Español
Gamereactor
artículos
The Last of Us (HBO Max)

Por qué el casting de Kaitlyn Dever como Abby nos dará una segunda temporada de The Last of Us completamente diferente

Puede que no tenga el músculo, pero hay mucho en lo que profundizar que podría venir con esta elección de casting.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Por fin se acabaron las especulaciones. Como muchos esperábamos durante las últimas semanas y meses, Kaitlyn Dever ha sido elegida para el papel más importante de la segunda temporada de The Last of Us. Abby es una parte fundamental del segundo título ambientado en el futuro postapocalíptico de Naughty Dog, por lo que era algo vital acertar con esta elección de casting.

¿Ha acertado HBO? Bueno, voy a arriesgarme y a decir que sí. Cualquiera puede ver que la Abby del videojuego tiene un aspecto muy diferente al de Dever, lo que puede parecer extraño al principio, teniendo en cuenta lo parecidos que son el Joel y la Ellie del videojuego y de la serie. Pero, aunque HBO no se molestara en buscar a una mujer musculosa que fuera buena actriz, la compañía podría haber encontrado en Dever otro filón de oro muy distinto.

The Last of Us (HBO Max)

Antes de entrar en por qué creo que es una gran elección de casting, voy a poner una pequeña advertencia de spoiler de The Last of Us: Parte II, por si aún no lo has jugado o no has visto los principales puntos de la trama del juego y no quieres que te estropee la experiencia. Vale, ¿preparados? Creo que, aunque Kaitlyn Dever no parezca tener aún el poder de atravesar el cráneo de un hombre con un palo de golf, su papel como Abby es un brillante ejemplo de meta lore.

Publicidad:

Por si no lo sabes, en su día Dever se postuló para el papel de Ellie. Esto fue antes de que The Last of Us se convirtiera en la serie de HBO que es hoy día, pero sigue siendo interesante que la hayan recuperado ahora. Resulta especialmente interesante si tenemos en cuenta que Dever tiene un gran parecido con Ellie en los juegos.

The Last of Us (HBO Max)

En The Last of Us: Parte II, Ellie y Abby a menudo se yuxtaponen físicamente. Abby es una bruta, capaz de derribar a corredores con nada más que sus puños y de intimidar fácilmente a todos los que la rodean con solo ponerse de pie y flexionarse. Ellie, en cambio, ha tenido que luchar y pelear en todo momento. Es más tenaz, más tosca y siempre ha tenido que ser más inteligente a la hora de luchar. Estas diferencias físicas parecen importar cada vez menos a medida que avanza el juego, y vemos las similitudes entre nuestras dos protagonistas en The Last of Us: Parte II. Con Kaitlyn Dever en el papel de Abby, no solo podremos ver las similitudes en las historias de venganza de ambas, sino que desde el minuto uno podremos relacionar a Ellie y Abby en términos de cómo se parecen. Una especie de "no somos tan diferentes, tú y yo", pero en lugar de esperar hasta el final para entenderlo, podremos verlo desarrollarse y captar todas las similitudes entre las dos mucho antes en pantalla.

Bueno, todo esto suponiendo que Dever no intente ganar unos 15 kilos de músculo. Estoy seguro de que podría hacerlo si quisiera, pero creo que sería más interesante que no lo hiciera. Una de las quejas de la gente sobre la primera temporada era que, aunque cumplía con lo que los fans pedían, era (episodio tres aparte) una recreación prácticamente exacta de la historia del juego, lo que significa que si has jugado a The Last of Us, ya has visto la serie. El hecho de que Dever sea otro tipo de Abby cambiará esa situación. Tanto los fans de la serie como los de los juegos se adentrarán en lo desconocido, ya que aunque los que hayan jugado a The Last of Us: Parte II sabrán lo que está por venir, es probable que haya algunos cambios en la forma en que se desarrollan los acontecimientos.

Publicidad:
The Last of Us (HBO Max)

También será más fácil cambiar a la perspectiva de Abby, con el medio de la televisión. Podremos saltar entre las dos en los mismos episodios, mientras Ellie la busca y Abby emprende su propio viaje. Esto no se refiere tanto al casting de Dever como a la forma en que creo que la segunda temporada puede mejorar la percepción de Abby. Desde el punto de vista del público, va a ser una villana desde el momento en que muestre los resultados de sus clases de golf, pero si vamos a intentar crear cierta simpatía con Abby a lo largo de las temporadas 2 y 3, vamos a necesitar dedicarle un poco más de tiempo al principio, en lugar de utilizar su perspectiva para tirar de la manta a mitad de la historia.

El reparto de Dever también puede ayudar en este sentido. Una vez más, al ver a Abby en el juego, su físico grita "jefa final". Es un portento y, aunque Dever se entrene mucho, seguirá siendo difícil recrearlo, lo cual es bueno. Ofrece cierta diferencia y, con suerte, nos dará la oportunidad de hacer que Abby se sienta menos como el personaje bidimensional que parece ser al principio de The Last of Us: Parte II y más como el personaje en el que se convierte a lo largo del viaje que nos lleva el juego.

¿Estás de acuerdo? ¿Cómo crees que debería ser Abby en la segunda temporada de The Last of Us? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Contenido relacionado



Cargando más contenido