Español
Gamereactor
avances
Dragon's Dogma 2

Primeras impresiones con Dragon's Dogma 2: Todo héroe necesita compañeros fieles para triunfar

Hemos podido jugar una versión muy primigenia del próximo gran RPG de Capcom y hay muchos motivos para alegrarse (y un par a tener vigilados).

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Disfruté mucho con Dragon's Dogma en su momento. Una fantasía épica clásica en forma de RPG de acción con muchos matices tomados de una gran aventura de D&D mezclados con algo de sabor japonés (siendo este un juego "occidental" desarrollado por japoneses, tiene algo de sentido), que me atrapó con la fuerza de las garras de un dragón. Sin embargo, al retomar mi vieja partida en Dark Arisen, no pude obviar el hecho de que han pasado ya demasiados años desde aquel lanzamiento, y por eso me entusiasmó la oportunidad de probar por primera vez este Dragon's Dogma 2, que a priori es muy similar en estética y diseño del mundo, pero que muy pronto se abre con nuevos sistemas, variedad de personajes y estilos de juego, y un abrumador mapa que promete incontables horas de exploración, combates e infinitos cofres de botín.

Dragon's Dogma 2

No me cuentes historias, dame esa espada

La sesión a puerta cerrada comenzaba con una breve introducción sobre el juego, aunque obviando cualquier detalle de la historia por el momento. Así que tranquilos, que no hay ni un atisbo de spoilers aquí. Esta toma de contacto es para ver las sensaciones que nos deja a los mandos del Dualsense en PS5 y probar algunas de las 8 clases de personajes (más bien, Vocaciones), que veremos en el lanzamiento, entender el sistema de compañeros (Peones), explorar una pequeña (muy pequeña) porción del mapa y tomarle el pulso a algunos enemigos y un par de jefes.

En la hora que pudimos probar el juego tuvimos acceso a tres personajes con vocaciones diferentes: Arquero, Guerrero y Ladrón. Nos animaron a probar primero con la Arquera, ya que supuestamente es la que más ligada está a la historia principal del juego, y comenzamos con ella saliendo de un pequeño campamento junto a tres compañeros controlados por la IA (cada uno de una clase diferente) para salvar a un soldado novato que aún no ha regresado de hacer el reconocimiento. Y tras ponernos en marcha, salimos a un soleado día en las colinas salpicadas de árboles y pastos con un lago más abajo donde las aguas tranquilas reflejan el sol. El diseño del entorno es uno de los principales puntos a favor que ya puedo aventurar para Dragon's Dogma 2, y es que en todo momento da la sensación de que estamos ante un mundo natural y vivo donde habitan animales y los viajeros se saludan en los caminos.

Publicidad:

Pero ahorra no nos podemos detener demasiado en el paisaje porque una enorme sombra nos pasa por encima y se dirige junto a otras al foco de unos gritos de ayuda: es el soldado desaparecido. El grupo de aventureros se acerca y comienza un combate contra un grupo de Harpías que chillan mientras atacan en picado. En este caso la elección de la clase de Arquero es ideal, porque con algo de pericia puedes disparar con R1 a los monstruos en movimiento para hacer que caigan al suelo y rematarlos a placer tú o tus compañeros.

Dragon's Dogma 2

Luchamos juntos, ganamos juntos

Cuando juegues en el futuro a Dragon's Dogma 2 en solitario verás que puedes crearte a tu propio acompañante desde cero con un estilo de combate que armonice con el tuyo, pero los otros dos huecos quedarán vacíos para, o bien juegues con alguien en sesión multijugador, o busques personajes que te encuentres por ahí y los añadas a tu 'party'. Reconozco que he sonreído al encontrarme a un tipo enorme andando con una armadura negra y un espadón al que me ha faltado gritarle "¡Eh, Guts!, ¿Te vienes conmigo?", por ser un claro homenaje a Berserk.

Publicidad:

Posiblemente, entre tú y tus tres compañeros (bien sean jugadores en el futuro, bien controlados por la IA) podréis dar buena cuenta de cualquier criatura que os encontréis, porque la inteligencia artificial de estos aliados me ha sorprendido para bien, el grupo sabe moverse y repartirse entre las amenazas y les ataca como si de jugadores reales se tratara, además de prestar apoyo por si el canto hipnótico de las Harpías te imbuye el efecto de sueño y caes dormido al suelo. Rematadas las Harpías, el peligro pasa, y mandamos al agradecido soldado de vuelta al campamento, terminando así la misión.

Podríamos volver con él y cobrarnos una modesta recompensa, o bien podemos seguir explorando las colinas y acercarnos a ese campamento de goblins que custodian un cofre. Los eventos de mundo son una constante en Dragons Dogma 2, y en esta breve sesión hemos visto como incluso entre diferentes monstruos (como trasgos y lobos) luchaban entre sí cuando llegaba nuestro grupo. En ese momento pueden volverse contra ti o pueden seguir a lo suyo, aunque tampoco es que les vayamos a dejar tiempo para decidirse.

Dragon's Dogma 2

De vuelta al campamento de trasgos, podemos entrar directamente repartiendo flechas y espadazos al grupo, pero entonces me atrevo a probar algunas de las habilidades únicas de clase que tiene la Arquera y lanzo una flecha cargada que elimina de golpe a dos de ellos que estaban en línea. Las habilidades especiales son tremendamente poderosas y, al menos en esta demo, no tiene mucho tiempo de recarga antes de que puedas reutilizarlas. Posiblemente, esto haga que estos escaramuzas iniciales suelan salir bien, pero que en fases más avanzadas del juego los enemigos sean mucho más duros y haya que enfrentarlos de una forma más táctica. Además, como arqueros, lo nuestro es el combate a distancia, y no contamos con armas a melé, por lo que si se acercan lo suficiente pueden ser un peligro.

Un equipo con Vocaciones y habilidades variadas es crucial para que el ritmo de juego sea el adecuado. Por ejemplo, si nos enfrentamos a las Harpías usando La Vocación de Ladrón o de Guerrero, la estrategia es mucho más complicada si no tenemos apoyo de arcos, ya que hay que acercarse a la zona que sobrevuelan (y siguen chillando y haciendo que nos durmamos) y asesar un golpe con la esperanza de que impacte cuando hace un vuelo rasante. Dragon's Dogma se centra mucho más en el "nosotros" que en el "yo", al menos por ahora, así que hay que contar con que ni somos invencibles ni podemos hacer un "yo contra el mundo".

Vencido el campamento, abrimos el cofre de recompensas y nos dan una modesta cantidad de oro con la que ponemos rumbo al pueblo más cercano. No hemos podido ver mucho de los sistemas de comercio en esta primera vez con el juego, pero en el submenú de personaje vi que llevaba recogidos tanto distintos tipos de piedras y materiales de monstruo como carne de animal y plantas, por lo que el crafteo de objetos y equipo parece asegurado. Tampoco pude cambiar de armas o equipo, pero si mantienen el sistema del primer juego y podremos hacer Vocaciones híbridas, espero poder añadir tanto armas cuerpo a cuerpo como arcos (o hechizo de magia, aunque no podíamos probar las Vocaciones de hechicería, que parecen muy poderosas).

Dragon's Dogma 2

En el pueblo nos encargan un par de misiones secundarias muy sencillas, como darle una poción a una aprendiz de alquimista o buscar a un NPC concreto para que vaya a ver a otro y avanzamos para salir por la otra puerta, aunque en este punto arrugué la nariz, ya que la tasa de imágenes por segundo cayó en picado al pasar por los edificios y los numerosos NPC de la zona. No hay que olvidar que esto dista mucho de ser la versión final, aunque parece lo suficientemente estable como para pensar que pronto pueden dar una fecha de lanzamiento, donde esperamos no ver este problema.

Con las Vocaciones de Guerrero o de Ladrón tenemos la opción de ir con un tanque armado con una espada y con un escudo o con un ágil personaje con dos dagas rapidísimas. El Guerrero es una opción para aquellos que no buscan complicarse demasiado y buscar un cara a cara contra cualquier criatura y apoyar en la defensa a las Vocaciones más ligeras. El Ladrón, en cambio, es un personaje ágil, con unas dagas con las que puede infligir un daño tremendo si coge al enemigo con ventaja, lo que fue un alivio cuando, manejando al personaje, pude enfrentarme a un jefe de mundo. El cíclope salió de entre los árboles mientras peleábamos con la enésima manada de lobos hambrientos y cargó de frente contra todos a la vez. Con las armas desenvainadas me coloqué justo a su espalda y comencé a golpearle en los talones sin parar, hasta que de un golpe me dejó casi sin vida. Entonces probé la otra novedad en el combate que tiene Dragon's Dogma 2. Me agarré a él como si de Shadow of the Collossus se tratara y trepé hasta la cabeza, donde tras darle unos cuantos golpes cayó aturdido al suelo, momento en el que usé otra habilidad especial para encadenar un combo de muchos golpes seguidos con los que el cíclope murió a mis pies.

Dragon's Dogma 2

Terminada la demo, salgo con muchas buenas sensaciones. El mapa parece sencillamente inmenso (la porción por la que me moví durante una hora era diminuta, al parecer), la IA de los NPC es superior a la de la mayoría de títulos que usan este tipo de aliados, el combate es fluido y las diferentes clases te aseguran que encontrarás una que se ajuste perfectamente a lo que quieres hacer en el juego. Hay un par de asuntos que me inquietan ligeramente (ya que al preguntar por ello no me han respondido directamente, como son el desenfoque de movimiento y la sonada cáída de FPS que he sufrido en el área poblada. Si bien es cierto que la segunda es cuestión de que el juego entre en fase de pulido pre lanzamiento, el motion blur ha sido una constante molesta de la que no me podía librar por estar las opciones gráficas limitadas en esta prueba, aunque le he sugerido al equipo que, por favor, tengan en cuenta esto para la versión final.

No sé cuándo llegará Dragon's Dogma 2, pero sí sé que cuando lo haga ofrecerá una experiencia que el gran público seguro disfrutará. Y esto ha sido solo el comienzo.

Contenido relacionado



Cargando más contenido