Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

HaloLife is Strange 2Bioshock 4Guía Pokémon Espada y EscudoLuigi's Mansion 3Jurassic World EvolutionFinal Fantasy VIIFIFA 20
Español
Portada
análisis
Resident Evil 5

Análisis de Resident Evil 5 para Nintendo Switch

La híbrida de Nintendo recibe al continente africano, pero en vez de huir de leones y rinocerontes, habrá que huir de los zombis más famosos.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

A pesar de que Resident Evil 4 y Resident Evil 2 son consideradas las entregas más importantes de la franquicia (aunque tenemos debilidad por REmake y Resident Evil VII: Biohazard), la quinta entrega de la serie sigue siendo la que mejores ventas ha tenido en cada plataforma que ha pisado, ubicándose así entre los títulos más exitosos de la historia de Capcom. Y todo esto está a punto de crecer aún más, puesto que Nintendo Switch da la bienvenida a Chris Redfield, Sheva Alomar y sus peripecias por unos poblados africanos. Además, ha llegado junto con Resident Evil 6, ofreciendo un poco de acción +18 para su catálogo.

Resident Evil 5 ofrece un modo campaña donde podremos jugar solos o acompañados, todos los DLC y el multijugador. Perdido en un mar de Pesadillas y Evasión a la desesperada nos permitirán adentrarnos en una línea temporal separada de la historia principal, pero todos tienen una estructura similar basada en seguir una trama definida al estilo habitual de Resident Evil: algo ha salido mal, hay personas comiéndose a otras, están apareciendo mutantes y nos tocará a nosotros parar a este conjunto de engendros y comecerebros para poner fin a todo el lío.

Resident Evil 5

En esta entrega veremos cçomo Chris Redfield se empareja con Sheva Alomar, que aparece por primera y -por alguna razón- última vez en la serie. La pareja se reúne en Kijuju, África, lugar en el que se topan de bruces con humanos infectados o "Majini" como los denominan allí, por lo que acaban metidos en las callejuelas de una pequeña ciudad. Los enemigos se irán tornando cada vez más hostiles según avancemos en el juego, y las peleas contra los jefes serán aún más difíciles en comparación, como viene siendo de costumbre en los juegos de Resident Evil.

También mencionamos que el juego se puede disfrutar en co-op a dobles, algo que crea problemas a aquel que busca jugarlo en solitario, pues el puesto de nuestro compañero lo ocupará una IA que sigue siendo tan mala como de costumbre. Veremos cómo Sheva -o Chris dependiendo del personaje escogido- recoge todos los objetos que puede, yendo directa a por la munición que tanto necesitaremos nosotros. También está un poco empanada, pues a veces se quedará en medio de la línea de tiro, cerca de los zombis sin hacer nada o nos curará cuando menos nos haga falta en lugar de esperar a cuando nos hayan cortado el pelo con una motosierra, por ejemplo.

Resident Evil 5

Como suele pasar con los juegos que se adaptan para Nintendo Switch, Resident Evil 5 no se ve tan bien como debería. Aparenta ser lo que es, un juego que salió hace 10 años -sí, también hemos suspirado- en unas consolas de la generación pasada. Y contando con que esta generación está en sus últimos meses, pues se acaban notando las diferencias. La mayor parte de la culpa es del juego en sí, pues no hay mucho que hacer para mejorar un juego tan antiguo. No obstante, se ve mejor en modo portátil. Esto tiene una sencilla explicación, y es que, a menos píxeles, menos posibilidad de notar los detalles que delatan su edad. Porque en una pantalla 4K nos ha parecido horrendo. ¿Quizá podía Capcom haberlo retocado un poco?

Los controles tienen su parte buena y su parte mala. Ya de por sí Resident Evil 5 no tenía unos controles que reaccionaran adecuadamente o que resultasen satisfactorios en general ya que siempre daban la sensación de ser demasiado toscos. En el caso de Switch nos resultó imposible jugar durante largos períodos de tiempo con los Joy-Con enganchados a la consola dado lo incómodo que era. Pero, por otro lado, controlar el juego con el sensor giroscópico es la opción idónea si queremos acertar las balas en la cabeza de los descerebrados que nos encontremos. Aunque esto solo pasa cuando apuntamos, por lo que correr es tan torpe como de costumbre.

En resumidas cuentas, Resident Evil 5 sigue siendo una experiencia digna, ya clásica, que ahora se puede jugar en portátil. Ofrece una trama interesante con unos personajes idóneos para ella, un modo cooperativo y una integración de controles por movimiento estupenda. Si somos capaces de pasar por alto la IA -o más bien la Estupidez Artificial-, los controles estándar y el apartado visual añejo podremos disfrutar de un título que le viene como un guante a la híbrida de Nintendo, ideal para aquellos que quieran una ración de zombis para jugar en cualquier lugar.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
06 Gamereactor España
6 / 10
+
Se ve bien en el modo portátil, los controles por movimiento funcionan bien, perfecto para jugar de viaje, la trama es boba pero intrigante, las peleas con los jefes son divertidas, el co-op sigue siendo posible.
-
Los controles siguen siendo toscos, la IA es horrorosa, los gráficos cantan en modo televisión, apuntar con los controles estándar no es fácil.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido