Español
Gamereactor
avances
Pro Evolution Soccer 2013

Pro Evolution Soccer 2013 - impresiones

Cada nuevo juego de fútbol promete una revolución. Sin embargo, hoy en día es difícil discernir qué hay de nuevo en las entregas de cada año.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

No quiere decir que los desarrolladores de Pro Evolution Soccer 2013 sean vagos. Justo lo contrario. Es que lleva un poco más de tiempo ahora que conocemos su trabajo.

El cínico se limitaría a decir que, comparado con su predecesor, no han retocado mucho. Y de hecho, las diferencias son tan mínimas que a primera vista es difícil darse cuenta de que este es un juego nuevo.

Aún más que el año pasado, nos centramos en los detalles del control. Este es un juego mucho más fluido, y eso que la serie siempre ha ofrecido jugabilidad a toda velocidad. Pero a causa de la nueva disposición de botones, es casi imposible controlar el jugador seleccionado de forma manual. Tocando el botón lateral con el dedo índice se puede ajustar la velocidad manualmente, recuperando el control total sobre la pelota. Por contra, es algo que reduce la velocidad general del juego, mientras que los pases se deben cargar durante más rato. La flecha que aparece sobre los jugadores que ya están controlados se suma a todo este lío.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

El árbitro también parece mucho menos quisquilloso que en juegos anteriores, así que se corta un poco más a la hora de interrumpir el juego. Sin embargo, también parece que hay muchas situaciones en las que levanta demasiado la mano. Subir la pierna por encima de la cintura, entradas brutales desde atrás y otras faltas muy duras se quedaron impunes.

Y sin embargo, el trencilla sacó amarilla por faltas mucho menos espectaculares. Esto te sacará de quicio (la tele y los muebles del salón corren peligro de recibir el mandazo de turno). Aun así, si bien estos fallos eran notorios en las versiones de preview anteriores, no debería ser el caso con el juego final, si la desaparición de problemas similares en las últimas entregas sirve de precedente.

Las expresiones faciales extremadamente rígidas son irritantes, pues es un área en la que esperarías que se hubieran puesto al día a estas alturas... ojalá también sea algo que pueden apañar para el lanzamiento definitivo. Los rostros realistas aportan mucha autenticidad, y está claro que estas no están a la altura de la competencia de EA Sports. No obstante, las animaciones mejoradas son fáciles de reconocer, especialmente en duelos uno contra uno o a la hora de controlar globos muy altos. No pinta nada mal, la verdad.

Nada más empezar nos invitaron a jugar un modo entrenamiento. Se trata de una práctica muy elaborada y detallada, incluso meticulosa, casi a niveles frustrantes. El disparo con el tobillo se supone que es difícil de dominar, pero en realidad sale bastante fácil (carga el disparo y toca cuando el jugador golpea la bola). Pero aunque los balones entraban en la portería, no nos aprobaron el examen. Nunca sabremos por qué.

La dificultad ha bajado considerablemente en Pro Evolution Soccer 2013. A lo mejor se trata de un fenómeno de la 'preview build', pero la facilidad con la que algunos oponentes perdían en la dificultad más alta llegaba a ser preocupante. Además, disparar después de los rechaces significó una suma insólitamente alta de goles.

Después de que el comportamiento de los jugadores manejados por la IA mejorara con una de las actualizaciones regulares del juego, PES 13 debería seguir avanzando algo más en ese sentido. Esto tampoco se notaba en esta versión, lo que derivaba en muchas situaciones en fuera de juego porque los jugadores no se movían o lo hacían de forma extraña.

Pro Evolution Soccer 2013

Karim Benzema, por ejemplo, se hace un lío constantemente con la regla del fuera de juego. Una y otra vez se queda atrás en la línea defensiva rival, para luego tirar la carrera hacia el frente. Este comportamiento reduce el tiempo disponible para ponerle una bola decente hasta que casi no deja hacerlo.

En otros casos, los jugadores se quedan completa e inesperadamente parados frente al área de penalty, sin seguir corriendo para recibir el pase. Hasta las internadas más evidentes quedaban sin aprovechar por parte de unos compañeros de equipo pasmados.

Esto nos lleva a una función que está realmente bien hecha en el nuevo PES: el Teammate control.

Si nuestros compañeros no se comportan como es debido, aún queda la opción de moverlos con el stick derecho. Sin embargo, obligar al jugador a manejar a su equipo de esta forma es problemático, pues probablemente tenga el pulgar derecho ocupado con cosas más importantes. Hay una versión manual que permite controlar un segundo jugador completamente con la palanca derecha. Una vez más, si los compañeros fueran más listos para actuar independientemente, no habría que contemplar esta gran idea.

En resumen, la veterana serie estaba aún un poco fría en esta 'build'. Sin embargo, como hemos dicho, suele haber alteraciones significativas entre las versiones de preview según nos acercamos a la copia final. Esperamos grandes avances en la recuperación de PES 13 la próxima vez que saltemos a su terreno de juego.

Pro Evolution Soccer 2013
Pro Evolution Soccer 2013
Pro Evolution Soccer 2013
Pro Evolution Soccer 2013
Pro Evolution Soccer 2013
Pro Evolution Soccer 2013
Pro Evolution Soccer 2013
Pro Evolution Soccer 2013
Pro Evolution Soccer 2013
Pro Evolution Soccer 2013
Pro Evolution Soccer 2013
Pro Evolution Soccer 2013

Contenido relacionado

Pro Evolution Soccer - PES 2013Score

Pro Evolution Soccer - PES 2013

ANÁLISIS. Autor: David Moschini

PES 2013 se deja de grandes innovaciones este año. Quizás sea demasiado poco para robarle mercado al todopodersoso FIFA. Una pena, porque este juego lo hace casi todo bien. Casi...



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.