Gamereactor / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands / 中國 / Indonesia / Polski
Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
Red Dead Redemption 2

Análisis de Red Dead Redemption 2

Ajustamos la cartuchera sobre nuestros vaqueros, ensillamos nuestra montura y retocamos el ángulo de nuestro sombrero. Es hora de vivir la última épica de Rockstar.

Facebook
TwitterReddit

De vez en cuando, nuestra percepción de la narración y el arte se transforma para no volver a ser la misma nunca más. Todos recordamos esas experiencias que nos cambiaron de alguna manera con cariño, ya subiendo el volumen con The Wall de Pink Floyd, al contemplar la ciudad doblarse sobre sí misma en Inception (Origen) o cuando llegas a Vice City, empapada de neones, por primera vez. Estas experiencias nos son queridas y necesitan de verdaderos maestros para crearlas. Por eso, Rockstar ocupa un lugar tan especial en la industria, ya que casi todos nosotros hemos vivido uno de esos momentos en alguno de sus proyectos, como un atraco a un banco en Grand Theft Auto V, un tiroteo en Saint Mark's Bistro en San Andreas o salvar a la banda Love Fist en el mencionado Vice City.

Aun así, para muchos jugadores, escapar de una muerte segura a lomos de tu fiel corcel al cruzar la frontera entre Estados Unidos y México bajo un cielo estrellado, con Far Away de José González haciéndole compañía al protagonista, John Marston, es uno de los momentos más importantes que puede ofrecer este medio y, sin lugar a dudas, una de las pocas experiencias que cambia completamente la manera en la que ves la narrativa, los personajes, el poder que pueden tener estas historias digitales a las que les tenemos tanto cariño.

Ya que momentos como ese son fundamentales, Rockstar quiso volver a su universo western con una precuela-secuela en la que ese momento fue la base para que naciera Red Dead Redemption 2. Un afán en hacerlo mejor, hacer más para sumergirte, para cautivarte. Ahora podemos contarte si la ambiciosa misión que se propuso Rockstar hace tantos años ha dado frutos, si han conseguido o no crear una experiencia una vez más, un momento, que recordaremos y que transformará nuestra manera de entender la capacidad del medio.

Mientras que Red Dead Redemption 2 comparte similitudes directas con Grand Theft Auto y su original, Red Dead Redemption, de 2010, está más que claro que muchas de las mecánicas base de los títulos anteriores se han dejado atrás para conseguir algo más nuevo y más intenso. Este es el comienzo de algo completamente nuevo para el estudio, aunque se haya forjado entre las llamas de algo totalmente familiar.

Análisis de RDR2: un punto de inflexión para Rockstar y para el género

El Viejo Oeste, el Salvaje Oeste, se muere muy lentamente. Mediante la quema de los pastos por parte de la industria, la tierra se está reutilizando; readaptada para ajustarse a las necesidades de una población más moderna. Ahora son emprendedores en lugar de víctimas, hacedores en lugar de pensadores. Para adaptarse al pensamiento moderno, llega el Estado, la legislatura y las leyes. El tío Sam, el esbozo de la sociedad que crea la seguridad y la protección, pero a costa de esa misma libertad que los colonos europeos se proponían encontrar. Esta manera de pensar no se ajusta a Dutch Van der Linde. Quiere escapar de la opresión del gobierno, de las leyes, de la clase dirigente y así lo hace evitándolo de manera física, lo que lleva a un puñado de individuos con las mismas ideas a vagar a través del terreno aún indómito, así como a protegerse de una forma de pensar más moderna. Aquí es donde nos encontramos nosotros, como Arthur Morgan, la mano derecha de Dutch, un guardaespaldas de confianza y un miembro fiel de la banda. Dutch encontró a Morgan de niño y lo crió siguiendo los mismos ideales, así que su lealtad no conoce límites, su determinación es inquebrantable y, a pesar de que la banda sobrevive cubriendo las espaldas de almas menos afortunadas, no ve apenas razones para cuestionar los motivos de Dutch. Al fin y al cabo, sacrificó casarse, tener hijos y propiedades por estos mismos ideales, ideales en los que cree firmemente.

Es una historia que va sobre estar muy cerca de lo que quieres pero no ser capaz de llegar a alcanzarlo jamás

Pero como ya os esperaríais, esto no es un cuento de hadas sobre gente que descubre la felicidad y un retiro permanente. Esto es una tragedia, como debería ser. Es una historia que va sobre estar muy cerca de lo que quieres pero no ser capaz de llegar a alcanzarlo jamás, como es el caso de la mayoría de las trágicas vidas perdidas, los emocionantes robos y las conexiones rotas en los juegos de Rockstar. En primer lugar, el juego hace un trabajo maravilloso al presentarnos a los personajes viejos y a los nuevos, que no solo tienen cosas interesantes que decir, sino que están relacionados con Arthur, lo que crea hilos narrativos independientes. Como foco, encontramos a Arthur, inquebrantable, leal, un sicario que odia las tonterías y agradece que la gente corte el rollo. Siente una responsabilidad paternalista por el grupo, como hace Dutch, y no importa si se trata del borracho Bill Williamson, la descarada Sadie Adler, el sabio Hosea Matthews o el callado Charles Smith, él cuida de esta gente mientras ellos cuiden de él. A lo largo de la historia, se insultan, comparten momentos íntimos alrededor de la hoguera, cometen actos atroces de salvajismo y después se toman una cerveza juntos. No son héroes en absoluto, pero el grupo se convierte poco a poco en un solo personaje por el que te preocupas y los diversos personajes individuales se convierten en las caras de dicho personaje en conjunto.

Red Dead Redemption 2
Red Dead Redemption 2Red Dead Redemption 2Red Dead Redemption 2Red Dead Redemption 2

Pocas veces un juego ha hecho el trabajo de conseguir que el jugador se ocupe de una comunidad de personalidades distintas en el que sea tan fácil señalar las debilidades y fortalezas de la personalidad de cada individuo y, al mismo tiempo, hacer que uno sienta una responsabilidad inmediata por todos ellos. Esto se debe a un aluvión constante de escritura de guion inteligente, que nos recuerda frecuentemente los acontecimientos que ya han ocurrido, así como un seguimiento de las partes importantes del ritmo de la historia. Se trata de una atención a los detalles de la narrativa que rara vez se encuentra en ninguna parte y, desde luego, no en este grado en ningún otro juego de Rockstar.

Tú y tu Arthur Morgan personalizado en un mundo sin igual

El pelo y el vello facial de Arthur crecen en tiempo real, lo que significa que verás la barba crecer a los dos días de haberte afeitado

A medida que el juego progresa, el campamento va cambiando de lugar por todo el mundo. Esto hace que la historia cambie de un acto a otro, lo que crea una fuerte sensación de avance de principio a fin. Una vez que se monta el campamento, eres libre de utilizar todo lo que tiene que ofrecer. Mientras que muchos títulos de Rockstar te han situado en una base, una casa o por lo menos un hogar en el que habite tu personaje, nada ha llegado tan lejos como el campamento base de Red Dead Redemption 2. A partir de aquí, podrás interactuar con todos los personajes y, cada vez que regreses, tendrás historias únicas e interesantes para contar, así como podrás personalizar la apariencia completa de Arthur, desde la ropa y zapatos, que se pueden comprar por todo el mundo, hasta afeitarte. Ahora, el pelo y el vello facial de Arthur crecen en tiempo real, lo que significa que verás la barba crecer a los dos días de haberte afeitado. Además, hay minijuegos para jugar y que los domines (como juegos de cartas o dominó). El campamento prosperará y crecerá cuanto más esfuerzo pongas en ello, así que, si entregas algunos animales y donas unos cuantos dólares de vez en cuando, el chef te podrá preparar mejores recetas, lo que resulta en mejor resistencia, que se obtiene al comer. A su vez, los residentes del campamento ofrecerán más clases de munición para comprar. No solo eso, sino que el libro de registro del campamento te proporciona actualizaciones para la tienda de campaña de cada personaje, así como los medicamentos, munición y alimentos disponibles. Puedes incluso gastar pieles en personalizar el aspecto del campamento.

El campamento es una elaborada mecánica del juego en sí mismo. Es algo sistemático para el jugador y, además, ancla a Arthur al mundo del juego a través del diseño tangible, con acciones tales como afeitarse, comer, dormir, cortar madera y conseguir nuevas misiones. Pero lo que es más importante es que está relacionado directamente con el vínculo que formas con la banda de forajidos. Se convierte en algo a lo que le coges cariño y, lo más fundamental, se convierte en tu hogar de una manera que Rockstar nunca antes había conseguido.

El escenario es perfectamente realista y no se aleja del periodo histórico

Sin embargo, de vez en cuando hasta el pelagatos más nostálgico debe abandonar el nido para explorar su entorno y, una vez que Arthur lo haga, te asombrará una y otra vez un mundo diferente a cualquier otro, un lugar tan fascinante que es difícil que te resulte indiferente. El escenario es perfectamente realista y nunca se aleja demasiado del mundo y periodo histórico que Rockstar está intentando retratar, pero también está diseñado para ofrecerte una variedad estética constante, desde ríos rugientes hasta picos cubiertos de nieve, así como desiertos polvorientos o pantanos infestados de cocodrilos. Existen diferentes biomas que contienen muchos tipos de vida salvaje y todos poseen diferentes características y comportamientos. Casi todos ellos están relacionados con los desafíos de caza, ya que las pieles pueden venderse por dinero en los diversos pueblos y la carne puede donarse al campamento. La vida salvaje abunda, con rebaños de bisontes que aún pastan en las llanuras, osos pardos que cazan en las montañas y antílopes americanos que entran y salen de entre los árboles. Caza animales con un arco, encuentra y doma nuevos caballos y pesca en los ríos y lagos en busca de esturiones y salmones. El mundo de Red Dead Redemption 2 rebosa de carácter, pero lo que te sorprende de él al instante es lo que se siente cuando Arthur está al aire libre sin la compañía de otras personas. Aunque es inmenso, gran parte del mundo es salvaje y aún no ha sido domesticado, lo que significa que estás cazando, recolectando hierbas y pescando en lugares inhóspitos. Estás lejos de la civilización, pero nunca te sientes como si estuvieras en un lugar vacío. Eso requiere un diseño cuidadoso: requiere talento.

No importa si te consideras un hombre de campo, lo importante es visitar los pueblos de vez en cuando. Después de todo, Rockstar ha introducido una serie de aspectos para que estés más conectado con el mundo que te rodea: al vivir en la agreste naturaleza, la ropa de Arthur se ensuciará, su vigor se verá reducido si no duerme y sus armas se ensuciarán también si no se limpian como es debido. Al igual que para los vaqueros del auténtico oeste, visitar las ciudades es una necesidad y, a pesar de que puede parecer redundante a simple vista, tener que hacer recados en la ciudad y conocer a gente nueva de camino es una forma legítima a la vez que fantástica de experimentar el periodo histórico en el que transcurre el juego. El campamento, los bosques, los ríos, las montañas... Ese es tu hogar. Los pueblos pequeños como Valentine o las grandes metrópolis de la talla de Saint Denis son una necesidad. Un mal necesario. Aun así, una vez allí puedes cambiar tus armas por otras mejores en el armero al escoger cada parte individual: desde el cañón a la culata. Puedes pagar más y bañar tu arma en oro o simplemente mejorarla para que recargue más rápido. Si eres pobre, que ocurrirá con frecuencia, una simple limpieza será suficiente para evitar problemas. Los hoteles te ofrecen alquilar una habitación y, una vez allí, reponer tu resistencia e incluso pegarte una ducha. Las tiendas tradicionales tienen a su disposición chismorreos y una amplia gama de objetos consumibles, así como el médico te venderá tónicos. Todas estas paradas en las poblaciones son necesarias si quieres ser un forajido de primera. Nunca te resultará tedioso, ya que es inmersión, aunque el término sea muy general, pero encaja muy bien aquí. Es solo una inmersión ajetreada.

Red Dead Redemption 2
Red Dead Redemption 2Red Dead Redemption 2Red Dead Redemption 2Red Dead Redemption 2

Las misiones en Red Dead Redemption 2 están a otro nivel

Lo que no resulta ajetreado en absoluto son las misiones que emprendes en el transcurso de la historia, que al menos te llevará 50 horas de juego. Los residentes en el campamento, y también los nuevos personajes que conozcas en el camino, te entregarán quests grandes y más pequeñas, que van desde atracos hasta cacerías, así como escapar de peligrosos agentes de Pinkerton o llevar a un amigo a la ciudad a tomar una copa. La narrativa posee un ritmo brillante, con momentos de relax y absoluta calma en los que Arthur y otros personajes conversan y cobran vida ante ti y, a su vez, acción desgarradora en la que cada bala no solo está hecha de plomo, sino también de voluntad de vivir. La variedad es mejor que nunca, incluso supera a GTA V, que es la cúspide de las misiones lineales sincronizadas a la perfección dentro de un mundo abierto. El juego cambia de forma espléndida y magistral en un abrir y cerrar de ojos: oscila entre una experiencia lineal y pulida y un mundo que se abre ante ti. Es difícil ahondar en demasiados detalles sin destripar algunos momentos memorables con spoiler, pero se puede afirmar que no hay dos misiones iguales.

Da gusto disparar y recargar las armas, y dan la sensación de ser pesadas, útiles y completamente realistas

Un aspecto que garantiza la variedad es el despliegue constante de formas para así proporcionarle al jugador mecanismos con los que interactuar con el mundo, y no son solo en un sentido narrativo en el que Arthur puede saludar a los transeúntes, rebajar tensiones o incluso robarle a la gente, sino también en términos de combate. Todas y cada una de las armas son distintas y tienen ventajas inmediatas. Da gusto dispararlas y recargar y dan la sensación de ser pesadas, útiles y completamente realistas. Lo mismo ocurre con Arthur: se mueve deliberadamente pero con paciencia y, aunque los patrones generales de movimiento y acción puedan parecer más lentos de lo que solemos estar acostumbrados, hay un punto en el que no te das cuentas de lo débiles que son otros personajes similares que funcionan de manera independiente. Después de crear unos controles para el movimientos más ligeros y sensibles en Grand Theft Auto V, Rockstar vuelve a algo más pesado, y este juego es mucho mejor para ello.

Además de la narrativa principal, hay misiones secundarias que aparecen como círculos más grandes en el mapa que, para poder localizar, debes mantener los oídos y ojos abiertos. Y no solo eso: las misiones pueden activarse con simplemente interactuar con el entorno. En un momento dado, Arthur ve una carta junto a su cama del campamento y resulta ser de su antigua novia. El hecho de leer esta carta activa toda una cadena de misiones que no estarían disponibles si Arthur no hubiera recogido esa carta en concreto. También están los típicos Strangers (Extraños), que otorgan coleccionables interesantes y recompensas que encontrar por todo el mundo. No solo eso, sino que uno de los residentes del campamento le pedirá que "persuada" a los ciudadanos para que paguen sus préstamos pendientes. Casi todas estas actividades te obsequian con medallas, al igual que en Grand Theft Auto V, y cuesta imaginarse terminar Red Dead Redemption 2 si te propones ganar una medalla de oro en la mayoría de las actividades disponibles.

Uno de los videojuegos más bellos de la historia (...) el más artesanal que Rockstar ha hecho nunca

Independientemente de las actividades que elijas, hay algo que no va a cambiar: este es uno de los juegos más hermosos que se haya hecho jamás. No es una afirmación que deba tomarse a la ligera, ya que, aunque las mejoras gráficas son numerosas, es de nuevo el diseño, la destreza y la atmósfera los que establecen la mayor diferencia. Todos estos son términos imprecisos, pero, en cierto modo, Red Dead Redemption 2 es el juego más artesanal que Rockstar ha hecho nunca y, al hacerte camino a través de la selva, te encuentras de pie, contemplando un pequeño lago en un claro. En momentos como este se puede ver cómo un diseñador ha colocado todos y cada uno de los elementos en esta escena en particular. Puede que la zona no sirva para algo específico, no suele ser el caso, pero ahí está, alguien la creó. Sin embargo, el juego no es un "perro ladrador, poco mordedor" en cuanto a su composición técnica. Las animaciones faciales han mejorado drásticamente para ofrecernos escenas más realistas. Una avalancha de animaciones crea una retroalimentación tangible y constante con el fin de que el jugador se sumerja en el mundo. Si hay algún indicio de algo negativo sería la tasa de los fotogramas en algunos lugares de la partida en PS4 Pro, pero nunca consiguió arruinar la inmersión del todo. Aun así, el problema estaba ahí.

Bill Elm y Woody Jackson regresan con una banda sonora triunfal que consiste en 192 piezas individuales de música orquestada, que aparecen en el juego de forma natural, reaccionando a lo que Arthur está haciendo en un momento dado. Aunque no es necesariamente un truco nuevo, es increíblemente efectivo, ya que los tambores intensos suenan para alertar de un salvaje y estruendoso tiroteo, lo que crea una perfecta atmósfera western. Sin embargo, es la melancolía de la música lo que llega al corazón en los momentos trágicos. Te aseguramos que es suficiente para que sueltes una o dos lágrimas en el transcurso de la campaña.

Nos estamos yendo por las ramas, haciendo tiempo, porque ya sabes hacia dónde va esto. Yo, personalmente, no lo sabía, pero la idea se me pasó por la cabeza varias veces, desde la primera vez que me senté a jugar hasta que pasé seis horas con el juego a principios de este mes. El presentimiento fue creciendo y, ahora, después de haber pasado montones de horas en este mundo tan impresionante, el presentimiento se ha reforzado a pruebas de balas. Red Dead Redemption 2 es un punto de inflexión, un clásico instantáneo, es a la vez otro punto cumbre para un estudio que nos ha ofrecido sin descanso dichos momentos durante décadas y, sin embargo, también es la culminación de un viaje, no solo para crear un mundo interesante y rebosante de contenido, sino un mundo en el que puedes perderte de verdad. Como resultado, yo, nosotros, no tenemos ningún reparo en llamar a Red Dead Redemption 2 por el nombre que se merece y por lo que es: una obra maestra.

Red Dead Redemption 2
Red Dead Redemption 2Red Dead Redemption 2Red Dead Redemption 2Red Dead Redemption 2
Red Dead Redemption 2Red Dead Redemption 2
Red Dead Redemption 2Red Dead Redemption 2Red Dead Redemption 2
10 Gamereactor España
10 / 10
+
Inmersión sin igual, tiroteos fantásticos, inmenso mundo abierto, animaciones punteras, distracciones que merecen la pena.
-
Caídas de fotogramas en algunos lugares.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países