Español
Gamereactor
análisis
Red Faction: Armageddon

Análisis de Red Faction: Armageddon

Es hora de volver a Marte, mazo en mano, para liarse a reventarlo todo, incluidos los aliens que atacan a los colonos subterráneos.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Nunca subestimes lo divertido que puede ser saltar cosas por los aires.

Los juegos de Red Faction siempre han ido sobre destrucción gratuita, y Red Faction: Armageddon no es una excepción a la regla. Pero en el último juego de la serie, Red Faction: Guerrilla, solía parecer que el juego real se había colocado sobre el (impresionante) motor en lugar de al contrario. El mundo abierto, donde conducías por la superficie de Marte, era divertido, pero quedaba en segundo lugar respecto a reventar cosas con tu martillo. Las ideas chulas que tuvo aquel juego, junto a las mecánicas 'revolt', nunca consiguieron captar la atención que merecían.

Red Faction: Armageddon

Red Faction: Armageddon evita el mundo abierto para retornar a las raíces de la serie, convirtiendo el aspecto sandbox en un shooter en tercera persona más tradicional. Tras un evento de cataclismo, donde la terraformación de Marte es destruida, los colonos del planeta rojo deben irse bajo tierra, donde ocurre gran parte del juego. Un mundo abierto es reemplazado por cuevas y túneles... tras mi decepción inicial, descubrí que es una mejor elección.

Publicidad:

La destrucción es aún importante, claro está, pero no ocupa tanto espacio como en Guerrilla. En lugar de eso, forma parte de las mecánicas generales. Aunque las cosas revienten de formas espectaculares, nunca ocurre de la misma forma "en toda tu cara" que solía pasar en el juego anterior. Aquí el mayor atractivo es más un juego de acción sólido, en lo que Red Faction: Armageddon cumple bien.

Red Faction: Armageddon

Eso no quiere decir que sea un juego increíble bajo ningún concepto. Es exactamente eso, nada más. El control funciona, hace lo que debe hacer. Visualmente se ve bien, pero lejos de ser espectacular. La trama tiene sus momentos, pero pese a algunos diálogos con buena actuación vocal, no llega a enganchar. ¿Ves por dónde voy?

Red Faction: Armageddon es sencillamente entretenido, y con eso tiene bastante. En un tiempo en el que nos quedamos bobos con los juegos 'blockbusters' con los gráficos a la última y momentos taquilleros, solemos juzgar juegos como Red Faction: Armageddon con demasiada dureza, más de la que merecen. Es diversión palomitera, un buen juego para echar unas horas, y lo hace como debe. No importa que no se vea como Crysis 2 (si te soy sincero me lo he pasado mejor con Red Faction que con Crysis 2), cuando estás derribando un refugio improvisado usando granadas y ametralladora, intentando desesperadamente defenderte de una horda de monstruos marcianos que se acerca.

Publicidad:

Hay ocasiones en las que la destrucción puede hacerse frustrante, como cuando un puente se viene abajo bajo tus pies y debes volver a subir por tercera vez (malditos enemigos con lanzacohetes). También un par de veces durante la campaña fue difícil seguir la pista de todo lo que pasa en pantalla a la vez. Los enemigos son fáciles de seguir con el radar, pero los agujeros en el suelo que resultan ser huecos profundos que te matarán instantáneamente son más puñeteros. Por suerte, los checkpoints están lo bastante repartidos para que esto sea un mal menor, pero no quiere decir que no haya gritado a la tele unas cuantas veces tras encontrar con la muerte en medio de un tiroteo frenético. Los entornos son generalmente oscuros, y a veces es fácil perderse un poco. Pero una buena función de GPS, similar a la de Dead Space, te devolverá pronto la pista.

Red Faction: Armageddon

Un extra interesante es que todas las mejoras que compres durante la campaña se comparten entre el juego en solitario y el multijugador, incluso entre partidas guardadas del solitario, lo que significa que mi colega que tenía partida en mi consola y yo nos beneficiábamos de las mejoras que yo compraba.

Donde el juego flojea frente a Guerrilla, en mi opinión, es en el multijugador. Armageddon tiene un modo tipo Horda llamado Infestation, donde tú y hasta otros tres jugadores online lucháis contra oleadas de enemigos cada vez mayores. Funciona bien, y puede ser muy divertido, pero echo en falta los modos competitivos de Guerrilla, que eran la única razón por la que volvía a ese juego. También hay un modo (similar al Wrecking Crew de Guerrilla) donde se supone que debes destruir tanto como puedas durante un período de tiempo, con rankings online para aumentar la competitividad. Puede entretener un par de partidas, pero no es nada espectacular.

Red Faction: Armageddon tiene un problema más, quizás el mayor, que es su momento. Hay una buena selección de juegos que acaban de salir y otro puñado de éxitos seguros al caer. No hay nada que destaque realmente, lo que puede hacer que pases de él fácilmente. Pero cuando lleguemos a otro bajón en el calendario de lanzamientos, momento en el que Armageddon probablemente haya bajado de precio, te recomendaría sin duda que te hicieras con él si quieres un juego de acción en tercera persona más que decente.

Red Faction: Armageddon
Red Faction: Armageddon
Red Faction: Armageddon
Red Faction: Armageddon
Red Faction: Armageddon
Red Faction: Armageddon
Red Faction: Armageddon
Red Faction: Armageddon
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Buenos controles, destruir es divertido, está bien para echar el rato.
-
Nada destaca realmente, algunos momentos frustrantes.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Red Faction: ArmageddonScore

Red Faction: Armageddon

ANÁLISIS. Autor: Petter Mårtensson

Es hora de volver a Marte, mazo en mano, para liarse a reventarlo todo, incluidos los aliens que atacan a los colonos subterráneos. ¿Te apetece un poco más de acción?



Cargando más contenido