Español
Gamereactor
análisis
Pokémon Art Academy

Análisis de Pokémon Art Academy

Tomas Veiden nos invita su viaje personal con las últimas aventuras de Pikachu y sus amigos.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Aunque nunca se me ha dado especialmente bien dibujar, siempre me ha gustado hacerlo. Durante mi infancia me pasé muchas horas haciendo garabatos, coloreando y rezando para que se pareciese mínimamente a lo que quería dibujar. Pero mi mayor virtud era conocer mis limitaciones. En vez de intentar hacer retratos o recrear paisajes, optaba por lo más sencillo: figuras hechas con palos que peleaban y naves espaciales cuadradas. Este tipo de cosas.

La cosa se complicaba al añadir Pokémon a la mezcla. Los monstruos de bolsillo fueron, sin duda, mi mayor afición cuando era pequeño y, lógicamente, eran una fuente de inspiración fantástica. Pero nunca estaba al nivel. Podía dibujar a Voltorb y Electrode y, si me forzaba mucho, a Gastly o Pikachu, pero nada más. Por lo general, los Pokémon eran muy complejos y hacía falta conocer numerosas técnicas que yo desconocía. Pero ahora llega por fin el momento de arreglar las cosas.

Pokémon Art Academy combina el juego de dibujo Art Academy con Pokémon. El concepto básico es que invitan al jugador a una academia en la que aprenderá a dibujar Pokémon. Una academia que debe ser el centro de educación superior más indulgente de toda la historia, ya que nunca se dice nada negativo, pase lo que pase. Será el propio jugador el que tenga que juzgar sus propios progresos y habilidades, por lo que acaba pareciendo más un libro de texto que un juego de verdad.

Pokémon Art Academy

En el modo principal del juego, tendrás que avanzar por una serie de lecciones. Algunas serán obligatorias, mientras que otras serán extracurriculares para aquellos que deseen pulir sus habilidades. En cada lección tendremos que dibujar a un nuevo Pokémon y las lecciones obligatorias nos presentan nuevas técnicas. Poco a poco aprenderemos a trabajar con diferentes capas, desarrollar un ojo para la perspectiva y trazar líneas de ayuda. Es un entrenamiento muy serio. Al menos, eso es lo que le parecerá al artista no preparado en este campo.

Tras cada lección completada, podrás ver la obra maestra que has creado en una tarjeta Pokémon. Además, el amistoso profesor aparecerá para darte ánimos o comentarte curiosidades sobre las verdaderas tarjetas Pokémon y los artistas que las crearon. Si te cuesta acostumbrarte a dibujar, siempre puedes consolarte con un compañero inútil que siempre mostrará obras bastante cutres, posiblemente en un intento de darte un empujón de autoestima.

Aparte de lo bien que consigue promocionar el trabajo duro y la paciencia, el juego no te ofrece muchos más comentarios. No hay nada que te permita medir lo bien que trazas las líneas o lo bien que coloreas tu obra. El juego, básicamente, te da instrucciones, pero nunca evalúa tu obra.

Puedo imaginar un juego capaz de analizar mi trabajo y ofrecerme pistas y consejos para ayudarme a progresar. Es como si la desarrolladora, Headstrong Games, hubiese optado por el camino fácil... y desde luego, se hubiesen podido hacer muchas más cosas para aprovechar la naturaleza interactiva del medio.

Pokémon Art Academy

Además, agradezco que el juego no intente motivar al jugador haciéndolo conseguir logros o puntuaciones. De tener trofeos, logros, puntuaciones o, aunque fuese, desafíos cronometrados, el juego se hubiese alejado de su propósito principal de enseñarnos a dibujar mejor. Si no podéis vivir sin que os alaben, podréis subir vuestros dibujos a Miiverse para que vuestros amigos y el resto del mundo puedan ver vuestras obras de arte. Si es que hacéis obras de arte, claro.

Tal vez sea bueno que nuestra habilidad no sea juzgada por el juego, ya que eso podría tener consecuencias nefastas. Si recordáis el juego de aprendizaje de idiomas Talkman (para PSP) os haréis una idea de a qué me refiero. Puede que estéis muy satisfechos con vuestro trabajo, pero la máquina puede considerar que no lo habéis hecho bien porque no habéis cumplido los patrones en los que se fija al evaluaros. La inteligencia artificial tiene mucho que mejorar antes de poder valorar adecuadamente el conocimiento de idiomas y el arte.

La propia Nintendo 3DS es un problema para este juego. El lápiz táctil no es lo bastante preciso para dibujar y la pantalla se antoja demasiado pequeña para los aspectos más precisos. Te ves obligado a acercar y alejar la cámara constantemente y acabé teniendo que borrar más líneas de las que me hubiese gustado. También me pareció que no había fricción suficiente cuando el lápiz táctil se deslizaba por la pantalla. Aunque el mayor tamaño de 3DS XL se agradece en este aspecto, nunca se llega a tener la precisión que ofertan papel y lápiz.

Seguramente, muy poca gente tenga el sueño de convertirse en grandes dibujantes en un pequeño dispositivo portátil. Con eso en mente, es perfectamente posible transferir cualquiera de las técnicas aprendidas a cualquier otra superficie. Aunque me hubiese gustado que el juego ayudase más al jugador a convertirse en un gran dibujante sobre papel. Es como si muchas de las lecciones estuviesen diseñadas específicamente para mejorar nuestra habilidad dibujando en una 3DS.

Pokémon Art Academy

Pokémon Art Academy es una mezcla entre software de dibujo y libro de texto. Una combinación con infinidad de posibilidades, pero el juego no consigue explotar todo su potencial. En general, dibujar con Pokémon Art Academy es una gran experiencia. Hay muchas herramientas, todas muy útiles, y recibimos muchas instrucciones para usarlas adecuadamente. Al mismo tiempo, el juego se ve lastrado por le hecho de que te ves obligado a dibujar en una pantalla bastante pequeña, algo que a mí me costó mucho.

Se antoja natural, por tanto, usar el juego como libro de texto y herramienta de aprendizaje con la que luego poder dibujar en otros lados. Por desgracia, no se dan indicaciones para hacerlo en el juego. ¿Hay programas con un conjunto de herramientas similar? ¿Cómo transfiero las herramientas digitales al papel real, si quiero dibujar siguiendo métodos de la vieja escuela? Pokémon Art Academy no da respuesta a ninguna de estas preguntas, por lo que creo que el juego podría haber guiado mejor al usuario en este aspecto.

En general, este juego transmite muchos valores positivos y es muy educativo. Aunque no todo lo que aprendas se puede trasladar a otros territorios, hay muchas técnicas que se pueden trasladar a otros ámbitos. A esto hay que añadirle una atmósfera encantadora y el tipo de humor que los jugadores más jóvenes agradecerán. En cuanto a mi propia habilidad, considero que he mejorado un poco. Cuando era joven, dibujar era una buena forma de pasar el rato, pero nunca fue algo en lo que me obsesionase mejorar. Nunca se me hubiese pasado por la cabeza comprarr un libro de texto sobre el tema. Pero comprar un juego de Pokémon es otra cosa. Y Pokémon Art Academy podría ser la solución para todo aquel que, como yo, no le haría escasos a mejorar un poco su habilidad.

07 Gamereactor España
7 / 10
+
Lecciones interesantes. Siempre te anima. Buen uso de la licencia Pokémon.
-
Se antoja un tanto complicado dibujar en una 3DS. Se agradecería un sistema de puntuación para ayudarte a progresar.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Pokémon Art AcademyScore

Pokémon Art Academy

ANÁLISIS. Autor: Tomas Veiden

Tomas Veiden nos invita su viaje personal con las últimas aventuras de Pikachu y sus amigos.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.