Español
Gamereactor
análisis
Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte

Análisis de Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte

Un pequeño paso para el lombax, un gran paso para la generación. Insomniac Games repite en PS5 con un exclusivo que sí se siente como un juego next-gen.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ
Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte

Os voy a ser sincero. No he sido un largo seguidor de Ratchet & Clank. De hecho, me subí a este carro cuando Insomniac Games lanzó el parche a 60 fotogramas por segundo para el juego de PS4, excusa perfecta para acercarme a la franquicia en esa especie de 'reboot' que, dicho sea de paso, iba como la seda en PS5.

Os voy a seguir siendo sincero. Me arrepiento y envidio mucho a los que llevan acompañando al lombax y su compañero robot desde la época de PlayStation 2. Porque la progresión desde entonces hasta ahora ha sido descomunal. Ratchet & Clank: Una dimensión aparte me llamó la atención desde el primer momento, y no me ha defraudado en absoluto.

Grandes valores de producción, un apartado técnico impresionante, con unos acabados que están "ahí ahí" con la película que acompañaba al juego de PS4 y unas mecánicas que ganan bastante con los nuevos añadidos. Desde luego, esperaba una buena aventura con Ratchet, Clank, Rivet y los demás, pero, para nada que me acabara empujando a querer explorar cada mundo hasta sus confines.

Me estoy acelerando, así que vamos a frenar y empezar desde el principio.

Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte

Ratchet & Clank: Una dimensión aparte es una continuación de toda la amalgama de juegos que precedieron al lanzamiento de 2016, ya que este se planteaba como una especie de reinicio de la serie. Su arranque lo deja claro, con un desfile dedicado a los dos protagonistas que dan nombre al juego, y que tarda muy poco en irse al traste por el ataque del Dr. Nefarius.

No hay que ahondar mucho más, porque los que han seguido el juego lo saben ya de sobra. Clank repara el Dimensionador para que su colega pueda viajar a otras dimensiones y encontrar otros lombax, Nefarius se lo arrebata y, a partir de ahí, grietas dimensionales, explosiones, tiroteos, exploración, compañeros separados y el estreno de la más que querida Rivet, coprotagonista de este juego. Aunque, todo sea dicho, es quien goza de más presencia en esta entrega.

A diferencia de otras entregas, Una Dimensión Aparte reparte el papel principal entre Ratchet y su álter ego interdimensional, Rivet. Por supuesto, no queda atrás Clank, que esta vez va a acompañar a la lombax mientras buscan la forma de arreglar lo que ha sucedido antes de que todo se vaya de madre y se produzca todo un cataclismo interdimensional.

Suficiente excusa para traer de vuelta planetas que desfilaron por antiguos juegos, aunque totalmente cambiados al aparecer en otra dimensión, como también para explorar nuevas mecánicas. Por supuesto, hablar de esta entrega, la primera que se lanza en PlayStation 5, es hablar de los cambios entre dimensiones y de la mecánica del hilabrechas. Grandes abanderados cuando se dio a conocer.

Ratchet & Clank: Una Dimensión AparteRatchet & Clank: Una Dimensión Aparte

Son una muestra de que lo de los discos duros SSD es algo más que un término para presumir. Los saltos a los bolsillos dimensionales, o el uso incluso de las brechas para transportarse rápidamente por el mapa, son totalmente instantáneos, sin transiciones. Hay niveles, muchos lineales, algunos semiabiertos, que se han diseñado incluso con la alternancia entre dimensiones como mecánica central, explorando diferentes versiones de un mismo planeta para ir avanzando en la trama.

Todo con suavidad, aunque quizá no tan explotado como nos gustaría. Sí es cierto que el cambio total entre una y otra dimensión ha sido bastante bien aprovechado en ciertos mundos. Pero, en cambio, las grietas no se vuelven tan necesarias. Son un buen complemento en las secciones más intensas, a la hora de pillar desprevenidos a enemigos o incluso para superar ciertas plataformas, pero echamos en falta un poco más de ingenio a la hora de sacarles partido. Algunas incluso son innecesarias al conseguir ciertas mejoras y con un poco de destreza.

Una pequeñez, la verdad, porque el concepto es muy bueno y, en líneas generales, está perfectamente integrado en el juego. No nos sorprende que Insomniac haya optado por hacer que muchos secretos para conseguir armaduras y otros coleccionables sean desafíos introducidos en los bolsillos dimensionales, minimundos escondidos en niveles a los que accedes al vuelo. Son un pequeño premio para los más exploradores, y posible gracias a esta apuesta por la nueva tecnología.

Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte

No me olvido del DualSense y del uso de los gatillos. La profundidad de R2 determina el tipo de disparo de forma que, por ejemplo, la presión ligera sirva para fijar enemigos y, después, pulsar a fondo sirva para disparar proyectiles. Hay ideas muy divertidas, sobre todo porque hay algunas armas que son un disparate. Y encajan muy bien, de hecho confieso haber usado algunas solo por la satisfacción del sonido en el mando, por esa combinación de acción, sensación y reacción. Hay ahí un curioso toque de diversión inocente que no esperaba para nada, pero que, con perspectiva, es incluso esperable en un juego que gira siempre en torno a esa idea, la de divertir, por mucho que se vista de triple A o de producción de cine.

Estos conceptos, sumados al enorme salto visual, son lo que hace que se pueda hablar de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte como un verdadero título de nueva generación. Jugarlo a 60 fotogramas por segundo, con ray-tracing (aunque no es total) y disfrutar de unas cargas nulas, de saltos entre mundos con total naturalidad... Desde luego, es algo a lo que cuesta acostumbrarse e impacta, pero también es el camino a seguir, lo que esperamos de un juego que de verdad demuestra que estamos usando una consola nueva.

En lo demás, esta entrega no pierde el encanto de la franquicia, ni tampoco renuncia a sus bases. Es una historia lineal, que transmite lo que cabría esperar de una aventura ligera y agradable, pensada para todos los públicos. Aunque no le faltan ni los disparos, ni los combates, ni algunas armas que son una auténtica locura. Nuestros protagonistas tienen nuevas habilidades que son especialmente útiles, aunque el auténtico grueso lo lleva el armamento que se amplía comprando a Zurkon, y que se mejora con ella misma usando el Raritanio que encuentras por ahí.

Una combinación de acción en tercera persona, plataformas, pequeños toques de exploración y también sistema de progresión. Los protagonistas suben de nivel, y comparten progreso, abatiendo enemigos y equipándose las diferentes piezas de armadura que se encuentran explorando. Además, pueden mejorar su armamento como les venga en gana para aumentar munición, total de proyectiles y hasta efectos extra en las armas. Un sistema bien construido, que obliga a explorar y que, sobre todo, acaba resultando bastante satisfactorio. Tanto por cómo progresa la destructividad de las armas que usamos como por cómo el juego invita a explorar. No hay dos mundos iguales, y todos están llenos de criaturas y de cosas pasando en segundo plano, amén de alguna que otra secundaria e ideas nuevas para que el bucle de gameplay no se resienta. Quizá solo un poco por el abuso de ciertos enemigos poderosos.

Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte

Aunque a veces lleva a tiroteos excesivamente caóticos. Puede que sea cosa de quien escribe, pero hay situaciones más intensas, con más enemigos en pantalla, más proyectiles, más recursos que recoger, en las que cuesta diferenciarlo todo y puedes encajar más de un golpe sin darte cuenta. Quizá también deba entonar el mea culpa, porque tengo cierta propensión a usar armas que invocan aliados, sean setas que disparan, pequeños robots llenos de ira homicida o aspersores que convierten en planta a cualquier enemigo, repito, a cualquier enemigo. Uno no puede evitar pensar en esa extraña iluminación de Aloy en Horizon: Forbidden West porque, quizá, habría sido un buen recurso para distinguir a Rivet o Ratchet entre rayos, partículas, enemigos y chatarra saltando por los aires. Además, si esas armas están ahí, será para usarlas, ¿no?

Por otra parte, Insomniac también ha querido explorar un poco más allá y no quedarse solo con el gameplay base y los añadidos del nuevo hardware. Por eso, añade más puzles en una especie de realidad alternativa con Clank y las pequeñas secciones de Glitch, una simpática robot araña que debe hackear dispositivos a tiros y cohetazos. Son aditivos que nos han gustado, y que nos habría gustado ver más presentes a lo largo de la historia, pero encajan bien y no aparecen como algo forzado o pensado para estirar el chicle. Aparecen en momentos adecuados, dan oxígeno y no son nada pesados.

Ratchet & Clank: Una Dimensión AparteRatchet & Clank: Una Dimensión Aparte

De hecho, hablando de tiempos, no esperéis un triple A con decenas y decenas de horas. La primera partida con este juego ha durado unas 12 - 14 horas aproximadamente, sin ir a por todas las misiones secundarias, ni Guitones, ni robots espía, ni nada por el estilo. Estimamos unas 20 horas totales si vas a por todo. Y está bien, de verdad. La trama acaba cuando debe hacerlo, con un par de giros que cualquiera puede ver venir, pero que son agradables y entretenidos. No se alarga artificialmente, y lo agradecemos, porque lo cierra todo en el momento perfecto. Sin prisas, pero tampoco sin tomárselo con demasiada calma para aumentar el contador de la duración.

Mis únicas pegas con este primer encuentro con Rivet, con la primera aventura de nueva generación de Clank y Ratchet, han sido esa saturación de elementos en ciertos momentos y haberme topado con algunos errores que me han obligado a cargar partida. Muchos de estos fallos se han arreglado en el parche día uno que suma los modos a 60 fotogramas por segundo (una gozada, por cierto), pero han estado ahí, molestando en los momentos más inoportunos.

Es una aventura alegre, una historia ligera y un desafío no muy exigente. Insomniac Games ha traído de vuelta a su dúo más conocido para dejar claro el camino a seguir en las nuevas plataformas. Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte me ha sorprendido y me ha absorbido a partes iguales. Dejando de lado esos pequeñísimos errores puntuales, me ha recordado que de vez en cuando juegos así hacen falta. No tienen pretensión más allá de divertir con una fórmula sencilla, y lo que suman, lo hacen para que sigas pasándolo bien. Sin duda, esto ha sido un pequeño paso para el lombax, un gran paso para la generación.

Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Luce de fábula incluso sin una TV a 4K. Tiene una duración perfecta. Las nuevas mecánicas y armas son muy divertidas y enriquecen la experiencia. El doblaje al castellano es realmente bueno.
-
Algunos bugs puntuales. Las misiones secundarias no son nada del otro mundo. ¿Un pelín más de dificultad?
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.