Español
Gamereactor
avances
Project CARS

Project CARS - Impresiones

Nos damos una vuelta en la versión para PS4 del nuevo simulador de conducción de Slightly Mad Studios.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

El trabajo de Slightly Mad Studios es el tipo de juego que podría esperar un fanático de las carreras y usuario de PS4 desde el lanzamiento de la consola.

Sería injusto juzgar Project CARS solo por sus gráficos, aunque es difícil resistir la tentación, ya que este juego luce un aspecto increíblemente rico hasta en consola. Conseguimos nuestra versión previa a través de Bandai Namco y parece ser una versión casi final. Desde entonces, nos sorprendemos arrancando el juego prácticamente solo para disfrutar de su belleza.

La competición bajo la lluvia y la tormenta es increíble. Los efectos climáticos están muy conseguidos, especialmente al jugar en una de las tres vistas de cabina. Si el agua llena el parabrisas de rocío, irás a ciegas, por lo que, si no vas en primera posición, agradecerás las luces de freno de los coches que llevas delante. Si vas en cabeza, tendrás menos problemas de visión, pero seguirás teniendo que lidiar con el aquaplaning y tus perseguidores. Esta es una experiencia increíble que se siente como nueva, sobre todo en juegos de carreras para consola. También han incorporado un ciclo completo de día y noche, y se puede ajustar el ritmo al que pasa el tiempo. En cada carrera, se pueden elegir dos características climáticas, por lo que una carrera puede empezar en medio de una tormenta horrible y terminar con un precioso amanecer.

HQ
Publicidad:

Todo eso con respecto a la apariencia del juego. Sin embargo, lo importante en un juego de carreras es la experiencia de conducción, y Slightly Mad Studios también ha bordado eso. El Mercedes-Benz 300 SEL 6.8 AMG, por ejemplo, es exactamente la bestia que es en el mundo real. Es difícil de controlar, potente y con una fuerza rebelde. Un prototipo de unos 811 CV y con una carga aerodinámica suficiente como para rivalizar con un agujero negro, si sus neumáticos están lo bastante calientes.

Antes de empezar a jugar, el juego nos pregunta qué clase de pilotos creemos que somos. Hay tres posibles elecciones: principiante, amateur y profesional. El objetivo es hacer que la experiencia de cada tipo de jugador sea lo más entretenida posible, y el juego consigue eso. Por supuesto, puedes ajustar los valores predeterminados hasta un nivel absurdo si así lo deseas. Esto incluye la capacidad de equipar manualmente el HUD configurable y ser capaz de mover elementos como la telemetría, el contador de vueltas o el minimapa a puntos fijados en el campo visual. Los efectos visuales como los destellos de luz o los filtros se pueden activar y desactivar. También se pueden crear configuraciones personalizadas para la presión de los neumáticos y los ajustes de los frenos, así como modificar la resistencia del volante o el mando.

Si estableces la experiencia de juego en la simulación, enseguida te das cuenta de lo difícil que es manejar un Porsche (huy, perdón, un Ruf GTR) bajo la lluvia en una pista estrecha. Si empiezas en el pack, experimentarás repetidamente apilamientos violentos en unas condiciones climatológicas duras, en las que los coches chocan unos contra otros brutalmente.

No se nos permite dar detalles sobre la mayoría de los circuitos, pero la oferta es inmensa e incluye varios clásicos de todo el mundo. En esta versión, se incluyen 70 coches, en su mayoría, de manufacturación europea. Hay coches deportivos de McLaren y Mercedes-Benz, pero también monoplazas y turismos cubiertos de adhesivos. La selección muestra un profundo gusto y conocimiento del mundo del motor y ha sido diseñada solo con la competición en mente; nada de ese incómodo marketing de nuevos modelos de todos los tipos de fabricantes (hasta donde hemos podido ver). No pretende ser tan completo como Gran Turismo o Forza Motorsport, pero todo lo que se ve en Project CARS cumple una función y ha sido bien implementado.

Publicidad:
Project CARSProject CARS

En esta build, hemos podido jugar en los modos fin de semana de carreras y entrenamiento, aunque, por supuesto, también hay un completo modo Carrera y contrarrelojes con marcadores online y un modo online. Puedes empezar la carrera en clases diferentes y hay algunos detalles muy buenos, pero dejaremos eso para más adelante... En cualquier caso, los ajustes de la sesión para el fin de semana de carreras rápidas son los esperados. Dicho esto, puedes jugar hasta contra 35 oponentes, lo cual es una buena sorpresa. Además, puedes fijar el número de vueltas o un comienzo en marcha, las vueltas de prueba o una vuelta de calentamiento para los neumáticos.

En cuanto empezamos a jugar, el DualShock 4 nos habla. Todas las órdenes del equipo y las explicaciones del juego se reproducen con un sonido que proviene del altavoz del mando, una función divertida. Las nueve vistas de la cámara que nos ofrece Slightly Mad son muy convincentes, siendo las mejores las tres perspectivas diferentes que se ofrecen desde el interior de la cabina. Como ya hemos comentado más arriba, los efectos del calor y la lluvia contribuyen a que este juego de competición capte tu atención inmediatamente. Ojalá tuviéramos un volante decente para PS4, pero incluso con el mando, la experiencia suele ser impresionante.

Project CARS es un regalo de Navidad atrasado para los aficionados a las carreras, especialmente para los usuarios de Xbox One y PS4 que buscan un simulador de competición bueno. Aunque Forza Motorsport 5 es un buen representante del género, actualmente no hay ningún juego de competición en PS4, algo que probablemente alegra mucho a Slightly Mad Studios. La versión para PC es tan genial como esperábamos, pero ahí hay una competición mucho más dura. No obstante, en PS4, Project CARS será el punto de referencia, al menos hasta que Gran Turismo 7 se digne a salir de boxes.

HQ
Project CARS
Project CARS
Project CARS
Project CARS
Project CARS

Contenido relacionado

0
Project CARSScore

Project CARS

ANÁLISIS. Autor: Kalle Max Hofmann

El Proyecto se hace realidad. Hemos estado unas buenas horas al volante del nuevo aspirante a rey del género.



Cargando más contenido