Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
avances
Rogue Company

Rogue Company - primer vistazo

First Watch Games y Hi-Rez Studios mezclan héroes, tercera persona y acción táctica de una forma arriesgada.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Rogue Company es un shooter multijugador de equipos de hasta cuatro personas que desde ya está disponible en formato early access. Antes de que se diera a conocer esta noticia al mundo, hemos tenido la oportunidad de ver unas partidas y de charlar con Bart Koenigsberg, de First Watch Games, para que nos explique cómo es y qué tiene para diferenciarse del resto. Lo interesante es que no es tan simple como puede aparentar en un tráiler o con su descripción, y para comprobarlo vamos a estar jugando la beta desde ya y os lo vamos a contar muy pronto en las primeras impresiones.

La partida empieza saltando de un avión, cómo no. Dos equipos aguardan en las tripas de su respectivo avión para lanzarse y planear hacia su posición de partida. Quienes controlaban los personajes eran jugadores con mucha experiencia que no dudaron en ir de cabeza a sus objetivos. Un buen detalle, al menos de este escenario que consiste en lo alto de un rascacielos de Dubai, es el rastro de humo que deja cada personaje por ese camino aéreo que sigue. No es solo para visualizar a tus compañeros, también se puede ver el de los rivales, así que hay material para formar un metajuego estratégico propio sobre las rutas a seguir.

Escogiendo de una lista de 12 personajes o 'rogues' (en función del pack comprado tienes más o menos entre los que escoger y el resto hay que desbloquearlos jugando), se ve que no es un hero shooter en el sentido tradicional. Sus creadores dejaron bien claro que Rogue Company es un juego de acción principalmente que lleva el combate técnico bien implantado. No fue suficiente lo visto como para determinar de qué tipo se empapa más, pero no tardaremos en descubrirlo a los mandos.

Rogue Company

Los modos basados en objetivos están a la orden del día, así que no esperes un todos contra todos o un duelo por equipos clásico, al menos en estos primeros compases de la beta. Por ejemplo, en Demoición, un equipo de cuatro tiene que impedir que estalle una bomba y el otro, conseguir que lo haga. Sí, ya lo has visto antes, sabes cómo se juega. En Rogue Company, se van sucediendo las rondas (estas partidas eran al mejor de 13) y entre medias hay que el dinero conseguir in-game en mejorar el equipamiento. Exacto, también lo has visto antes, es el estilo Counter-Strike. Lo que cambia es que aquí lo que vas comprando se mantiene y, no solo eso, se puede ir mejorando con más inversión.

Puedes desbloquear dos armas principales, aunque solo puedes escoger una por ronda, además de una secundaria y otra cuerpo a cuerpo, gadgets y ventajas. Hay una cierta organización en kits preparados que definen en cierto modo el estilo de juego que se va a seguir en esa partida: control de zona, irrupción, persistencia... La composición del equipo no solo va a depender del escenario que toque sino también en la posición, de ataque o de defensa. Porque no es lo mismo tener que poner trampas que tener que recabar información de los rivales.

Cuando un miembro del equipo cae no es el final, hay una opción de que vuelva a levantarse, pero si alguien remata la faena cuando está tumbado ya no volverá hasta la ronda siguiente. Siendo así, la cooperación y el trabajo en equipo van a ser básicos, porque al jugador que se quede aislado probablemente haya que darlo por perdido. El equipo que teníamos en cámara se llevó la partida que nos enseñaron con una estrategia de tándem, flanqueos y muchas trampas que tenían como fin llevar siempre los duelos a su ritmo.

Rogue Company

Con este diseño era de esperar algún tipo de coleccionable y componente estético. Sin mezclarse con la parte de dinero in-game ni con la evolución de armas y personajes, hay varios elementos estéticos como skins para personajes y armas. Pero por la forma de contarlo no tenía pinta de ser una monetización agresiva. Al fin y al cabo no es un título free-to-play, es un juego por el que se paga.

De todo esto que tuvimos enfrente, la conclusión que nos llevamos es que Rogue Company presenta una mezcla entre shooter táctico y acción a tiros poco usual. Porque lo normal es que en los juegos tácticos el gatillo haya que tenerlo bien controlado y los movimientos deben estar medidos, pero aquí hay mucha más velocidad, se puede esquivar y todo ese tipo de cosas que no verás en CS:GO. Dijeron que estaban buscando ofrecer algo así como un taquillazo de verano, una película ligera pero capaz de hacerte pasar el rato. Suena honesto y puede salir bien, pero no es fácil conseguirlo.

El punto fuerte del título es que aprovecha la experiencia de Hi-Rez Studios para hacerlo totalmente cross-platform. Las cuatro versiones (PS4, Nintendo Switch, Xbox One y PC) son una en todos los sentidos, pues ofrece multijugador cruzado y cross-save/cross-progresión, es decir, que con tu usuario puedes arrancar la partida en cualquiera de las cuatro versiones cuando quieras. Muy pronto, las impresiones.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Contenido relacionado

Hoy en GR Live - Rogue Company

Hoy en GR Live - Rogue Company

NOTICIA. Autor: Lisa Dahlgren

Cortesía de First Watch Games y Hi-Rez Studios se ha estrenado este juego de acción en tercera persona de combate arcade y estrategia profunda. Qué lío.



Cargando más contenido