Español
Gamereactor
avances
Pro Evolution Soccer 2016

Pro Evolution Soccer 2016 - Impresiones con la demo

¿Habrá logrado Konami hacer un juego capaz de acabar con el reinado de FIFA?

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

En 2014, Pro Evolution Soccer se estrenó por fin en las consolas de nueva generación tras haberse perdido la oportunidad de salir en su primer año de vida. A pesar de todo, fue un buen debut. Tenía algunos puntos débiles por aquí y por allá, y es cierto que Konami había dejado muchas cosas mejorables, pero los fundamentos de PES 2015 eran sólidos. Incluso se podría debatir si más que los de FIFA 15.

Mientras que el título de EA Sports perdía solidez en algunas mecánicas concretas (algo que la compañía está tratando de arreglar en FIFA 16), aquel Pro Evolution Soccer había dejado marcado el camino por el que seguir en esta generación. Y, por lo que podemos comprobar con esta demo, PES 2016 lo está haciendo. El juego es muy fluido y los controles ofrecen una representación excelente de lo que es el fútbol. Konami se ha dedicado a destacar sin parar un punto de su juego, la inteligencia artificial mejorada de los jugadores seleccionados, y eso se nota en cuanto le pones las manos encima. Los futbolistas de tu equipo buscan espacios entre la defensa con mayor frecuencia y los encuentran con mejor resultado, o lo que es lo mismo, abren más líneas de pase. Por cierto, también ocurre al contrario.

Porque cuando más se nota la mejoría de la IA es durante la fase defensiva. Los equipos cierran líneas y hacen marcajes de forma más efectiva, obligando a quien tiene la posesión a mover el balón más y de forma más directa, sobre todo ante una defensa sólida. Por ejemplo, en los contrataques es más fácil encontrar espacios naturales y jugar más vertical. En comparación con FIFA 15, en el que las mecánicas defensivas tienen muchos problemas, es una delicia que tengas un equipo capaz de presionar de forma efectiva a quien lleva la bola. Sobre todo utilizando al segundo jugador (apoyo defensivo) al mismo tiempo que el primero corta la línea de pase. Por supuesto, si todo esto se hace de forma descontrolada se da el caso opuesto y se produce una debilidad defensiva porque te dejas un hueco en la espalda. Sin olvidarse de que hay que tener en cuenta la barra de rendimiento, que baja mucho cuanto más se presiona, sobre si se hace sin sentido.

También hay que mencionar que la IA es capaz de gestionar la presión con mucha más solvencia de la que lo hace la de FIFA 15. No tiene ningún problema en pegar un patadón adelante o incluso en echar la pelota por la banda si es mejor solución que vender al portero. Aunque todo esto no quiere decir que sea perfecta, aun hay cosas por mejorar, como por ejemplo que dentro del área los defensas se vuelven muy blanditos para evitar que les piten un penalty, y eso hace que sea demasiado fácil meter un gol en cuanto un delantero tiene el balón más o menos bien controlado porque no se tiran a bloquear.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Pro Evolution Soccer 2016Pro Evolution Soccer 2016Pro Evolution Soccer 2016

En cuanto al control, Pro Evolution Soccer 2016 se maneja como la seda, incluso sin la función de primer toque a la que es tan fácil acostumbrarse en su título rival. Aquí no hay una avalancha de novedades en comparación a la versión anterior, más bien, Konami se ha dedicado a mejorar la interacción física entre los jugadores. Las batallas por la posesión se han vuelto más duras y eso ha quedado reflejado en un buen puñado de animaciones nuevas. Ya nos confesó el producto manager del juego, Adam Bhatti ante el micrófono de Gamereactor que íbamos a echarnos alguna risa y que saldrían vídeos algo ridículos, pero que no les preocupaba demasiado. Sin embargo, en estos primeros partidos que hemos echado no hemos visto nada que sea como para alarmarse. Pero, efectivamente, el sistema de físicas parece más fuerte que el que hemos probado en los últimos FIFA, y ya sabemos lo que hay colgado en YouTube al respecto).

Hay muchas animaciones con las que ir contando cada una de esas pequeñas historias que pasan sobre el campo en cada partido, varias formas de controlar el balón o de protegerlo. Un aspecto maravilloso de PES 2016 es el control de los balones aéreos. Hay varios toques, ya sean con el pie, la cabeza o la rodilla, con lo que dar continuidad a la jugada incluso a media altura. Si se produce en una situación y posición adecuada vamos a ver movimientos muy bonitos. En cuanto al portero, hasta la fecha no nos han salido situaciones raras ni absurdas, más bien parece que siempre actúan de forma creíble, incluso cuando hacen cantadas, que también son parte del fútbol.

Ahora toca darse un paseo por los aspectos negativos, que también los tiene. Por ejemplo, gráficamente no es nada impresionante. Las caras de los jugadores están bien y ya hemos dicho que las animaciones son muy buenas, pero el conjunto es flojo en comparación con su rival o con lo que se puede esperar en esta generación. Básicamente, parece una versión mejorada de lo que vimos en PS3 y Xbox 360 más que un PES de nueva generación. Es como si Konami se hubiera centrado en mejorar la jugabilidad y se hubiera quedado estos aspectos técnicos para el futuro.

En este catálogo de cosas que no pegan están las celebraciones, que se han convertido en un híbrido raro entre las viejas de PES y las de los nuevos FIFA. Puedes controlar un poco lo que ocurre y elegir las animaciones del vídeo, pero sin están bien hechas ni fluyen de forma adecuada. Han dado un paso en la dirección correcta, pero un paso muy cortito en comparación a lo que ya se puede hacer en otros títulos deportivos. Y lo mismo ocurre con la interfaz de usuario y con los menús, que son completamente arcaicos. Por ejemplo, en esta versión 2016 dejar preparado todo el sistema táctico requiere un esfuerzo innecesario.

La demo pública de Pro Evolution Soccer 2016 nos ha dejado muy buenas sensaciones. Es muy prometedora y nos dan ganas de seguir probando lo que nos va a traer Konami a partir del 17 de septiembre. Es un juego de fútbol muy sólido que nos invita a jugar partidos de mucha calidad, y además tiene un control excelente. Está claro que aun tiene muchas cosas que mejorar, pero esto es suficiente para entender por qué hay tanta confianza en Konami respecto a este lanzamiento. Ahora la pelota está, nunca mejor dicho, en el tejado de EA, que tiene que demostrar hasta dónde puede llegar con FIFA 16.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Pro Evolution Soccer 2016Pro Evolution Soccer 2016Pro Evolution Soccer 2016Pro Evolution Soccer 2016
Pro Evolution Soccer 2016Pro Evolution Soccer 2016Pro Evolution Soccer 2016

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.