Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Roving Rogue

Análisis de Roving Rogue

"Se supone que si matas al malo, el viaje de vuelta es un camino de rosas".

Hay algo que suele darse por hecho en la mayoría de historias épicas; el regreso a casa. Lo más habitual es que el héroe supere distintas pruebas, se anteponga a su propia naturaleza y, al final, derrote al mal. Pero, ¿qué ocurre después? Descender una montaña puede ser algo tan complicado como escalarla. De eso va Roving Rogue, un plataformas que llega a Wii U para contarnos qué hace el héroe tras salvar al mundo.

Lo primero que ves al empezar el juego es a tu personaje acabando con Zörn el Vil, el malvado villano del sexto y último mundo de este plataformas. Entonces, el hechizo que mantenía todas las pruebas por las que el héroe había pasado para llegar hasta él, se desvanece; todo se viene abajo. Por esto, Kurt, el protagonista, debe desandar lo andado hasta el primer nivel del primer mundo, mientras las pantallas se derrumban tras él.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Es innegable que el concepto de Roving Rogue es fresco e interesante, aunque también se nota que la historia es algo que se ha creado al final de su fase de desarrollo. Josué Monchán, el guionista, se incorporó al equipo cuando el concepto base y los niveles del juego ya estaban pulidos. Pero esto no quita que la historia sea buena, pero es más un buen aliño que el pilar maestro del juego.

En Roving Rogue pierdes la memoria al acabar con Zörn. Pero en cada nivel hay tres estatuillas que te ayudan a recomponer la historia, lógicamente, desde el final. Si te centras en acabar cada pantalla, el juego es bastante asequible. El verdadero reto es recolectar los tótemes y descubrir el relato que esconde el juego. Y lo que sí tiene esta aventura son dosis de humor; cada fase empieza con un pequeño mensaje de Kurt a modo de 'tuit', en el que deja caer algún comentario ingenioso o cualquier disparate que consiga dibujarte una sonrisa.

Roving RogueRoving Rogue

Pero volviendo al diseño, hay algo que rompe con lo que el juego te intenta vender. Se supone que estás volviendo atrás. De ser así, la parte más complicada de la aventura sería el primer mundo. Dicho de otro modo, el último, el sexto, es un camino de rosas. Es cierto que, siendo justos, no hablamos más que de una pequeña apreciación que no te impide para nada disfrutar del juego. Pero es inevitable apuntar que te plantea una historia incoherente, o que Roving Rogue no puede negar la mayor y debe aceptar que es un videojuego; su dificultad debe ir en aumento mientras progresas.

Es en lo estrictamente jugable donde Roving Rogue saca a relucir sus dotes. Kurt cuenta con una habilidad que le permite teletransportarse a dos distancias: a un par de cuadros o a cuatro con respecto a su posición actual. Si has jugado a Dishonored, es una habilidad parecida al teletransporte de Corvo (el 'Blink' mal traducido 'Guiño'), pero aplicada a un plataformas 2D. A medida que avanzas, puedes ver cómo los niveles están diseñados teniendo en cuenta las limitaciones de Kurt, que no puede moverse, por ejemplo, a tres cuadros. En muchas ocasiones solo hay una manera de salir vivo y es haciéndolo perfecto. No hay que olvidar que, en todas las fases, el escenario se derrumba a nuestros pies.

En resumen, Roving Rogue es un buen plataformas (algo corto) que se arriesga a ofrecer una historia fresca con la que te ríes, salvando sus incoherencias si tienes en cuenta el diseño. También hay que señalar que si te desentiendes de conseguir las tres estatuas -opcionales- por fase, el juego se vuelve mucho más fácil. Por otro lado cuenta con un curioso multijugador a cuatro donde puedes tanto ayudar como entorpecer a tus compañeros, aunque la gran baza del juego sigue siendo su modo historia. Si te apetece un poco de nostalgia plataformera a buen precio, en la eShop de Wii U tienes esta simpática experiencia.

Roving RogueRoving Rogue

Como apunte final, también cabe destacar que Roving Rogue nace de un pequeño grupo de estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid, ganadores de la pasada edición de iDÉAME con el mismo juego. Con el premio, se aseguraron la publicación de Roving Rogue en la eShop de Wii U, el apoyo de Padaone Games en la fase final de desarrollo y la colaboración de Josué Monchán en la creación de un guión con gancho y gracia. Viniendo de un equipo tan novicio, el resultado final del juego es más que notable.

Roving RogueRoving RogueRoving RogueRoving Rogue
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Una historia distinta y fresca unida a unas mecánicas simples pero muy bien aplicadas en los niveles.
-
El modo individual es corto y las estatuillas deberían ser obligatorias. La historia y el diseño no acaban de casar.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Roving RogueScore

Roving Rogue

ANÁLISIS. Autor: Julián Plaza

"Se supone que si matas al malo, el viaje de vuelta es un camino de rosas".



Cargando más contenido