LIVE
logo hd live | Capcom Showcase
See in hd icon
Español
Gamereactor
análisis
Resogun

Análisis de Resogun

Precioso y complejo, el shooter de lanzamiento de Housemarque para PS4 es un placer que no hay que perderse.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Resogun sirve tanto de 'tech demo' de la capacidad gráfica de la nueva consola como Killzone: Shadow Fall, y luego es más profundo de lo que la sencilla naturaleza 2D de sus sitema de juego podría sugerir. Ya se nos hace raro encontrar un juego que te exige ir resolviendo sus sistemas por tu cuenta, en lugar de meter todas las explicaciones en un tutorial de "Cómo Jugar".

Al principio, es Shooter 101. Coges un trío de naves, te abres paso a disparos a través de cinco niveles, sumando puntos y escalando las tablas de clasificación. Cada nivel cuenta con múltiples fases, cada una repleta de oleadas enemigas y derivando en un jefe final. Tienes tu arma estándar (actualizable), un suministro limitado de bombas por niveles, un breve turbo y un súper-ataque único que se va cargando poco a poco.

Dispara, destruye, sobrevive. Harás mucho de lo primero, algo de lo segundo, poco de lo último. Enemigos en gran número y una pantalla de juego caótica se encargarán de que así sea.

Desde el primer instante se puede apreciar el gran diseño de los niveles. Cada escenario consiste en un cilindro autocontenido, con el primer plano convirtiéndose en el fondo según lo rodeas. Vas a la izquierda, luego a la derecha. Los enemigos, igual, Puedes disparar hacia adelante, hacia atrás. Las naves y el fuego de las armas se representan con formas gruesas de colores, destacando sobre los tonos más fríos del escenario y su fondo. Las unidades destruidas saltan en pedazos y partículas, los jefes derrotados explotan en una tormenta cilíndrica de fragmentos. Las únicas ralentizaciones que se detectan son adrede, únicamente por el efecto.

Una vez has ganado suficiente destreza como para bailar entre los ataques en lugar de estamparte contra ellos, encuentras un respiro para ir cogiéndole el tranquillo a las mecánicas. El multiplicador -componente central para la longevidad de los shooters de hoy- se va apilando con cada enemigo abatido, y se reinicia si no has destruido nada en unos segundos. El multiplicador también tiene un tope, y ese límite varía según la configuración de dificultad.

Los turbos convierten tu nave en una máquina invencible que no deja de repartir, mientras que encadenar los ataques sobre las naves enemigas no sólo aumenta la velocidad de tu nave -y te permite pasar de un lado del escenario al otro en menos tiempo- sino que sube aún más rápido el multijugador.

En ese momento empiezas a intentar descifrar los otros elementos del sistema de juego, es decir, los humanos atrapados que aparecen encarcelados en prisiones de cristal desperdigadas por cada nivel. Hay diez en total. Rescatarlos no es esencial para sobrevivir, pero sí que aportan lo suyo a la puntuación final del nivel. Descubrir cuándo y cómo es algo que ocurre lentamente, conforme vas aprendiendo a estar alerta ante las sutiles señales.

Tendrás una oportunidad para rescatar a cada prisionero, con los diez intentos extendidos no de forma exactamente equitativa en las fases de cada nivel, y la misión también se divide en dos partes. Primero, tienes que romper el cubo que los aprisiona, y como no lo hagas rápido, perecerán. Esto puede implicar, por ejemplo, abatir enemigos marcados específicamente, ya sean todos o en un orden concreto.

Si lo consigues, el hombre es liberado y corretea a ciegas por el suelo del nivel, esperando que alguno de los muchos peligros de la fase ponga fin a su plan de huida.

Resogun

Una errática bala basta para matarlos, o un hueco en el suelo del escenario para que se caigan con consecuencias letales, o que los secuestren las naves enemigas. Con este comportamiento, tienen todas las características de supervivientes de los Lemmings. Por lo tanto, tienes que recogerlos y depositarlos en uno de los dos portales estacionados por los niveles. Puedes lanzarlos con pulsar un botón, o incluso ir haciendo malabares aéreos con ellos empleando tus láseres.

Es más o menos en este punto, cuando has asumido los diversos aspectos del juego, que empiezas a descubrir las permutaciones añadidas para subir aún más tu 'score'. La verdad sea dicha, nosotros todavía estamos intentando aprendérnoslas todas. La función Share de PS4 serivrá lo mismo para estudiar la pantalla en busca de pistas y soluciones que para regodearse con el espectáculo de las explosiones.

Que tengas que aceptar que hay mucho que aprender no lo hace tan accesible como otros títulos del género. Pero eso no significa que no te invite a jugar. Es fácil verse arrastrado y enganchado por los gráficos, mientras que las enormes diferencias en las tablas de clasificación online entre tus amigos y tú garantiza una mayor investigación y exploración para descubrir el verdadero fluir del juego. Es algo que nos ha pasado en varias ocasiones, lo que sugiere que este título podría ser tan contagioso y adictivo como algunos de los mejores del género.

Resogun

También detectamos algunas molestias. La colocación de las barra de turbo y de Overdrive, ambas como semicírculos alrededor de tu nave, significan que la información importante está justo donde tu ojo debe mirar, pero los colores están demasiado apagados como para resultar obvios, y el sonido que indica que el turbo está completamente recargado se pierde con demasiada facilidad entre la sinfonía de destrucción que disparan tus altavoces. De forma parecida, identificar qué celda humana ha sido desbloqueada es casi imposible, pues tanto ella como el indicador de línea vertical verde que aparece para señalar la posición del preso en el nivel quedan también tapados entre la mezcolanza de naves, disparos y explosiones.

Aun con estos problemillas, Resogun sigue siendo uno de los juegos más fuertes de la línea de lanzamiento de PS4, ya juegues para hacer un 'break' de otras sesiones de juego o dedicándole toda una tarde-noche para superar las puntuaciones de tus amigos en los rankings, como nosotros.

08 Gamereactor España
8 / 10
+
Difícil. Las mecánicas de juego requieren un tiempo de aprendizaje. La música es genial. Muy chulo diseño de enemigos.
-
Se hace complicado comprobar el nivel de la barra de turbo. Los humanos que se escapan se pierden entre todo el caos.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

ResogunScore

Resogun

ANÁLISIS. Autor: Gillen McAllister

Precioso y complejo, el shooter de lanzamiento de Housemarque para PS4 es un placer que no hay que perderse.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.