Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor España
análisis de hardware

Silla Gaming GC767 de 1337 Industries

Probamos esta silla de estilo moderno con chasis metálico, acabado en piel sintética e inclinación 180º.

Comprarse una silla gaming parece una moda. Otro más de esos puntos 'gaming' que parece que hay que ir completando si se desea estar al día y poder sentirse parte del universo de jugador de PC. Más allá del uso que le dé cada uno a su asiento, la realidad es que pasamos muchas horas delante del monitor y cada vez hay más gente que se ha tomado en serio la protección de su espalda, su cuello y, en general, su higiene postural.

Dentro de lo que ahora se hace llamar a sí mismo silla gaming hay una enorme gama de diseños y capacidades (y precios). Podríamos discriminar solo las más caras, que permite acoplarse con otros elementos y formar un set completo de juego, con sujección a mesa, pantalla o bases para ratón y teclado. Pero, fuera de esa línea premium, hay unos modelos más sencillos y también más asequibles a los que le pedimos un par de factores diferenciadores, como son reposabrazos adecuados para la posición de codos y antebrazos de forma individualizada para ratón y teclado, recogimiento de la espalda al completo o ventilación de la cabeza.

En Gamereactor España hemos recibido uno de estos modelos que están llegando en los últimos años a las tiendas para conseguir que las viejas sillas de oficina vayan dejando sitio a estas con una estética renovada y esas condiciones. En este caso, se trata de la GC767 de 1337 Industries, una marca que se está abriendo paso en nuestro país porque se encuentra fácilmente en varias cadenas de distribución generalistas y en tiendas especializadas.

Diseño y ergonomía

El modelo GC767 es una silla de línea esbelta, fabricada en chasis metálico, recubierto de espuma y forrado de piel sintética. Su aspecto es moderno gracias a la imitación de piel de su superficie, las líneas de color de su contorno y los matices en el mismo tono en la parte superior del respaldo y en las los laterales de los cojines. Las manchas se notan bastante en su base negro brillante, aunque es fácil de limpiar porque presenta un alto grado de impermeabilidad contra los líquidos y se puede pasar fácilmente una bayeta. Las costuras parecen sólidas y tras un mes de uso no hay síntoma ni de desgaste ni de estiramiento de los puntos.

El asiento, aparentemente plano, oculta una pequeña curvatura para canalizar las piernas y es bastante duro. Recoge el trasero con dos elevaciones laterales que se suben de forma abrupta en horizontal a sus reposabrazos, por lo que no invita a cuerpos mucho más anchos de sus medidas (otros modelos son más amplios). Los apoyos laterales salen directamente desde la parte baja y también son de estructura metálica, por lo que la rigidez está garantizada. Pero también son flexibles porque están recubiertas por una pieza de plástico que termina en un reposabrazo corto, ancho y acolchado. Lo más interesante es que tiene tres posiciones semifijas con las que orientar todo el brazo hacia el frente, ligeramente a la derecha o a la izquierda. Es ideal para colocar cada mano en teclado, algo justo a su lado como el ratón o en una parte más alejada como podría ser una tableta Wacom.

Su forma esbelta se la gana gracias a su elevado respaldo, de unos 84 centímetros. Presenta orificios a la altura de la nuca para prevenir el sudor en situaciones de calor, aunque la hemos probado en otoño y no sabemos qué tal lo aguanta. Cuenta con dos cojines, uno más blando y pronunciado para los riñones y otro más pequeño y duro para la cabeza. Nuestra experiencia es buena, especialmente con el inferior, que se adapta perfectamente a la zona lumbar y obliga a poner una postura recta y mantener las piernas ángulo recto. Pero al no ser demasiado duro, permite que la espalda se coloque de forma cómoda, es decir, no se siente algo duro clavándose. El superior es un poco pequeño y el contacto es mínimo.

En caso de preferir el formato tradicional, ambos se retiran con tan solo un clic en sus tiras de agarre. Entonces la GC767 se convierte en una silla amplia, con recogida lateral inferior y superior para las espaldas más anchas. 1337 Industries ha diseñado un buen producto, cómodo, cuya pega está una vez más en el contacto con la cabeza.

Movilidad, estabilidad y seguridad

Tanto el eje central como los reposabrazos cuentan con unos cuantos centímetros de amplitud para adaptarse a personajes más altas y más bajas. Lo destacable aquí es que una vez posicionado en un punto, todos los ajustes se mantienen muy estables, sin bamboleos ni holgura. Algo que no se puede decir de la propia palanca de altura, que baila mucho y está mal rematada, sin duda lo peor de todo el conjunto.

Uno de los aspectos más curiosos de su respaldo está en su inclinación de los 90º a los 180º mediante una palanca de metal y plástico colocada en la parte derecha. Baja con el peso y sube de forma automática, sin freno. ¿Y tiene utilidad o es sencillamente un detalle que nadie va a usar? Pues en este caso sí y es gracias a una estabilidad bastante mayor de lo que uno podría esperar por sus apoyos con el suelo. Hemos realizado pruebas en varias inclinaciones y con vaivenes suaves no hace ningún ademán de volcar, ni siquiera con las piernas contraídas contra los muslos, sobre el asiento; se lo debe, en parte, a un pequeño ajuste en la parte inferior frontal que absorbe el movimiento.

Todo esto, sin recurrir a unos radios muy largos en el eje ni tampoco a muchas ruedas. Son tan solo cinco y son cortos, por lo que es fácil encontrar una posición adecuada para los pies y no estar chocando constantemente contra ellos. El metal del eje inferior también está barnizado en rojo brillante y le da más empaque al conjunto. Las ruedas, dobles, son de poco deslizamiento e incluyen autofrenado, así que hay que hacer un pequeño esfuerzo para moverse, pero no te vas del sitio sin querer.

Conclusión

1337 Industries ha creado una buena silla para quienes estén buscando en el rango de los 200 euros, con una gran relación calidad/precio. El modelo GC767, muy parecido a sus hermanos, pero con algunas diferencias leves de diseño y de tamaño, cumple primero con las necesidades físicas y después con la comodidad, porque sus acabados rígidos recuerdan que este no es el sofá en el que echarse la siesta. Es robusta a partir de un núcleo central que sujeta los resposabrazos, y estable, mucho más de lo que aparenta.

Especificaciones técnicas

Características

Chasis interno metálico de alta resistencia.
Respaldo reclinable y ajustable.
Reposa brazos metálicos ajustables.
Cruceta de 5 ruedas auto frenadas.
Respaldo reclinable hasta 85º-180º.
Pistón de 80mm Clase III.
Altura del asiento 46 cm a 54 cm.
Recomendada para personas de hasta 1,85cm y 110 Kg de peso.
Precio recomendado: 199,90 euros
Colores: Negro y rojo, negro y naranja, negro y azul, totalmente negro.

Dimensiones:

Asiento plano, 37x47cm.
Distancia entre brazos: 50cm.
Altura máxima: 133cm.
Distancia de asiento al suelo: mínima: 43cm. / máxima 51,5cm.
Respaldo: 33x84cm.
Brazo - Longitud: 25cm.
Brazo - Variación de altura: 7cm.
Peso: 19Kg.

Contenido del paquete:

Silla 1337Industries
Cojín lumbar.
Cojín cervical.
Herramienta para montaje.
Tornillos de montaje.
Instrucciones de montaje.

08 Gamereactor España
8 / 10
+
Cómoda y ancha para tallas medias. Estable y flexible. Genial relación calidad/precio.
-
Palanca de altura de baja calidad. El apoyo craneal desentona un poco.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países