Español
Gamereactor
avances
Nobody Wants to Die

Primeras impresiones con Nobody Wants to Die: Cuando Blade Runner conoció a BioShock

Critical Hit nos lleva a una Nueva York futurista del género noir que parece haber salido de Blade Runner o Altered Carbon.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Ha tardado lo suyo, pero cada vez vemos más juegos que van más allá de los límites del desarrollo moderno y del potente motor gráfico Unreal Engine 5. Hace poco, Ninja Theory presentó una joya visual con Senua's Saga: Hellblade II, y en julio le toca a la pequeña desarrolladora polaca Critical Hit Games ponerse a la altura con Nobody Wants to Die.

HQ

Se trata de una intensa aventura narrativa ambientada en una distopía de género noir de una Nueva York del siglo XXIV. Para ser exactos, es el año 2329 y el jugador se pone en la piel del detective James Karra para intentar resolver una serie de crímenes interconectados que parecen apuntar a la élite de la ciudad. Como estamos en un futuro lejano, la ciudad de Nueva York tiene coches voladores, un horizonte infinito de rascacielos, una iluminación constante de luces de neón. El estilo y la temática también recuerdan a los años de 1930, con arquitectura art déco, diseños de coches elegantes y estilizados, y una moda que pondría celoso al mismísimo Frank Sinatra. Nobody Wants to Die tiene una estética única que resulta muy molona y sofisticada y, al mismo tiempo, es cruel, oscura y distópica.

Las comparaciones con la temática y el estilo abarcan proyectos como Blade Runner y Altered Carbon. Hay una razón por la que el juego tiene ese nombre, y es porque en este futuro lejano, la muerte finalmente ha sido dominada. La gente vive mucho más tiempo que antes, a través de múltiples vidas gracias a una nueva innovación tecnológica que conserva la memoria en los cuerpos. De nuevo, piensa en Altered Carbon. Sin embargo, las personas todavía son mortales, y con poco esfuerzo, los humanos todavía pueden ser asesinados fácilmente, aunque ya no ocurra muy a menudo. Ahí es donde entra en juego el detective James, que en Nobody Wants to Die se encarga de hacer preguntas que otros considerarían irrelevantes. La élite de la ciudad está muriendo de formas extrañas, pero fácilmente justificables, y mientras las fuerzas del orden ignoran tranquilamente cualquier detalle secreto, James se da cuenta de que hay más de lo que parece, aunque plantear preguntas le ponga en grave peligro.

Publicidad:
Nobody Wants to DieNobody Wants to Die

A medida que James visita las diferentes escenas del crimen que hay por toda la ciudad, empieza a encajar las piezas de una trama global. Esto lo consigue no solo gracias a sus habilidades detectivescas, sino también con la ayuda de artilugios al estilo BioShock que le permiten manipular las escenas del crimen de innumerables maneras. El Reconstructor permite a James reconstruir literalmente elementos de la escena del crimen, pero para ello necesita pistas, de ahí que entren en juego la inteligencia y la intuición del jugador, ya que tendrás que explorar la escena y encontrar cualquier cosa que pueda darte alguna respuesta. Es posible que encuentres objetos con los que interactuar para obtener más pistas, o tendrás que usar un artilugio de rayos X para mirar bajo el suelo y seguir un cableado oculto, o incluso utilizar un artilugio de luz ultravioleta para seguir un rastro de sangre invisible a simple vista. Al combinar diversas tecnologías y prácticas detectivescas, Nobody Wants to Die consiste en descifrar metódicamente lo que parece ser la escena de un crimen para descubrir los secretos y que el autor desconocido y asesino está tratando de proteger a toda costa.

Aunque Nobody Wants to Die es principalmente un juego lineal, también contiene elementos de elección del jugador. Hay algunos diálogos menores que te permiten decidir puntualmente cómo responde James a sus compañeros. Lo mismo sucede con el Reconstructor donde, antes de abandonar la escena de un crimen, tienes que decidir en qué estado la dejas. ¿Querrás dar más motivos a las fuerzas del orden para sospechar de un crimen o dejar la escena en un estado que indique que se trata de un suicidio o un accidente? Tú decides, pero lo que elijas te llevará a uno de los muchos finales que el juego ofrece.

Nobody Wants to Die
Publicidad:
Nobody Wants to DieNobody Wants to Die

Por lo que he visto de Nobody Wants to Die hasta ahora, está claro que Critical Hit ha dado en el clavo con la sensación y la estética. Los diálogos y las ejecuciones parecen ir de la mano en la creación de este ambiente noir y cruel, y los impresionantes efectos visuales y gráficos proporcionan una imagen tan descriptiva que, en combinación con la dinámica de juego en primera persona, las sensaciones de inmersión son inmejorables. No obstante, tengo algunas dudas sobre cómo se plantea la dinámica de juego. Las partes de Nobody Wants to Die que se me han presentado me recuerdan un poco a Senua's Saga: Hellblade II, en el sentido de que estamos ante un juego impresionante y de gran calidad al que le falta un poco de dinámica de juego e interactividad con el jugador. Obviamente, todo esto podría cambiar una vez que Critical Hit muestre más detalles del juego, ya que por ahora todo esto son impresiones basadas en una escena del crimen de un solo nivel.

Hablando de las comparaciones con Hellblade, hacia el final del nivel hay una pequeña referencia a lo que parece ser una especie de batalla psicológica a la que se enfrenta el detective James. Las alucinaciones y los recuerdos parecen perseguir al detective, sobre todo en los momentos clave de la escena del crimen, por lo que cabe preguntarse si también tendremos que decidir qué es real y qué no.

Nobody Wants to DieNobody Wants to Die

En cualquier caso, estoy deseando que salga Nobody Wants to Die. Parece un juego muy elegante de aventura y misterio de estilo noir, que parece haber dado en el clavo con el ambiente y el tema de una Nueva York futurista inspirada en los años treinta. A mi juicio, quedan algunos aspectos por resolver, pero en líneas generales parece que Critical Hit tiene algo especial que ofrecer, algo que podría destacar y triunfar en lo que parece ser un mes de julio bastante pobre para los videojuegos.

Contenido relacionado



Cargando más contenido