Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Entrevista Hideo Kojima Guía completa Sekiro eFootball PES 2020 ventas Análisis FIFA 20
Español
Portada
avances
Predator: Hunting Grounds

Predator: Hunting Grounds - primeras impresiones

Gamescom nos ha dado la oportunidad de ser Depredador y también el soldado de élite que le planta cara.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Los expertos en multijugador asimétrico Illfonic se han hecho con otra marca cinematográfica para sustituir a Friday the 13th: The Game, que también es suyo. Pensar en Jason Voorhees siguiéndote en la oscuridad da canguelo, pero no lo es menos tener a Depredador vigilándote desde las alturas, escondido entre los árboles. El estudio presentó el primer gameplay en la pasada Gamescom y nosotros tuvimos la oportunidad de jugarlo desde los dos puntos de vista posibles, cazador y ¿presa?

Predator: Hunting Grounds es un shooter online cuatro contra uno con algo de PvE inspirado sobre todo por la película dirigida por John McTiernan en 1987. Dicho esto, el juego está ambientado en el presente y viene con armas y referencias modernas. Como la criatura alienígena, eres un cazador poderoso con esas habilidades ya conocidas y la única misión de matar a todos los humanos del mapa y recolectar sus entrañas como trofeo. Jugando como humano, eres parte del escuadrón de élite Fire Team, el grupo armado enviado a la selva a hacer frente a esta amenaza.

Lo que probamos era una versión pre-alfa, muy cruda, con tan solo un escenario y una misión. Con la ayuda y los consejos del director creativo de Illfonic, Jared Gerritzen, empezamos como Depredador. Este extraordinario ser tiene capacidad para acabar con un escuadrón entero él solo, pero no es invulnerable, así que tienes que usar bien tus bazas. Equipado con varias armas, incluidas sus famosas cuchillas en la muñeca y su cañón al hombro, puede eliminar a un soldado en cuestión de segundos. Sin embargo, otros miembros del equipo podrían estar viéndolo en ese instante, así que hay que moverse entre las sombras para evitar riesgos innecesarios.

No hay mejor forma de ocultarse que con su camuflaje. Con tan solo pulsar un botón, nadie puede verse si estás quieto, aunque con tan solo moverte un poco el escenario reacciona, revelando la posición. Las físicas del agua y las ramas de los árboles van en contra del cazador (os contamos más luego, desde el otro punto de vista). Al mismo tiempo, tú sí puedes ver a todos los humanos que estén a cierta distancia gracias a su visión infrarroja de calor. Suena OP, pero utilizar cualquier habilidad, incluido el cañón, consume una barra de energía, así que es obligatorio planificar bien la aproximación al objetivo y el ataque, con pausas entre medias.

Predator: Hunting Grounds

Probablemente, la mayor ventaja de Depredador es moverse por las alturas de los bosques. Como nos contó Gerritzen, todas las zonas del mapa están conectadas por las ramas, como si fuera una autovía de árboles que recorres a toda velocidad con tan solo pulsar hacia adelante el stick izquierdo. Cuando estás lejos de los enemigos, puedes moverte con libertad, como un experto en parkour; una vez que están cerca toca usar la prudencia. Primero intentamos acabar con ellos disparando el cañón de plasma, con su apuntado láser de tres puntos tan molón, pero el rayo se desplaza muy lentamente y no es fácil acertar.

Mientras tanto, los soldados estaban completando sus misiones y luchando contra unas guerrillas en la selva. Es la distracción perfecta para que el depredador, lo que nos permitió bajar a tierra y matar a un par de ellos con las cuchillas, cuerpo a cuerpo. Pero fue una mala idea, ya que otro jugador logró acertarnos y se convirtió en una huida chorreando sangre verde. Logramos curarnos antes de volver a la batalla, pero ya no logramos trepar y escapar y quedamos acorralados entre unas construcciones bajas. ¿Les íbamos dejar coger nuestra cabeza como trofeo? Jamás, pulsamos el botón de autodestrucción para terminar la partida.

Controlar a un miembro del Fire Team en Predator: Hunting Grounds tiene pinta a ser el pan de cada día para un jugador de shooters en primera persona. Hay cuatro clases disponibles (Assault, CBQ, Scout y Sharpshooter por sus nombres en inglés), con un arsenal y una distribución de botones de lo más normal. La diferencia, en cambio, está en la amenaza de Depredador: siempre tienes que estar mirando y escuchando atentamente mientras explorar los entornos.

Predator: Hunting Grounds

El objetivo principal es sobrevivir a la cacería de la que somos parte y escapar de ese lugar, pero antes hay que completar unas cuantas misiones. Concretamente, consistían en capturar unas instalaciones repartidas por todo el mapa que estaban siendo defendidas por esos guerrilleros controlados por la IA. No era una tarea fácil, pues atacaban con dureza y con acierto. Además, la vida no se autoregenera, aunque los humanos pueden sanarse unos a otros en caso de quedar a cero. Dicho esto, la partida acaba si Depredador ejecuta uno de sus fatalities y te arranca la espina dorsal, un momento representado con un vídeo muy gore.

Pero esta diferencia de poder no implica que te sientas inútil o inferior. Habiendo jugado antes como Predator, no fue difícil prever sus movimientos y señalarlo para que el resto de colegas supieran por dónde iba, incluso con su camuflaje. Para estos cuatro es imprescindible jugar como equipo, hablando y planeando movimientos y posiciones. También puedes cubrirte de barro para ser invisible a la visión térmica del cazador durante unos minutos. Lo más importante es que las armas humanas son efectivas, así que no estás indefenso. Además, es importante señalar que los controles pintan bien y ya responden correctamente, y eso que se trataba de una demo pre-alfa.

El juego está en una fase poco madura de desarrollo y por eso no vamos a ser quisquillosos con el apartado técnico. Como era de esperar, sufrimos fallos al agarrarnos a algunos árboles, la imagen rascaba a veces y problemas por el estilo, pero tienen muchísimo tiempo por delante para mejorar todo esto. Lo que sí pedimos a Illfonic es que añada más variedad a los escenarios, a las estructuras y a los enemigos en general, algo que seguro que tienen en su hoja de ruta. Gerritzen también nos dijo que el mapa va a ser aún más grande, y eso que ya era lo suficientemente amplio como para estar unos cuantos minutos de rama en rama sin toparse con nadie.

Nos lo pasamos bien jugando a Predator: Hunting Grounds en Gamescom, tanto con el mortífero cazador alienígena como con el soldado de élite que trata de sobrevivir a la par que conquista objetivos. Llegará el próximo año 2020 y lo hará en exclusiva para PS4.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Predator: Hunting Grounds

Contenido relacionado

Cargando más contenido