Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
análisis
Rico

Análisis de Rico

Tumbar puertas y pegar tiros, un día cualquiera en el mundo de Rico.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

El nuevo shooter de Ground Shatter es un homenaje a las series de policías de los años 80, como Miami Vice y Cagney and Lacey. No es que estemos precisamente en el momento álgido del género, pero al menos este juego tiene lo que hace falta para pasar un buen rato y, como una buena cerveza, se disfruta más en compañía.

En una línea, Rico es un shooter en primera persona de corte roguelike que apenas se detiene en contar una historia, como suele ser habitual con los de su clase. Hay algo por ahí de líderes del crimen organizado en los Estados Unidos y de una señora inglesa que toma las riendas, pero es todo tan superficial que no hace ninguna falta prestar atención para pasarlo bien. Si lo que estás buscando es eso, hay que pegar la patada en otra puerta.

Lo que nos hemos encontrado es un shooter divertido y bien planteado que te engancha con sus idas y venidas durante bastantes horas. Aunque sus niveles se generen de forma aleatoria, sí hay bastante parecido entre partida y partida, es decir, entre cada una de esas oleadas de violencia e invasiones de almacenes, áticos y oficinas arma en mano. Lo que sea necesario para cumplir la misión, que no es otra que encontrar las pruebas necesarias que hay escondidas en unas cajas. No sabemos muy bien para qué, si cuando quiera llegar el juicio ya estarán todos los malos muertos.

Esta similitud en los diseños no le sienta mal, sino que aporta un elemento de familiaridad y un bagaje para ir mejorando resultados cada nuevo intento. Lo que sí podría haber ofrecido es un abanico más amplio de escenarios, para compensar. También se organizan de forma aleatorio las tareas que hay que cumplir en cada fase. Extras como recoger monedas, conseguir un número concreto de bajas de una forma u otra, eliminar a todos los enemigos de una sala o destruir algo en concreto. También hay un reto que consiste en desactivar bombas en un tiempo limitado o, en caso contrario, explotan. Todas estas variantes consiguen que los repasos tengan algún aliciente más.

Rico

El armamento es otra parte esencial del género, y en Rico nos encontramos con una variedad clásica para la época, como pistolas, escopetas y rifles, más algunas granadas. Hay un sentido de la progresión, porque puedes comprar algunas o mejorar las que ya tengas al acabar cada misión. Y como empiezas solo con una pistolita cada vez que asumes una misión, que dura un máximo de 24 horas, la evolución durante la partida se va notando. Lo mismo va para el personaje, pues va subiendo de nivel y ganando también algunas ventajas, como puede ser un 25% de resistencia al daño. La diferencia es estos niveles no se resetean como las armas acumuladas y, además, todos los personajes traen las mismas, así que no hay mucho misterio ni táctica posible.

Si algo estaba de moda en esos tiempos era la patada en la puerta, y en el juego está reflejado por una ralentización cada vez que se irrumpe en un local que permite descargar el arma en los cuerpos de los enemigos que esperan dentro. Es su forma de reproducir la sorpresa por la invasión. La otra forma de afrontar cada sala es colarse y abalanzarse encima de los malos, porque con un solo toque cuerpo a cuerpo caen muertos. En realidad, está mal equilibrado y al final lo que hace es que uses más esta técnicas que las armas de fuego, que en principio deben ser más letales.

Tampoco hay un gran repertorio de enemigos, ni por tipo ni por aspecto. Los básicos son esos que cabe esperar, con palos, bates o pistolas, y alguno más avanzado y protegido que requiere trabajo extra. Sin duda, es donde más corto se ha quedado el juego.

RicoRico

Matando una y otra vez a los mismos también te lo pasas bien, sobre todo si es en compañía. Está bien en solitario, pero tener un amigo al lado es como estar con ese compañero de patrulla haciendo la ronda por las calles de Manhattan a la espera de esa llamada que despierte tu sirena. El multijugador de Rico es online y offline, pero tenemos claro que el bueno es el último.

Por la forma de tratarlo podría parece que estábamos hablando de un juego simple y, por tanto, visualmente simplificado, pero no es cierto. Rico entra muy bien por la vista, con un elemento menos serio o más dibujo animado sobre un diseño y unas proporciones realistas. Le da un toque especial muy positivo la iluminación. Pero nos hemos quedado un poco helados al comprobar que no hay nada de música in-game, solo efectos de sonido, y casi no dábamos crédito al notarlo. Con lo clara que parece la BSO que le pega a este juego.

Hay que entender Rico como lo que es, un título de acción en primera persona para pasarse unos ratos más cortos que largos y volver de vez en cuando a mejorar puntuación o a superar los desafíos diarios online. El estudio tenía el concepto claro y lo ha producido con calidad y sin fallos, por lo que mientras juegas te lo pasas bien. Es una pena que no hayan introducido más tipos de enemigos para poder probar más cosas en ellos. Una buena opción, sobre todo el cooperativo.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
RicoRicoRico
07 Gamereactor España
7 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

RicoScore

Rico

ANÁLISIS. Autor: Roy Woodhouse

El nuevo shooter de Ground Shatter es un homenaje a las series de policías de los años 80, como Miami Vice y Cagney and Lacey. No es que estemos precisamente en el...



Cargando más contenido