Español
Gamereactor
análisis
Princess Peach: Showtime!

Análisis de Princess Peach: Showtime!

Si Peach Patinadora es más deslumbrante que Elsa de Frozen se dice y no pasa nada.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Si eres un jugador avezado y te tomas la nueva aventura de la princesa Toadstool como "el nuevo plataformas de Nintendo", es posible que se te quede un poco corto. Aunque la compañía ya lleva décadas lanzando juegos del género más accesibles para todos los públicos (principalmente los protagonizados por Kirby), este es una declaración de intenciones mucho más firme. En otras palabras, Princess Peach: Showtime! es una bonita aventura teatral concebida principalmente para nuevos jugadores, mayores o pequeños, que quieran adentrarse en el medio. Claro que, el derroche de fan service para amantes de la princesa puede compensar con creces el poco desafío a los mandos.

Eso y la puesta en escena. Empecemos por ahí. Con la premisa de que cada nivel es una obra teatral, y de que Peach se ha propuesto salvar el Teatro Esplendor y a los bambalinos de la malguria propagada por la retorcida Doña Grape, cada nivel se ha concebido como una obra en la que todos, ya sean malos, buenos, o la propia Peach, interpretan un papel. Y aunque ya hemos visto un buen puñado de videojuegos inspirados en el teatro o en las marionetas (seguro que Puppeteer te viene a la mente), estamos probablemente ante el mejor homenaje al mundo del teatro que se haya jugado en el medio, y de paso ante un despliegue 'interpretativo' de la propia Peach nunca visto (película de Super Mario Bros. aparte).

Princess Peach: Showtime!
Publicidad:

La presentación es simplemente fantástica y lo más destacable de todo el juego. La pantalla de carga es el telón, suena la bocina de llamada para que todo el mundo se siente en silencio en sus butacas, y se abren las cortinas para dejar ver cómo se ha dispuesto todo en el escenario, con su atrezo, sus elementos colgando de hilos o sus focos, esto último con un especial cuidado para seguir a los protagonistas o para enfatizar algo en concreto. El juego destila amor por el teatro también en su guion, en el hecho de que haya que salvar a los Esplendis (los actores raptados), o en el magnífico edificio en el que sucede la aventura. Hay detalles por doquier, incluyendo breves incursiones entre bastidores en los que Peach consigue objetos extra mientras la música, que también es muy buena, se enmudece al otro lado.

La chicha jugable, por tanto, son las obras en sí. La estructura, como el resto del juego, está muy bien explicadita. Existen diez roles que la princesa se dispone a asumir a falta de los actores originales. Estos papeles son en realidad transformaciones que le conceden poderes o habilidades dentro del mundo de fantasía, a saber:


  • Peach Espadachina

  • Peach Repostera

  • Peach Sirena

  • Peach Vaquera

  • Peach Kung-fu

  • Peach Ninja

  • Peach Superheroína

  • Peach Furtiva

  • Peach Patinadora

  • Peach Detective

Princess Peach: Showtime!Princess Peach: Showtime!Princess Peach: Showtime!
Si fuera teatro o cine de verdad, diríamos que "Pueach está fantástica" en todos sus papeles.
Publicidad:

Con esto en mente, hay una obra inicial o introductoria en la que la princesa se prueba en su nuevo rol, otra en la que ya demuestra su maestría interpretativa y una más dedicada a rescatar al Esplendi de turno de las garras de Grape y su malguria. Este planteamiento está muy bien porque el jugador sabe qué esperar y porque las obras van variando el estilo y el ritmo de juego, pero se nota que para algunos papeles se quedaron sin ideas y por tanto los niveles segundos o terceros van resultando más repetitivos.

Dicho esto, hay momentazos a cada rato, y algunas transformaciones realmente divertidas y estelares. Peach Kung-Fu es toda una delicia para el que escribe por haber practicado el arte marcial y ver lo respetuoso de sus movimientos, mientras que Peach Patinadora es absolutamente deslumbrante y muy original en sus mecánicas. Esto mismo pasa con Detective, Repostera o Sirena, que cambian lo que se espera de un juego de acción y plataformas con mecánicas como la deducción, los minijuegos pasteleros (estilo Cooking Mama) o el control de los peces y el canto.

Aunque esa Peach Patinadora pueda superar en encanto a Elsa de Frozen para cualquier nintendero, quizá el juego deja un poco sensación de complejo de princesa Disney y Pixar. No vamos a decir nosotros en qué se puede convertir Peach, pero aparte de Elsa nos parecía en ocasiones tener delante a Ariel de la Sirenita, a los Increíbles, e incluso a Jessie de Toy Story.

HQ

Aparte de los niveles que resultan pesados o repetitivos porque las mecánicas o las ideas ya no dan más de sí (incluido algún jefe bastante pobre), tenemos otras pegas con cuestiones tanto de diseño, como de rendimiento. Respecto a lo primero, a veces el juego quiere ayudar tanto con los controles que termina haciéndolos más torpes o estropeando la respuesta inmediata que esperamos de Nintendo, irónicamente como si los hilos de las marionetas no te dejaran hacer lo que quieres. Por otro lado, en demasiadas ocasiones quieres ir hacia atrás para explorar una parte del escenario y el juego ya ha decidido que no debes. Y respecto a la parte técnica, yendo por delante como decíamos que presentación, animación o iluminación son de primera, los tiempos de carga son exagerados incluso cuando recargas un nivel recién empezado, y el framerate sufre en demasiadas situaciones (mucho más en portátil, donde además pierde mucha resolución). Esto estropea un poco un conjunto tan bonito.

Habiendo completado Princess Peach: Showtime! no es la práctica ausencia de dificultad su principal pega. De hecho, es un excelente juego para principiantes y os podemos confirmar que a los niños les encanta. Es variado, tiene ideas muy originales y varios momentos muy buenos, pero los niveles más mediocres, el encorsetado y la falta de finura técnica impiden nuestra ovación unánime.

HQ
Princess Peach: Showtime!Princess Peach: Showtime!Princess Peach: Showtime!
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Ideal para principiantes o niños pequeños. Presentación exquisita. Transformaciones variadas y cambios de ritmo. Honra la magia del teatro. Luz y animación. Peaches, Peaches como nunca antes.
-
Algunos niveles mediocres o repetitivos. Rendimiento pobre, sobre todo en portátil. Los hilos tiran demasiado.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido