Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
avances
Rustler

Rustler - primeras impresiones

Hemos probado este "Grand Theft Horse" mientras se la juega en Kickstarter.

Rustler

Rustler es un proyecto pequeño de la también pequeña desarrolladora Jutsu Games, la de los 911 Operator, que actualmente busca financiarse a través de Kickstarter y donde podéis mostrar vuestro apoyo todavía y hasta el 29 de febrero.

Pese a que si visitamos la página de la compañía vemos que su lema es innovative gameplays, lo cierto es que aquí estamos ante un juego que se inspira, y no lo oculta, en los Grand Theft Auto de antaño, aquellos que se jugaban en una perspectiva cenital; de hecho, también se conoce a este Rustler como Grand Theft Horse.

Ya os podéis imaginar por lo tanto por dónde irán los tiros, o los espadazos, porque estamos ante un título ambientado en el medievo, con sus granjas, castillos, señales de circulación para carretas, trovadores raperos con canciones malsonantes... Sí, todo tiene un punto gamberro aquí, empezando por su protagonista, cuyo arte oficial nos recuerda a Jimmy Hopkins, el chaval de Bully, otra obra de Rockstar, quien no será sino un pobre borracho del que todo el mundo con algo más de poder e influencia querrá aprovecharse en un principio. Nuestro malestar, cómo no, lo pagaremos con otros aldeanos a quienes no dudaremos en despojar de sus pertenencias, como su caballo, dinero o las armas que porten.

Porque si Rustler se ve como un GTA primerizo medieval, también se juega como tal, algo a lo que ya no estábamos acostumbrados en 2020. No es que su control sea malo, no del todo al menos, pero sí es cierto que habrá que acostumbrarse a él. Con el stick izquierdo moveremos a nuestro personaje y con el derecho haremos lo propio con una mira que será hacia donde dirijamos nuestros ataques e incluso a nuestro corcel. Es más sencillo con teclado y ratón, al menos esta parte, y es que de momento, y siempre sin olvidar que estamos ante una versión alfa, Rustler está pensado únicamente para jugarse en ordenador. Lo bueno es que no exige mucho y aún así resulta agradable a la vista, claro que tiene muchos elementos por pulir, como el modelado de los personajes, especialmente de sus repetitivos guardias, el efecto del agua y el motor de colisiones. Es muy frustrante ir en mitad de una huida atravesando un bosque y que tu caballo te tire cada dos por tres de su lomo, haciendo que inevitablemente tengamos que repetir la misión desde el principio y más allá, porque volveremos a nuestra casa, que hará también de punto de guardado. Por ahora y hasta que se abra el mapa (hay mínimo 2 regiones, 3 si se alcanza una de las metas), es el único lugar donde salvar la partida.

Rustler

En las misiones y submisiones también habrá un muchito de los GTA viejos, incluyendo el III. Primero haremos misiones simples y solo tendremos una marca en el mapa, y más tarde ya podremos elegir si ayudar a uno u otro NPC, siempre teniendo como fondo una historia de caballería donde las groserías típicas de la época se mezclarán con la nobleza y la sangre azul, aunque en la demo apenas se esbozará este hilo. Los encargos, por supuesto, serán de lo más variado, como robar un caballo, matar a un noble o encontrar el Santo Grial, estando cargados muchas veces de referencias a distintas obras de la literatura y el cine, como cuando nos encontramos con el Caballero Negro de Los Caballeros de la Mesa Cuadrada de los Monty Python.

Las secundarias por ahora son pocas, pero podrían ser más si se logra uno de los objetivos de financiación. Una de ellas será tan simple como arar un campo, pero habrá otra que nos recordarán a cuando hacíamos de taxista por Liberty City, solo que aquí cargaremos con muertos en un carruaje y se los llevaremos al sepulturero, de quien no queremos saber qué hace con los cadáveres, o a cuando nos sacábamos un dinerillo extra adueñándonos de coches ajenos que aquí serán rocines que antes de poder vender habrá que pasar por el "taller" de Pimp a Horse. Tanto en las principales como en estas podremos contratar a un trovador que hará las veces de radio, para cambiar de emisora bastará con atizarle con una rama o darle un puñetazo.

Rustler

Por lo demás, Rustler todavía tiene mucho que demostrar y otro tanto que mejorar. El mapa parece amplio pero no lo es tanto, aunque sabemos que queda mucha región por desbloquear. Visualmente no destaca pero ya en la fase en la que está tampoco decepciona, aunque hay que trabajar en una cámara que no nos sigue todo lo bien que debiera, habiéndonos llegado a causar incluso una ligera sensación de mareo.

En resumidas cuentas, parece que estamos ante un título con potencial al que su humor vulgar le sienta como un guante, pero que tiene que ser pulido y mucho si quiere llegar a competir en el mercado actual.

Si opináis que merece una oportunidad, como así opinamos nosotros, haced caso al bardo y toss a coin to your rustler on Kickstarter. En serio, la cantan.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Contenido relacionado



Cargando más contenido