Español
Gamereactor
avances
Dragonheir: Silent Gods

Primeras impresiones con Dragonheir: Silent Gods ¿El próximo gran RPG para móviles?

Hemos podido probar el RPG de SGRA Studio durante nuestra estancia en Alemania con motivo de la Gamescom 2023.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Cada vez es más habitual ver RPG diseñados tanto para PC como para móviles. El género puede adaptarse tanto a un ratón y un teclado como a los controles de una pantalla táctil y, sobre todo en el pasado, esto ha llevado a la creación y el lanzamiento de Diablo Immortal, un juego que sigo pensando que es uno de los mejores títulos para móviles del mercado, aunque tenga sus demonios monetizados. Pero la razón por la que traigo a colación el título de Blizzard es porque me pareció muy similar al proyecto de SGRA Studio Dragonheir: Silent Gods, un título que tuve la oportunidad de probar durante unos 20 minutos durante la Gamescom de este año.

Dragonheir: Silent Gods

La demo que tuve la oportunidad de probar empezaba muy poco después de empezar la historia, por lo que era muy difícil entender lo que estaba pasando. La jerga y los términos de fantasía se repetían constantemente, lo que significa que no era el título más fácil de entender desde el punto de vista de la historia. Sin embargo, la jugabilidad es bastante intuitiva y, tras unos momentos de ensayo y error, explorar el mundo y enfrentarse a los combates se convierte en algo natural.

La exploración del mundo abierto consiste en guiar a un grupo de personajes desde una perspectiva isométrica por un mapa que parece pequeño en comparación con la escala de los personajes. Piensa en Civilization y en cómo los modelos de los personajes se ven ampliados a escala para que viajar no te lleve una eternidad por el gran mapamundi. En el mundo, puedes saquear cofres para conseguir oro y otros objetos útiles para mejorar a tus personajes, y puedes encontrarte con otras personas para aceptar misiones adicionales y participar en el sistema narrativo de diálogo ramificado, e incluso entrar en contacto con enemigos, lo que da pie a un encuentro de combate.

Publicidad:
Dragonheir: Silent GodsDragonheir: Silent Gods

En mi experiencia con la versión para móviles de Dragonheir, el combate se desarrolla de tal manera que empiezas colocando a tu equipo en una cuadrícula de forma que proteja mejor a los personajes más débiles y prepare a los más fuertes para absorber el daño. Una vez completado el procedimiento de colocación, comienza la batalla y, a partir de aquí, tu única intervención es activar la habilidad de cada personaje cuando haya terminado de cargarse. En el caso de los personajes ofensivos, puede tratarse de un ataque de gran daño a un enemigo, o de un ataque de área, y en el caso de los personajes de apoyo, puedes activar un charco de curación o aumentar la defensa de tu equipo. La principal pega de las habilidades es que cuando activas una, se tira un dado de 20 caras, y el lado en el que cae determina la fuerza de la habilidad (siendo 20 el máximo y 1 un fallo crítico).

Dragonheir: Silent Gods

Hay claras influencias de Dragones y mazmorras en este juego, y por si sirve de algo, Dragonheir también baila con la complejidad de ese juego de mesa. Por un lado, las premisas básicas del juego son muy fáciles de entender, pero por otro, hay un montón de elementos adicionales de RPG y ofertas de personalización que elevan significativamente el reto de ser capaz de entender rápidamente el juego. Todo esto se suma a la oferta monetizada, que por lo que he podido ver incluye formas de gastar monedas premium para desbloquear nuevos personajes que puedes añadir a tu equipo.

Publicidad:
Dragonheir: Silent Gods

Así que, aunque la escala y las complejidades de Dragonheir fueron algo que me pilló por sorpresa, como es el caso de muchos juegos que también debutan en la plataforma móvil, creo que vale la pena esperar a ver el alcance de la oferta de monetización antes de hacer un juicio firme sobre este juego. Por supuesto, las batallas son emocionantes, los escenarios apasionantes, el mundo está repleto de contenido y los gráficos son bastante buenos para estar dirigido a dispositivos móviles: hay mucho por lo que entusiasmarse. Pero si el juego también se define por la cantidad de dinero que se invierte en él, la cosa cambia, así que, por el momento, me mantendré cautelosamente optimista sobre Dragonheir: Silent Gods.

Contenido relacionado



Cargando más contenido