Español
Gamereactor
análisis
Prince of Persia: The Lost Crown

Análisis de Prince of Persia: The Lost Crown

Ubisoft vuelve al espacio 2D para dar un nuevo giro (clásico) a la serie Prince of Persia, pero ¿es suficiente para empezar el año con fuerza o se queda a medias?

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Cuando se anunció Prince of Persia: The Lost Crown durante el Summer Game Fest del año pasado, al principio me mostré un poco escéptico sobre el juego. No estaba seguro de la dirección artística y los recientes problemas de la serie también me preocupaban. Pero unos días después, tuve la oportunidad de jugarlo por primera vez y la mayoría de mis dudas se disiparon. Desde aquel caluroso día de verano, he tenido varias oportunidades de probar The Lost Crown, y cada vez me he sentido más intrigado por el juego y la variedad de mecánicas que ofrece. Pero la gran pregunta es si este metroidvania en 2D consigue entretener de principio a fin.

La respuesta a esta pregunta es sencilla. Sí, sí la tiene. Pero no es una victoria completa y rotunda para Ubisoft. En primer lugar, me gustaría afirmar que el estilo 2D funciona aquí sin esfuerzo y la forma en que se presenta la jugabilidad es de primera. Se trata de una aventura fluida, trepidante y emocionante que te mantiene en vilo desde el primer minuto hasta que aparecen los créditos, gracias a sus complicadas plataformas y a sus desafiantes enemigos. En este sentido, es un Príncipe de Persia en toda regla. Además, los elementos metroidvania están bastante bien presentados. Chocarás contra las paredes y no podrás avanzar o explorar más sin la habilidad o herramienta adecuada, y esto es tan predecible y familiar como cualquier otro metroidvania de los últimos años. La nueva mecánica de captura de pantalla, que te permite hacer una foto de un lugar que has visitado para recordarte por qué deberías/necesitas volver allí, ayuda con la progresión, por supuesto. La cuestión es que funciona a un nivel fundamental, pero el principal problema de Ubisoft es cómo une el enfoque metroidvania y la narrativa general de este juego.

HQ

Por si no lo sabías, The Lost Crown no trata en realidad sobre el Príncipe de Persia. Más bien tomas el control de un guerrero conocido como Sargon, encargado de salvar al joven Príncipe de sus secuestradores. Poco después, descubres un complot que pone patas arriba las creencias de Sargón y su forma de entender el mundo, lo que lleva al héroe a un viaje en el tiempo para descubrir los motivos del verdadero antagonista y cómo derrotarlo. La narrativa lleva a Sargon por toda la ubicación del Monte Qaf, un lugar legendario donde el tiempo ya no funciona en sentido lineal, y aquí es donde vuelven a colarse los elementos de Metroidvania, porque tendrás que visitar biomas únicos, completar tareas, hablar con personajes, adquirir nuevas habilidades y equipo, todo ello en el camino hacia una destructiva batalla final. La idea es buena y razonable, pero en la práctica parece más una serie de obstáculos que Sargon debe superar para llegar a su destino final.

Publicidad:

Le falta delicadeza a la hora de transmitir su narrativa y, como gran parte de la historia se cuenta a través de ventanas de diálogo emergentes, no tiene la misma gravedad que otros juegos de acción y aventura. Los demás personajes, aunque presentes, no destacan precisamente, y si no fuera por las trepidantes y alocadas batallas con muchos de ellos, la mayoría serían probablemente olvidables. Pero, afortunadamente, donde este juego carece en un sentido narrativo, sobresale en muchas otras áreas.

Prince of Persia: The Lost CrownPrince of Persia: The Lost Crown

Por ejemplo, las plataformas. The Lost Crown se ha creado con Nintendo Switch en mente desde el primer día, lo que significa que en todas las plataformas este juego se juega con una fluidez increíble y normalmente a 60 FPS o más (he notado algunos descensos por debajo a veces en el dispositivo de Nintendo). Hay secciones de dificultad variable, pero cada parte del juego te permite hacer alarde de tu comprensión de la mecánica como mejor te parezca, y esto es fantástico porque muchas de las habilidades hacen cosas ligeramente diferentes y permiten a Sargon superar los retos que se le plantean de multitud de formas. Desde el uso de sistemas de inversión temporal hasta el teletransporte, pasando por los saltos aéreos y dobles, la escalada de muros y los saltos, los agarres, los deslizamientos y mucho más, hay toda una serie de técnicas de movimiento aplicables a la mayoría de los lugares del Monte Qaf. También son muy útiles a la hora de combatir, lo que significa que los sistemas básicos de hack n' slash se ven reforzados con un creativo conjunto de habilidades y armas que hacen de Sargon un personaje versátil y emocionante de manejar.

El combate tiene una gran profundidad y es un sistema necesario debido a la velocidad y ferocidad con la que atacan los enemigos normales y, lo que es más importante, los enemigos de los niveles jefe. Como cabría esperar de un metroidvania, The Lost Crown no siempre es un juego fácil de conquistar, y tendrás que practicar y perfeccionar los tiempos de parada y esquiva, y aprender los patrones de ataque de los enemigos para vencerlos. En el caso de los jefes, esto suele significar también averiguar cómo evitar devastadores ataques cinematográficos o habilidades que ocupan todo el campo de batalla si pretendes permanecer en pie para cuando sus barras de salud hayan disminuido.

Publicidad:

Ubisoft también ha manejado la progresión de una forma bastante satisfactoria. Consigues mejoras significativas a un ritmo atractivo, y puedes aumentar y mejorar tus objetos favoritos gastando la moneda que ganas al derrotar a tus enemigos. A veces también necesitarás recursos más raros para comprar una mejora, pero en general, si te mantienes alerta por el mapa y exploras a medida que avanzas en la historia principal, tendrás un montón de recursos con los que jugar a lo largo de la misión principal. También están los amuletos. Se trata básicamente de ventajas que puedes equipar (y mejorar) y que añadirán beneficios a Sargon y sus habilidades. Puede ser más daño de espada, un trozo de salud extra, protección contra un golpe mortal una vez por punto de guardado, etc., y puedes equiparlos como creas conveniente, suponiendo que tengas las ranuras para equiparlos, ranuras que adquirirás más a través de la exploración y el saqueo de cofres.

Hablando de exploración, el Monte Qaf está diseñado de tal forma que hay montones de desafíos y contenido adicional que explorar y encontrar, pero tampoco es un mundo enorme y abrumador. Es manejable de explorar y, del mismo modo, los secretos suelen ofrecerse de tal forma que no te darás cabezazos contra la pared en busca de respuestas. Ubisoft ha conseguido un agradable equilibrio entre desafío y facilidad de acceso en el sentido de la exploración.

Prince of Persia: The Lost Crown
Prince of Persia: The Lost CrownPrince of Persia: The Lost CrownPrince of Persia: The Lost Crown

Si antes mencionaba que la narrativa principal no estaba precisamente ligada a la vertiente metroidvania de una forma demasiado convincente, y por extensión esto a menudo dejaba la historia principal un poco que desear, lo mismo puede decirse de las misiones secundarias. Una gran parte de ellas giran en torno a encontrar y completar misiones coleccionables alrededor del Monte Qaf, y otras son historias menores que nunca llegan a intrigar. Está claro que, si nos fijamos en las misiones principales y secundarias, Ubisoft ha tenido problemas con la narrativa de este juego, ya que, si bien a menudo está bien y es útil, en comparación con la jugabilidad, el diseño de niveles, el combate, la exploración e incluso el estilo artístico (que mejora cuando se explora y a menudo se convierte en una monstruosidad cuando aparecen escenas en primer plano), carece de todo ello.

Para mí, esto resume a la perfección Prince of Persia: The Lost Crown. Por muchas razones, este juego es una auténtica pasada. Me lo he pasado en grande explorando el mundo y enfrentándome a todo tipo de peligrosas bestias y seres de mito y leyenda, hasta el punto de que me veo empezando un nuevo archivo guardado y afrontando el reto en una dificultad mayor. Pero que tenga sus puntos fuertes no significa que The Lost Crown sea un home run. Hay margen de mejora en este juego y en la forma en que está diseñado, sobre todo en el modo en que se entreteje la historia desde el punto de vista narrativo. Con este juego en los libros, Ubisoft tiene una plataforma brillante sobre la que construir el futuro, y espero que decidan hacerlo, porque está claro que entre este juego y títulos fantásticos como Rayman Legends en el pasado, Ubisoft tiene afinidad por los emocionantes títulos de acción y aventura en 2D o Metroidvania.

08 Gamereactor España
8 / 10
+
Gran conjunto de plataformas y combate. Excelente rendimiento en todas las plataformas. Sólido ritmo. Atractivo mundo por explorar. Gran variedad de enemigos y jefes.
-
La narrativa a menudo deja un poco que desear. Las misiones secundarias y los desafíos no son nada del otro mundo.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Prince of Persia: The Lost CrownScore

Prince of Persia: The Lost Crown

ANÁLISIS. Autor: Ben Lyons

Ubisoft vuelve al espacio 2D para dar un nuevo giro (clásico) a la serie Prince of Persia, pero ¿es suficiente para empezar el año con fuerza o se queda a medias?



Cargando más contenido