerlo accesible a todos los niveles, y el modo online es una ventana abierta a querer ir más allá. Frontier ha demostrado que, aunque no tenga el nombre, Planet Coaster es un gran heredero.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Planet CoasterPlanet CoasterPlanet Coaster
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Herramientas estupendas para que te hagas el parque a tu gusto, los modos de juego aportan una variedad inesperada, es muy fácil construir, posibilidad de compartir online.
-
Pide más opciones de personalización del personaje, los menús al principio pueden asustar.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Planet CoasterScore

Planet Coaster

ANÁLISIS. Autor: Clover Harker

El nuevo simulador de parques de atracciones de Frontier te da un paseo de los buenos.



Cargando más contenido