Español
Gamereactor
análisis
Quantum Error

Análisis de Quantum Error

Todo el mundo deseaba la llegada de la aventura de terror del estudio indie Teamkill Media afincado en Wyoming. Sin embargo, el juego deja mucho que desear.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Puedo entenderles. El otro día, el estudio indie TeamKill Media, con base en Wyoming, publicó una entrada de blog y empaticé mucho con lo que expresaron. No podían aguantar más las críticas de los fans y críticos de juegos que unánimemente habían dicho que el proyecto de terror y acción era demasiado ambicioso y que probablemente era uno de los peores juegos del año. No es para nada agradable tener que escuchar o leer esto después de haber trabajado tanto en el juego durante tantos años. No me puedo ni imaginar lo desmoralizante que tiene que ser. Podría ser lo equivalente a una estaca en el corazón. Poneos en su lugar, imaginad que el proyecto independiente en el que habéis trabajado prácticamente sin cobrar o cobrando muy poco, lo conseguís completar tras todo ese esfuerzo y lo lanzáis para que todo el mundo lo vea, y en vez de ser recibido con los brazos abiertos como esperabais, las horcas y los mazos de los jugadores y críticos lo hacen picadillo porque lo odian.

Quantum Error
Todo empieza con un pequeño incendio que luego muta hacia unos monstruos demoníacos y pulpos gigantes del espacio exterior.

No obstante, al mismo tiempo también empatizo con todos los fans que pasaban las hojas del calendario esperando al lanzamiento de Quantum Error e invirtieron 60 euros en un juego que se suponía que iba a ser una mezcla de los juegos de Dead Space y Las crónicas de Riddick, pero que al final resultó ser un montón de basura. Entiendo perfectamente que expresen su decepción, irritación y enfado sobre el tema. Jugar a juegos malos no es divertido. Estar ahí sentado, avanzando penosamente y pasando las horas con un producto fallido y mal diseñado es miserable. Así que imaginad tener que jugarlo obligatoriamente punto por punto porque es parte de tu trabajo diario. Obviamente, esto significa que no puedes simplemente apagarlo, desinstalarlo y olvidarte de él, sino que los críticos tenemos que volver atrás, volver a jugar, analizar e inspeccionar. Tener que pasar todas esas horas con el juego de terror cósmico de TeamKill Media ha sido una experiencia horrible.

Nos situamos en el año 2190, en el que la Inteligencia Artificial se ha apoderado de casi todo el planeta. El caos reina en el mundo y en el remoto Centro de Investigación Monad Quantum, que está situado a diez millas náuticas de la costa de California, se ha desatado un violento incendio que, por supuesto, te toca extinguir junto con el Capitán Jacob Thomas (del cuerpo de bomberos de Garboa) y tu compañero, Shane Costa. Ambos son bomberos experimentados y dos tipos muy duros. Una vez allí, Shane y tú os dais cuenta de que no se trata de un incendio normal, sino de una mezcla masiva de monstruos, mutantes, soldados IA, conspiraciones, universos paralelos y todo lo que está entre medias. TeamKill Media ha ido un paso más allá para mezclar Doom 3 con Dead Space, con Las Crónicas de Riddick: Fuga de Butcher Bay y con un toque de Resident Evil. A pesar de que esta ambición es entretenida, no hay casi nada en este juego que no sea desgarrador. De hecho, prepárate para sufrir, porque Quantum Error es un gran error.

Publicidad:
Quantum Error
Los incendios son preciosos, pero las funciones como bombero están mal diseñadas, al igual que los puzles.

Los "tutoriales" típicos de los juegos de hoy en día son de lejos los peores, sobre todo cuando se hacen de una forma increíblemente inflexible, difícil y estúpida. Cuando se hacen bien, como en Halo: Combat Evolved o se incluyen en la narrativa como en Half-Life, no tengo reparos en que me den un curso intensivo sobre lo que puedo esperar del juego. Sin embargo, en Quantum Error tarda al menos media hora hasta que se termina, lo que es la gota que colma el vaso. TeamKill Media me hizo pasar como jugador por dos tutoriales en esta aventura de terror. Ambas partes estaban fatal estructuradas y diseñadas de una forma tan absurda, que me daban hasta ganas de destrozar el ordenador. Cuando por fin se terminaron estas partes, la cosa siguió sin mejorar.

En Quantum Error juegas desde una perspectiva en tercera persona. Se han mezclado varios géneros de una forma muy ambiciosa. Apagar fuegos, resolver puzles, disparar a demonios mutantes y explorar. La idea era dejar que el jugador experimentara diferentes tipos de problemas y reducir el ritmo con puzles complejos, a menudo basados en el entorno, para luego retomarlo con un par de enemigos que solo buscan tu mutilación y aniquilación completa. Hubiera sido una gran buena idea si no fuera por el hecho de que nada funciona. Absolutamente nada. La exploración es rígida, aburrida y prácticamente inútil. Los puzles son demasiado predecibles y poco originales. Además, los tiroteos son de lo peor que he visto en años en juegos de este tipo. Encima, hay enemigos invisibles que no ves hasta que te matan y creo que eso dice mucho del juego. Para hacerlo todo todavía más miserable, necesitas medio minuto para seleccionar el arma a través de una interfaz cutre. A todo esto sumadle que la inteligencia artificial de los enemigos es increíblemente estúpida (algo que resulta muy absurdo, ya que parte de la temática básica del juego se basa en una IA peculiar que se apodera de gran parte de nuestro futuro inmediato). Por no hablar de las luchas de jefe, que son una compelta tortura.

Evidentemente, el hecho de que Quantum Error esté lejos de estar terminado en su lanzamiento no mejora la situación. El juego se cayó dos veces durante mis dos primeras horas, y por si eso no fuera suficiente, hubo muchos momentos en los que el juego decidió eliminar mi archivo de guardado o en los que perdía la siguiente misión y me quedaba en una especie de punto muerto sin contenido, y lo único que podría hacer era volver a empezar desde un punto de guardado anterior. Los 'checkpoints' del juego son completamente inútiles y parece que hayan diseñado el minimapa solo para cabrear a los jugadores. En 2023, es difícil encontrar un juego más frustrante que este, además por 60 euros y basado en lo que se considera generalmente como el mejor motor de juego del mundo.

Publicidad:

A pesar de todo, Unreal Engine 5 hace un muy buen trabajo con los gráficos y aunque hay juegos con gráficos mejores, en Quantum Error son la mejor parte. De hecho, son lo único bueno. Las secuencias cinematográficas están bien, los modelos de personajes no están nada mal y los incendios que tienes que apagar se ven muy bonitos. Además, la forma en la que trepan las paredes gris acero del centro de investigación es muy satisfactoria. Los efectos de sonido no son tan buenos, pero son pasables y los actores de doblaje hacen bien su trabajo a pesar de que la historia y el diálogo son un poco banales.

Quantum Error
Los enemigos son terriblemente estúpidos, parece que sea una broma del Día de los Inocentes.

Parece que a nadie le ha gustado la aventura de terror tan ambiciosa de TeamKill Media, y por eso se han enfadado tanto. Claramente, se puede ver todo el esfuerzo que se hizo para producirlo, pero no hay excusa que valga, Quantum Error es uno de los peores juegos del año. Está lleno de errores, tiene problemas con los archivos de guardado, está mal diseñado, las mecánicas del juego son muy malas y los enemigos son imbéciles. Estas no son cosas que apreciar. El juego compite fuertemente con The Lord of the Rings: Gollum y Skull island: The Rise of Kong, y tiene todas las papeletas para entrar en la categoría de los peores juegos de 2023.

02 Gamereactor España
2 / 10
+
Buenos gráficos.
-
Mecánicas de juego malísimas. Enemigos estúpidos. Puzles sin sentido. Increíblemente monótono. Está lleno de errores. Borra tus archivos de guardado.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Quantum ErrorScore

Quantum Error

ANÁLISIS. Autor: Petter Hegevall

Todo el mundo deseaba la llegada de la aventura de terror del estudio indie Teamkill Media afincado en Wyoming. Sin embargo, el juego deja mucho que desear.



Cargando más contenido