Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
análisis
Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente

Análisis de Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente

El remake de la cuarta generación Pokémon es muy conservador, pero sus novedades son suficientes para cambiar la experiencia original.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Tras tantos años pidiéndolos, ya están aquí. Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente salen a la venta el 19 de noviembre, este viernes, para caldear la recta final de año con una marca archiconocida y con más nostalgia que nunca, con un cóctel infalible. Aunque, esta vez, tras una capa superficial que parece excesivamente familiar, esconde más cambios de los que parece.

Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente

Diamante Brillante y Perla Reluciente son especiales. No es Game Freak quien se encarga de su desarrollo, sino ILCA. El estudio Pokémon por excelencia ha delegado en el equipo que ha trabajado en proyectos como Dragon Quest XI S para Switch. Un regalo envenenado: fácil en apariencia, porque es un remake que sigue paso a paso las andanzas de los Diamante y Perla originales de Nintendo DS (2006); pero difícil en realidad, porque la comunidad está más encima que nunca.

El resultado es bueno, aunque no sobresaliente. Diamante Brillante y Perla Reluciente recuerdan por qué la cuarta generación sigue siendo una de las más queridas, pero también pone en evidencia los problemas de una Sinnoh cuyas arrugas nos había borrado la nostalgia.

Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente

En este análisis no voy a desgranar cómo funciona Pokémon. Los remakes no cambian un ápice de la mecánica central de combates y colección de criaturas. El mismo Equipo Galaxia villano, los mismos combates... Todo está como estaba, ni siquiera cambian los equipos que llevaban los entrenadores rivales hace 15 años, como tampoco la distribución de las criaturas salvajes por el mapa de la región de Sinnoh.

Y esto último destapa algo que quizá olvidamos de los juegos de DS: la frecuencia de aparición de ciertos Pokémon y su variedad pueden ser desesperantes. Tengo miedo de abrir el frigorífico y toparme con un Bibarel, tengo pesadillas en las que suenan los gritos de Kricketot y Kricketune y juro que no me haré responsable de mis actos si vuelvo a cruzarme con otro Bidoof. Lo siento por aquellos que queráis hacer algún 'locke' de Pokémon DB y PR, vais a sudar la gota gorda.

Por eso, novedades como las Guaridas Pokémon de las Grutas del Subsuelo se aprecian más que nunca. Están repartidas por todos los túneles subterráneos de Sinnoh y solo en ellas puedes encontrar vagando libremente a Pokémon de otras generaciones. Sentret, Magby, Numel, Rhyhorn, Houndoom, Gligar, Gliscor y otros muchos que no aparecían en los originales están aquí para ampliar la Pokédex.

Es una buena solución, o más bien una alternativa, a la escasa variedad de las rutas. Pero trae consigo otro problema: estos Pokémon subterráneos tienen niveles generalmente altos y dan a tu equipo tanta experiencia que tardarás muy poco en arrasar con cualquier rival de la superficie. Mi Luxray, evolucionado tras el segundo gimnasio, da buena fe de ello.

Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente
Pokémon Diamante Brillante y Perla RelucientePokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente

Y eso nos lleva a otro punto: la dificultad. Algo que, desde luego, no está muy presente en la historia principal. A lo largo de todos los Gimnasios superados, no nos hemos topado con ningún Líder que nos haya complicado las cosas, salvo alguna pequeña sorpresa olvidada. ¿Y la Liga Pokémon? No podemos hablar de ella, ni de lo que pueda haber tras superarla, pero tenemos más razones que nunca para ser optimistas con el post-game y los retos que este puede traer.

Aun así, Pokémon DB y PR no se limitan solo a cambiar el subsuelo, rescatando su minijuego de picar piedra o modificando el sistema de Bases Secretas para que apenas tenga interés (las estatuas descubiertas influyen en los tipos de Pokémon de las Guaridas... y poco más). Incorpora varias mejoras de calidad de vida que ya son indispensables, como poder gestionar las cajas de tus Pokémon desde cualquier lugar, tener a tu compañero Pokémon siguiéndote en todo momento o el Poké Reloj que ahora gestiona las MO (además de darte revanchas con entrenadores, medir tus pasos o incluso hacer de calculadora, porque quién juga a Pokémon sin calculadora).

Hay otros cambios más polémicos, como el cambio a un enfoque cooperativo de unas Galas Superconcurso que suma, pero no convierte la experiencia en algo rompedor. Los concursos de belleza, carisma y otras virtudes de los Pokémon ahora son una combinación entre un minijuego rítmico, los valores potenciados de nuestras criaturas, la coordinación de movimientos e incluso la decoración de la Poké Ball que uses. Es cierto que tiene en cuenta más factores que antes, aunque no falte la cocina de Pokochos con un minijuego separado bastante curioso, pero no aporta gran cosa más allá de una distracción separada del núcleo de la experiencia de juego.

Por supuesto, tampoco puedo dejarme atrás el Repartir Experiencia obligatorio. Ha sido uno de los cambios más controvertidos y, aunque se entiende su integración para hacer más accesible el juego, dar la opción de deshabilitarlo sería bienvenida. Diamante y Perla no estaban pensados para este mecanismo, y el desequilibrio se nota a las pocas horas de juego.

Pokémon Diamante Brillante y Perla RelucientePokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente
Pokémon Diamante Brillante y Perla RelucientePokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente

Por otra parte, entiendo por qué ILCA ha querido ser tan fiel al esquema de los juegos originales, limitándose a retocar un poco por aquí y por allá. Sinnoh es una región con una progresión más interesante que la de Galar, te obliga a volver sobre tus pasos, explorar caminos alternativos y premia a los curiosos. Tanto, que a veces he tenido que detenerme a ver las pistas que dan el menú y el mapa para saber por dónde ir. Es una estructura tradicional, la de las antiguas generaciones, a la que se le suman funciones modernas. El conjunto final funciona muy bien, a pesar de su falta de desafío en los combates.

Además, las nuevas versiones de los temas que componen su banda sonora son rematadamente buenas (hay un par de canciones sensacionales) y el juego, a pesar de todo, es bonito a rabiar. No era especialmente fan de la dirección artística de los remakes de Diamante y Perla, pero, cuando recorres prados, cavernas, mares y hasta picos nevados, se te clava y te das cuenta de que busca algo similar a lo que hacía Link's Awakening en Switch: sentirse como un juguete. Hasta usa el Efecto Diorama para dar esa sensación de un mundo repleto de miniaturas en el que todo es "Brillante" y "Reluciente" (quizá algo más de la cuenta por un 'bloom' exagerado).

Entre esa belleza tan de juguete, con un aspecto notablemente modernizado respecto a los originales, chirría, y mucho, que ILCA haya dado a nuestro personaje movilidad total en 360 grados pero que, por otro lado, todos los PNJ se muevan siguiendo la cuadrícula que compone el mapa. Sus movimientos son solo en cuatro direcciones, lo que resulta completamente antinatural. El mundo de Sinnoh pide más que eso, aunque se haya replicado su cuadrícula original casi milímetro a milímetro.

Nos dejamos en el tintero aspectos como el juego online y el post-game porque, por ahora, no podemos hablar de ellos. Sin embargo, con prácticamente toda Sinnoh recorrida, podemos deciros que los remakes de Pokémon Diamante y Perla son totalmente fieles y buenos, aunque no brillantes. Su fidelidad llega a ser un lastre que se camufla, a veces con torpeza, con sus novedades. La fórmula Pokémon sigue dando vida a un RPG fácil de entender, difícil de dominar y adictivo hasta la médula, y Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente lo demuestran.

Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Las mejoras de calidad de vida agilizan el juego y dan flexibilidad. La fórmula central permanece inalterada, y sigue funcionando. Sinnoh es variada, está llena de cosas por hacer y tiene mucho por descubrir. Su BSO modernizada es sensacional.
-
Poca variedad de Pokémon salvajes en muchas rutas. El movimiento de los PNJ resulta especialmente raro. Dificultad bastante escasa.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países
Más »

Contenido relacionado



Cargando más contenido