Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Predator: Hunting Grounds

Análisis de Predator: Hunting Grounds

Este intento de IllFonic de lanzar un juego basado en una película tiene mucho potencial, pero se queda corto.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Han pasado muchos años desde que vimos por primera vez al pintoresco culturista Arnold Schwarzennegger enfrentarse con un aterrador alienígena en la gran pantalla, y lo cierto es que las cosas han cambiado una barbaridad desde entonces. El bueno de Arnold no se conformó con el mundo del cine y quiso embarcarse en el de la política, se convirtió en el gobernador de California y nunca volvió a ponerse en la piel de Dutch, el personaje más conocido de la serie Predator. Sin embargo, la franquicia siguió adelante sin él en forma de película o de videojuego en las que aparecía otro de los extraterrestres más conocidos del séptimo arte, el xenomorfo de Alien. Depredador no es un debutante en las consolas, pero sí en el subgénero PvP asimétrico, que tiene ahora más éxito que nunca. Los Dead by Daylight y Friday the 13th: The Game (que no son precisamente maravillas técnicas o visuales) cuentan con unos seguidores muy fieles que pican cada vez que hay una actualización o complementos nuevos.

De hecho, el último estos dos juegos lo desarrolló IllFonic. Aunque el estudio ya tiene un videojuego de terror asimétrico en el currículum (dos si contamos el apoyo que prestó en Evolve), no es que haya tenido una trayectoria muy exitosa en este aspecto, ya Friday the 13th: The Game tuvo un montón de problemas de licencia, le faltaba contenido y la dinámica de juego era bastante mediocre. Por si fuera poco, abandonó el proyecto de repente y lo dejó en manos de Black Tower Studios. Seguro que te preguntas por qué estamos hablando de títulos anteriores y la respuesta es sencilla: muchos de los problemas del slasher que acabamos de mencionar siguen estando presentes en el último proyecto del estudio.

Predator: Hunting Grounds parte de una premisa divertida. Según el lado del que quieras ponerte, podrás deslizarte por entre las sombras, prácticamente invisible, y cazar humanos (tanto bots controlados por inteligencia artificial como soldados manejados por jugadores online). Puedes localizar a tus presas con tu visión térmica y acuchillarles o dispararles para después arrancarles la cabeza del cuerpo con la misma facilidad con la que decapitarías a la Barbie de tu hermana. Si estás del otro bando, lo único que tienes que hacer es tratar de sobrevivir, esquivar ataques, cubrirte con lo que tu personaje supone que es barro, completar misiones y, por último, subirte al helicóptero y salir pitando.

Predator: Hunting GroundsPredator: Hunting Grounds

Es una premisa sencilla y todos los juegos siguen ese mismo esquema para ambos bandos. Si estás llevando a un soldado del Fireteam, se te darán tres objetivos que cumplir; esos objetivos determinarán si consigues salir con vida o no. Tienes que completarlos antes de la exfiltración, pero no será tarea fácil, puesto que te encontrarás con soldados controlados por inteligencia artificial que intentarán frustrar tus planes, normalmente en los lugares donde se encuentran tus objetivos. Además, también está Predator acechando en las sombras, en los árboles o a lo mejor, detrás de ti (¡sorpresa!). Es fácil escucharle: sus fuertes pisadas hacen temblar el suelo; en otras ocasiones gritará desde los árboles o podrás verle a través de un enorme rayo láser. Pero no te confíes: Depredador es veloz y mortífero.

Como Predator, tu único objetivo será exterminar a los humanos, cueste lo que cueste. Tendrás que diferenciar a los jugadores (a los que tienes que matar para ganar) de los personajes controlados por inteligencia artificial, o utilizar la estrategia magistral de dejar que el Fireteam se encargue de estos soldados y atacarles cuando se dispersen para completar sus objetivos. Resulta muy divertido... Pero solo al principio, ya que enseguida se vuelve repetitivo. "Pronto empezará la caza", así se traduciría el título de uno de los primeros juegos de Predator; en este caso, quizás la caza debería terminar, porque Predator: Hunting Grounds no ofrece demasiado en cuanto a longevidad.

Predator: Hunting Grounds

El principal problema es que todas las partidas son más o menos iguales. Es verdad que los objetivos son diferentes y alternas entre tres mapas distintos (aunque no es que los escenarios varíen mucho), pero al cabo de unas horas, te da la sensación de estar jugando la misma partida una y otra vez.

No obstante, si te gustan los complementos y las opciones de personalización, Predator: Hunting Grounds tiene mucho que ofrecer y no tendrás que gastarte ni un céntimo en conseguir todas las skins, mejoras, armas y trajes. Obtienes dinero cada vez que entras a una partida o cuando lo recoges dentro de los mapas. De vez en cuando también consigues cajas con botín. Dicho esto, la mayor parte del armamento y las habilidades se desbloquean al alcanzar ciertos niveles, lo que no te costará mucho esfuerzo, dado que se sube de nivel bastante rápido.

Predator: Hunting GroundsPredator: Hunting Grounds

Eso sí, el sistema de "looteo" tiene bastantes errores: muestra objetos que ya hemos examinado como nuevos y en otras ocasiones, hay artículos que acabamos de conseguir que no aparecen como desbloqueados. Las complicaciones técnicas no terminan aquí, dado que el sistema de juego también tiene bugs, las texturas son defectuosas, las partidas se quedan congeladas, la opción de juego cruzado es deficiente, hay problemas de conectividad por el sistema P2P, los tiempos de espera son interminables... ¡Uf! El bug más frustrante con el que nos encontramos fue uno en el que nuestro Depredador no podía trepar a los árboles ni podíamos disparar con el láser, así que acabamos correteando como pollos sin cabeza. Ni que decir tiene que los soldados nos mataron enseguida y, para más inri, fueron sentándose uno por uno sobre la cara de nuestro cadáver. ¿Nos cortó mucho el rollo? No, pero desde luego nos quedamos bastante chafados. También dimos con un bug en el que Predator se convertía en una maraña gris de polígonos (algo que aún no se ha solucionado con el último parche, por cierto) y con el problema de que no podíamos invitar a jugadores de PS4 a través de la opción de juego cruzado que nos habían prometido. Sin embargo, parece que el crossplay con PC funciona bien si estás en el modo partida rápida, ya que casi todas en las que estuvimos tenían al menos un icono de PS junto al nombre del jugador en la sala de espera.

Predator: Hunting Grounds es muy divertido y, para ser un juego basado en una película, es uno de los mejores ejemplos que hemos tocado. Ir dando brincos por entre la maleza como un alienígena terrorífico con visión térmica y armas de alta tecnología es una pasada, y también es entretenido trabajar en equipo desde el suelo. A pesar de todo, los problemas técnicos y lo repetitivo del juego fastidian la experiencia. Con un equipo completo de jugadores y la opción de meterse en una sala de espera privada, Hunting Grounds sería un puntazo; pero sin la experiencia completa en equipo, su encanto acabará desvaneciéndose rápido a menos que se le añada más contenido extra, porque lo que está disponible ahora mismo no es suficiente.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
05 Gamereactor España
5 / 10
+
Es muy gratificante subir rápido de nivel, el dinero del juego se consigue enseguida, el sistema de juego es divertido cuando funciona bien, sonido excelente, opciones de personalización interesantes.
-
Se hace repetitivo muy pronto, hay pocos niveles, muchos bugs y problemas con los gráficos, la opción de juego cruzado está a medio hacer.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido