Español
Gamereactor
análisis
Planetside 2

Análisis de Planetside 2 - review a fondo

"Diez soldados llevados sabiamente batirán ciento sin cabeza" - D'Arcy Wentworth Thompson, paráfrasis de Eurípides.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

'Espectacular' es una palabra altiva, pero creo que también es la que mejor describe las épicas batallas y feroces escaramuzas que están teniendo lugar en los futuristas campos de batalla de Planetside 2. Tres enormes ejércitos resuelven a golpes sus diferencias por tres descomunales mapas situados en un mundo de conflicto persistente, siempre cambiante, gracias al nuevo shooter en primera persona online para PC de Sony Online Entertainment.

Sin embargo, pese a su magnificencia, Planetside 2 no está falto de problemas. La pega más inmediata es el ocasional bajón de ritmo, pero una falta de apoyo y guía para los nuevos jugadores también puede hacer que las primeras experiencias sean demasiado complejas y descorazonadoras. La barrera inicial de entrada tiene la suficiente altura como para desalentar a algunos jugadores, pero para los que sean persistentes, una experiencia como no hay otra les aguarda.

Planetside 2

Lo primero, naturalmente, es decantarse por un bando. Puedes elegir entre los cerebrales Vanu Sovereignty, los separatistas New Conglomerate y los autoritarios Terran Republic. Sea cual sea tu elección, contarás con las mismas cinco clases básicas (y con una sexta, clase Max, que aparece después). Cada una es un lienzo en blanco que viene con armas estándar, listas para que las vayas moldeando en pos de dar con el soldado perfecto.

Planetside 2 es free-to-play, por lo que las nuevas armas y los impulsos de XP se pueden adquirir previo pago en la terminal. Pero si lo prefieres, el juego se puede jugar (y disfrutar como el que más) sin rascarte el bolsillo. Una cuenta de pago también otorga beneficios como prioridad en las colas de acceso y bonos de XP o recursos, además de un ingreso de dinero in-game para gastar una vez al mes en artículos de la tienda.

Planetside 2Planetside 2

No es raro que el popular término free-to-play encuentre cierto grado de escepticismo, pero en Planetside 2 la única pega notoria para los que no ponen dinero es que la progresión es terriblemente lenta. Esto es un inconveniente perfectamente tolerable. Pagar para ganar no es algo que siquiera entre en la ecuación, por lo que hay que aplaudir aún más a los responsables del juego.

El lento comienzo que deben padecer los novatos que no pagan agrava los problemas que tienen que ver con la poca accesibilidad. Si bien te esperan increíbles experiencias en los servidores de PS2, saber dónde encontrarlos puede llevarte algo de tiempo. Muchos de los que prueban el juego saldrán de su primer encuentro sintiendo que se han perdido algo. Y puede ser verdad.

Jugar a Planetside 2 es como hacer surf; mucho tiempo se pasa chapoteando, esperando que comience lo bueno, pero cuando llega la ola gorda, si encuentras el punto bueno y la tabla se queda bajo los pies, comenzará un excitante viaje.

Planetside 2Planetside 2Planetside 2

Por lo tanto, saber dónde encontrar estos momentos es esencial para disfrutar de PS2, y la mejor forma de dar con ellos es involucrándose en la comunidad. Si lo juegas como una experiencia únicamente para jugar en solitario, a veces puede parecer vacío y sin sentido, pero si juegas con amigos (o con extraños que piensen parecido), los continentes de Amerish, Indar y Esamir cobran vida.

No hay una historia como tal, más allá de la ambientación de ciencia ficción y de los tres imperios en guerra. Es una disputa perpetua, siempre en suspense, que nunca se acaba. Aunque hay mucha mitología rodeando la IP, los desarrollos nunca dejaron que se interpusiera en el camino de la sencilla función del juego: desarrollar batallas masivas, de una escala sin precedentes. Se lucha por el territorio, y la línea se mueve atrás y adelante, con armadas contestando las unas a las otras y capturando bases con el paisaje que las rodea, en un esfuerzo por pintar el mapa de su color.

La falta de historia quiere decir que es la narrativa dirigida por los jugadores la que prevalece sobre este paisaje del futuro arrasado por la guerra. Los que busquen las emociones concretas y definidas ofrecidas por los shooters más tradicionales centrados en el relato podrían quedar decepcionados con la falta de dirección que se encuentra en Planetside 2. Pero lo que algunos jugadores llamarían falta de dirección, otros lo llaman libertad. Y para los jugadores que busquen un shooter que de verdad les deje expresarse como quieran en el campo de batalla, no hay muchos juegos más adecuados que este.

Planetside 2

Los gigantescos escenarios de la guerra dejan espacio para una gran lista de roles que deben ser cubiertos por los distintos soldados, además de ofrecer un gran nivel de personalización para los jugadores. Es cierto que aquí hay un rol para cada tipo de jugador: los pilotos bombardean las bases y escoltan a las tropas hacia la vanguardia, los infiltrados se cuelan por detrás de la línea enemiga y derriban rivales con sus rifles francotirador a distancia, los médicos de combate apoyan desde la punta de lanza y reviven a los camaradas caídos, los ingenieros apañan y reparan, las tropas de asalto... asaltan tropas.

No pasa mucho hasta que se adopta un rol -ya sea una decisión consciente o no- cada vez que se reintegra la guerra. Una vez asentada la familiaridad y formados los hábitos, llega el momento para el soldado solitario de fijar su atención en encontrar camaradas regulares. Y esto sólo se puede hacer uniéndose a grupos in-game o pateándose los foros para hacer listas de amigos. Ninguno de los métodos es perfecto, por lo que quizás SOE podría hacer algo más para facilitar la tarea y que los jugadores se sintieran implicados en la acción. Se sintieran parte del ejército al que se han alistado.

Planetside 2

Para los que ya cuenten con amigos en los servidores de Planetside 2, ir directo a la acción es algo mucho más sencillo. Los movimientos coordinados a gran escala complementan las escaramuzas más pequeñas que se van liando por los mapas continentales. Para los que se organizan de forma apropiada, el éxito espera a la vuelta de la esquina. Trabajar en equipo, apoyar al prójimo con métodos calculados y deliberados, es algo que sin duda proporciona una ventaja evidente frente a rivales menos coordinados. La cooperación es bruta, y cuanta más gente cante la misma letra, más efectivos serán cuando llegue la hora de la verdad.

Fuera de estos momentos de incidentes, hay cierto elemento de letargo en el ritmo del juego. Si vas por tu cuenta, SOE te lo pone fácil para volver a desplegar a tu soldado en los puntos clave del combate, pero incluso con decenas de solados a tu alrededor, puede sentirse algo solitario. Siempre queda la opción de aliarse con algunos jugadores desconocidos pero que actúen parecido durante unas horas, si bien estas coaliciones sueltas rara vez duran más de uno o dos encuentros antes de disolverse, momento en el que vuelve a prevalecer aquel vacío.

Con o sin amigos, una cosa que está clara es que, cuando se porta, Planetside 2 lo hace con tanta grandeza y clase, que es imposible no impresionarse. Oleadas de tanques ruedan por valles, enjambres de naves bombardean fortificaciones enemigas, y las tropas se arrojan hacia una muerte segura solo por repeler un ataque unos cuantos segundos más. Cada soldado, tanque o nave está controlado por otro ser humano, y cuando hay decenas (a veces centenares) de gente implicada en batallas explosivas e impredecibles, cuesta resistirse a la tentación de, simplemente, quedarse a contemplar cómo se despliega.

Planetside 2Planetside 2

El conflicto a gran escala que se encuentra aquí no se ve igualado por ningún otro FPS, ni en consolas ni en PC, pero hay otros elementos del sistema de juego que sí se pueden comparar con otros lanzamientos recientes. A este respecto Planetside 2 destaca y se pone codo con codo con los nombres habituales. Nunca experimenté un lag (retardo) que estropeara la partida, mientras que la detección de impactos parece suficientemente precisa. SOE ha conseguido cumplir también en la jugabilidad central de cualquier FPS, a pesar de la escala que exhibe durante el resto del juego. Todo funciona como te gustaría, todo un logro que se hace mucho más impresionante si consideras la escala y ambición del juego.

La contundencia y peso de las armas se percibe correctamente. El arsenal se puede mejorar en la tienda, empleando créditos ganados en el juego o calderilla de la de verdad. Hay una plétora de opciones de personalización cuando te pones a mirar en cada una de las armas, y la selección de tipos de arma también está bien poblada y variada. Todas las armas probadas hasta la fecha se han sentido sustanciales en nuestras manos virtuales, cada una distinguida perfectamente de forma visual y audible.

Planetside 2

Hablando del asunto visual, Planetside 2 es una obra de belleza y esplendor. Los tres continentes demuestran su diversidad y, más importante, su enormidad. Alojan gigantescas estructuras (que suelen ser el centro de la acción), de un tamaño casi inconcebible. Estas estructuras se ven decoradas con nada desdeñables torretas de defensa, y rodeadas de generadores esparcidos por el campo que hay que defender y reparar, y terminales que permiten alterar el equipo de salida (load-outs). Pasan un montón de cosas en todo momento, por lo que hasta el ordenador más capaz tendrá que sudar la gota gorda para producir las imágenes del juego en su configuración más exigente. Pero merece la pena si tu equipo puede con él, porque los continentes contrastados lucen imponentes, las unidades individuales llevan una estética distintiva y el paisaje sonoro resulta impresionante. Cuando todos estos elementos se combinan a la vez, el juego te deja boquiabierto.

Si puedes hacerlo funcionar en tu PC y te ves capaz de superar el exterior precario del juego, lo pasarás bomba en los servidores de SOE. Esta guerra futurista y perpetua cumple como pocas, y lo hace con el estilo y calidad habitualmente reservados para los mejores títulos 'triple A' o de primer nivel. Como una experiencia en solitario podría haberse hecho algo más accesible, y hay momentos de desolación hasta cuando luchas en los campos de batalla más poblados. Pero para un jugador que tenga a unos cuantos camaradas listos para dar guerra y cierta inclinación hacia el trabajo en equipo, Planetside 2 podría ser el first person shooter que lleva esperando toda su vida.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Planetside 2
Planetside 2
Planetside 2
Planetside 2
Planetside 2
Planetside 2
Planetside 2
Planetside 2
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Escala épica, batallas descomunales, gran elenco de opciones de personalización, enormes mapas, free-to-play bien implementado, impresionante visualmente.
-
Podría ser más accesible, puede parecer algo vacío de vez en cuando, requiere una bestia de máquina para sacar los mejores gráficos.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Planetside 2 - review a fondoScore

Planetside 2 - review a fondo

ANÁLISIS. Autor: Mike Holmes

"Para los que busquen un shooter que les deje expresarse como quieran en el campo de batalla, no hay muchos títulos más adecuados".



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.