Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Mario & Sonic TokioFIFA 19MediEvilPokemon GoLuigi's Mansion 3Vídeo guía Death StrandingThe Withcher 3FIFA 20
Español
Portada
análisis
Pride Run

Análisis de Pride Run

Un juego que destaca por sus vibrantes colores y su mensaje sobre inclusión mientras nos lleva a través de los orgullos LGTBI más importantes de la historia, aderezadas con más ritmo.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

La inclusión se ha vuelto un tema candente en los videojuegos desde hace poco, con grupos que antes se encontraban discriminados recibiendo cada vez más atención. Aún queda un largo camino para alcanzar una representación igualitaria, pero uno de los juegos dispuestos a luchar por la comunidad LGTBQ+ es Pride Run, cuyo título es el más conveniente para ello -Manifestación del Orgullo en España-. En él se ofrecen eventos del Orgullo y cabalgatas que se llevan a cabo por todo el mundo, dándoles además un toque de personalidad a las ya de por sí estilosas celebraciones.

Nada más empezar la banda sonora te pega de lleno, dejando claro que has venido a Pride Run a pasar un rato estupendo. Cuenta con una variada mezcla de canciones dance que nos han recordado a RuPaul y otros iconos gay, todas a la espera de que las descubramos, ya sea jugando o con el reproductor de música disponible dentro del propio juego. Sin duda es una de las bandas sonoras del año, y te verás bailando a su ritmo cuando menos te lo esperes.

La música es más importante de lo que piensas, puesto que el modo Vanilla -sencillo- del juego se asemeja a Guitar Hero. Tienes que pulsar los botones al ritmo de la música, con símbolos que aparecen a distintas velocidades dependiendo del nivel de dificultad escogido. Al mismo tiempo se está celebrando una colorida manifestación pixelada, pero no creo que le dediquemos mucha atención al fondo si estás buscando obtener una puntuación alta.

Pride Run

La dificultad más baja -o más bien Virgin, seguida de Vicious y Queen según aumentamos la dificultad, un detalle que nos ha encantado- está bien balanceada, pero la dificultad más alta es una pasada. En Queen te verás pulsando y manteniendo botones o pulsando dos botones al mismo tiempo, todo a velocidades endiabladas. Los amantes de los juegos de ritmo ya saben donde se meten, obteniendo más puntos si te acercas al centro de los símbolos cuando aprietes el botón, además de obteniendo buenas recompensas al realizar combos como era de esperar. Esto anima a rejugarlo para tratar de superar tus propios récords.

Una pega que hemos encontrado es el sonido emitido cada vez que pulsamos un botón, ya que puede acoplarse con la música formando tonos poco agradables. Además, cambia según la precisión de la pulsación, pero incluso cuando estábamos bordándolo, los sonidos chocaban con la música que tanto estábamos disfrutando.

Pride Run

Si te puedes permitir echar una ojeada rápida a la cabalgata podrás ver un montón de despiporre, y eso es debido a que el juego muestra el colorido, la pureza y la alegría de una celebración del orgullo dándoles además un giro de tuerca que lo mejora todo. La gente se unirá a ella según avances, atrayendo incluso ovnis mientras los arcoíris inundan todo. La inclusión por sexualidad y la lucha contra la discriminación es un mensaje positivo en cualquier circunstancia, pero es incluso mejor si viene envuelto de esta forma tan dulce.

Al final de la cabalgata te las tendrás que ver con un jefe en una arena de estilo 2D. En San Francisco podrás encontrar a alguien que "osea, para nada" no tiene nada que ver con Trump. Hay dos fases en estas peleas de baile. Primero, las pulsaciones de determinados botones son las que determinen qué ataque vas a usar. Una vez se realiza el ataque, tendrás que superar un minijuego para infligir daño, ya sea pulsando todos los botones, pulsando un botón para parar el medidor en una parte determinada de una barra, o realizando una secuencia determinada. Cuanto mejor lo hagas, mejor te irá en el duelo musical, hasta hacer llegar una barra arcoíris hasta el enemigo.

Esto no quiere decir que ellos no contraataquen, pero mediante pulsaciones de botón puedes realizar secuencias para contrarrestar sus movimientos, punto en el cual habrá que superar otro minijuego para librarnos del ataque. Si consigues hacerlo bien, el arcoíris avanzará, pero si fallas ellos te comerán terreno.

Una vez que la barra llegue al final tendrás que realizar un último asalto determinado por una secuencia de pulsaciones en la pantalla. Esto hará que lo enemigos se vean nadando en una ola de bondad LGBTQ+, algo que maquillará hasta las cejas a un hombre o le pondrá un vestido de Sailor Moon, entre otros.

En Pride Run recorrerás el mundo con estas cabalgatas, desbloqueando ciudades en Europa, América del Norte, Asia y mucho más, y esto es un punto importante porque en la vida real no todas esas áreas son partidarias de este tipo de movimientos. Porque Madrid o Berlín sí son auténticas, pero Rusia y Turquía no. Resulta estupendo el poder ir a esas zonas en este entorno virtual para disfrutar esta maravillosa comunidad, viendo además como cambian las influencias en la música según donde estemos.

Pride Run

Sin embargo, en el modo Play Hard -Jugando Duro- el reto es distinto. Aquí nos encontramos en una experiencia más estratégica donde controlaremos la cabalgata en sí, dejando la acción rítmica a un lado. Antes de que comience el desfile tendrás que reclutar un grupo de miembros limitado por unos puntos de poder que no deberás superar y cada tipo tiene un coste. Según avances en el juego se desbloquearán más unidades, reforzando nuestra manifestación.

Visualmente no varía mucho respecto al modo Vanilla, excepto en que ahora tú estas al mando de los grupos. Usando el stick izquierdo seleccionas una unidad y la mueves con el stick derecho, todo mientras se nos ofrecen movimientos en la parte baja de la pantalla que podremos realizar pulsando los botones indicados. Necesitarás reclutar a las personas que se encuentran en la acera con movimientos que ellos disfruten mientras estás cerca, siempre tratando de compaginar su tribu LGTBI+. También tenemos una barra de resistencia que limitará los movimientos que podremos realizar.

Como suele pasar en la vida real, también encontrarás algunos haters e intolerantes. Los homófobos aparecen rodeados de un aura roja que transmite malas vibraciones a la cabalgata para drenar nuestra barra de resistencia. Por tanto, tendrás que hacer uso de unidades defensivas como los osos para lidiar con esto, ya que cuentan con escudos para bloquear el daño. O incluso podrías hacer que tu líder -una unidad valiosa y poderosa- acelere el paso para evitar el ataque. Podrás incluso recoger potenciadores que tendrán unos efectos distintos según quién los active.

Pride Run

Pero eso no es todo, ya que dirigir y mover a tus «tropas» ayudará a reclutar más unidades que podrás utilizar, al estilo "no nos mires, únete", y algunos jefes menores aparecerán a lo largo de la cabalgata, lo que hará que tengas que sacarlos a toda prisa mediante rápidas pulsaciones de botón. Todo esto te lleva hasta una pelea final con los mismos jefes del modo Vanilla y con la misma mecánica, pero esta vez los jefes quizás estén un poco más descansados.

Si tras todo esto crees que no hay nada más, te equivocas. Podrás invitar hasta a cuatro amigos para jugar en el modo fiesta donde podréis hacer frente a los modos Vanilla y Play Hard de forma cooperativa. ¿Qué mejor que disfrutar en compañía de nuestros amigos del amor que derrocha este juego? No olvidemos que el 10% de todos los beneficios irán a Kaleidoscope Trust, una organización LGBTQ+ sin ánimo de lucro, por lo que el amor llega más lejos de lo que te imaginas.

En un mundo donde los titulares no son lo necesariamente inclusivos que deberían, especialmente para las comunidades LGBTQ+ de todo el mundo, Pride Run es un derroche de amor y energía necesario. Celebra todas las cosas que hacen del Orgullo algo tan significativo e importante, haciendo además que este viaje mundial transmita positividad a todos. Es colorido, audaz, y cuenta con sistema de juego que hace que todos los mensajes que intenta transmitir resulten mucho más dulces.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Pride RunPride Run
08 Gamereactor España
8 / 10
+
El mensaje de inclusión se agradece. La banda sonora es estelar, y es colorido y brillante. Ambos modos son divertidos y distintos entre sí.
-
El sonido usado en las pulsaciones puede chocar con la música de fondo.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Pride RunScore

Pride Run

ANÁLISIS. Autor: Sam Bishop

Un juego que destaca por sus vibrantes colores y su mensaje sobre inclusión mientras nos lleva a través de los orgullos LGTBI más importantes de la historia, aderezadas con más ritmo.



Cargando más contenido