Español
Gamereactor
análisis
Skull and Bones

Análisis de Skull and Bones

Hay potencial para navegar por algunas costas, pero también hay demasiados agujeros para que este barco vuelva a puerto.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Skull and Bones me ha sorprendido. No tenía muchas esperanzas puestas en este juego, pero eso se debe a su turbulenta historia. Una década de desarrollo y un reinicio completo no inspiran mucha confianza, pero este juego que ha creado Ubisoft es sorprendentemente coherente. Es una experiencia de acción pirata multijugador amplia y extensa, en la que puedes hacer realidad tus sueños de convertirte en un infame espadachín, y en muchos aspectos lo hace bien. Sin embargo, Skull and Bones es también un juego con un título metafórico, porque esto no es lo que deberíamos esperar de un juego AAAA de precio completo (como afirma el CEO de Ubisoft). Se trata de un juego que, en el fondo, no es más que un esqueleto sin la carne que le da vida.

HQ

Puede que la beta haya tapado los ojos a mucha gente. Sin duda, esta beta reveló varias grietas en la armadura del casco de Skull and Bones, pero también presentó una enorme cantidad de contenido para masticar, sin duda dejando a muchos con la suposición de que el juego completo será mucho, mucho más. Pero no es así. Lo que ves y experimentas en las primeras horas de Skull and Bones es lo que tendrás el resto de la experiencia. Tienes que aprender a tragarte interminables contratos repetitivos (que se traducen en el final del juego con el sistema de contrabandistas Helm) todo en un esfuerzo por adquirir recursos para mejorar tu barco y en nombre de ganar Infamia, que esencialmente eleva tu posición en todo el Océano Índico. Además, la mínima profundidad narrativa que se presentó en la beta se convierte en un problema aún mayor a medida que avanza el juego, hasta el punto de que no creo que se pueda decir que Skull and Bones tenga una historia. Está tan mal implementado y es tan ineficaz a la hora de presentar información sobre la historia y personajes convincentes que deberías saber desde el principio que aquí no encontrarás nada de valor en ese sentido.

En resumen, Skull and Bones no tiene una historia que merezca la pena y el diseño de sus misiones es francamente detestable. Sí, me doy cuenta de que es un comienzo bastante salvaje para esta crítica, así que permítanme pasar a un punto más positivo por un momento: la jugabilidad de la nave. No es realista, pero tampoco es tan arcade que parezca más bien un título de combate de naves espaciales. Se encuentra en una especie de limbo extraño en el que las naves son fundamentalmente lentas y pesadas de controlar, pero al mismo tiempo, puedes lanzar tu nave y disparar balas de cañón sin casi ningún límite. Todo ello confluye en un sistema que es lo bastante real como para desarrollar cualidades inmersivas, pero lo bastante libre como para que resulte divertido pasar horas en mar abierto y enzarzado en combates estratégicos.

Publicidad:

Las batallas también son emocionantes. Tienes que utilizar tu nave y el entorno a tu favor, ajustando la posición de tu nave para utilizar un arsenal de armas diferente, todo ello sin perder de vista los refuerzos enemigos o incluso los sistemas meteorológicos entrantes como tormentas y olas devastadoras que pueden desbaratar las batallas. Sin embargo, los sistemas de daño no son muy buenos, y no hay un impacto real al usar diferentes tipos de armas. Esencialmente, si te aseguras de apuntar a los puntos débiles de la nave, el resto del combate se ajusta, lo que lleva a preguntarse por qué hay varios atributos de resistencia al daño que explorar. Todo esto podría explicarse mejor si Skull and Bones tuviera un sistema de tutoriales útil y funcional, pero no lo tiene. De hecho, el juego es tan poco explicativo que en ningún momento te dice que el viento afecta a los movimientos de tu nave ni cómo aprovechar mejor el viento para moverte por el mundo.

Skull and Bones
Skull and BonesSkull and BonesSkull and Bones

Hablando del mundo abierto, Ubisoft vuelve a las andadas en Skull and Bones. Como ya hemos visto en tantas (y tantas) ocasiones en Assassin's Creed, Far Cry y otras franquicias, aquí tenemos un mundo grande pero aburrido. Tienes libertad para explorarlo a tu antojo, pero la verdad es que no hay mucho que merezca la pena visitar. A no ser que la extracción de minerales, la tala de árboles, la recolección de frutas, la interacción con los pueblos, el asalto a los naufragios o el atraque en un puerto te resulten interesantes. Casi puedo garantizarte que no lo harás, ya que aparte de atracar, todas las partes del juego tienen lugar en tu barco, lo que significa que todas estas actividades extra añaden muy poco a la naturaleza inmersiva de Skull and Bones y simplemente se presentan como minijuegos muy básicos. Sin embargo, aquí es donde voy a contradecirme. Los muelles, la única parte del juego a pie, son las peores partes de Skull and Bones. Cuando estás sobre el terreno, te sueltan en un centro de operaciones que no es más que los mismos vendedores en distintas ubicaciones. Ubisoft podría haberse ahorrado mucho esfuerzo y recursos eliminando los elementos a pie y en su lugar tener los muelles como un simple conjunto de menús a los que puedes acceder desde tu barco. Lo que sí puedo decir a favor de este juego es que la posibilidad de atacar a cualquier barco que te encuentres en mar abierto es fantástica, y como hay una gran variedad de facciones y tipos de barcos, cada vez te espera un tipo de batalla ligeramente distinto.

Publicidad:

Aquí es donde otro problema hace su entrada. La progresión en este juego está fuera de lugar. No solo recibirás contratos que superan en cinco niveles a tu nave actual, lo que hace casi imposible completarlos, sino que también experimentarás casos en los que las naves de los PNJ aleatorios estarán varios niveles por encima de ti. Skull and Bones quiere que mejores tu nave o compres una nueva para superar esta situación, pero el problema es que los objetos más poderosos y de mayor nivel requieren un mayor rango de Infamia o recursos que sólo se encuentran en zonas más peligrosas. Al final, te ves atrapado en un ciclo frustrante de contratos aburridos de bajo nivel o de incursiones alocadas en territorios aterradores para conseguir mejores recursos, hasta que llegas al final del juego, donde se espera que completes los mismos contratos y eventos una y otra vez para conseguir monedas "premium" y adquirir armas y equipo realmente raros. Vale la pena decir con respecto a las "huidas locas" que muchos barcos nunca notarán tu presencia hasta que los ataques primero, pero hay corsarios y piratas NPC que te acribillarán sin pensárselo dos veces, y cuando esto sucede tienes dos opciones; reaparecer en el último muelle que visitaste (que podría estar a miles de unidades de distancia) o reaparecer cerca, que la mayoría de las veces estará en el rango de aggro del mismo barco que te hundió, lo que significa que probablemente te hundirán de nuevo...

A esto hay que añadir los elementos multijugador. Skull and Bones es fundamentalmente jugable en solitario, pero los mejores recursos y las actividades más desafiantes (que recompensan con el mejor botín) requieren aliados para superarlos. Puede tratarse de luchar contra enormes monstruos marinos, saquear fortalezas amenazadoras, hundir a infames señores piratas, afrontar eventos globales e incluso cazas de mapas del tesoro que incluyen elementos PvP. Siempre que te enfrentes a estas actividades necesitarás amigos, ya que de lo contrario te resultará prácticamente imposible completarlas a menos que hayas pasado horas y horas construyendo y diseñando un barco de nivel muy superior. Son algunas de las actividades más divertidas, pero son despiadadas y no me sorprendería que la mayoría de los jugadores las evitaran por completo, sobre todo porque el juego hace un trabajo horrible a la hora de explicar prácticamente cualquiera de sus elementos multijugador.

Skull and BonesSkull and Bones
Skull and BonesSkull and Bones

No son solo los sistemas mal implementados los que dan problemas, Skull and Bones te golpea constantemente con notificaciones y advertencias que nunca explica y que aparecen sin cesar y cubren la mitad del HUD y la pantalla en el proceso. Hay un montón de bugs y problemas extraños que plagan la experiencia, como misiones que no se siguen correctamente, texturas que aparecen, opciones de diálogo que nunca aparecen y misiones que tampoco se completan, muchas de las cuales requieren salir al menú principal del juego para superarlas... y eso sin mencionar los cuelgues. Pero incluso estos problemas son menores en comparación con el mayor defecto al que se enfrenta Skull and Bones: tiene muy poco contenido para ser considerado un juego de 70 libras. Teniendo en cuenta que también hay muchas oportunidades de microtransacciones, la escasez de contenido es escandalosa. La mitad del mapa no está disponible y cuando te adentras en la zona nublada, el juego te obliga a volver atrás. Solamente hay unos siete u ocho barcos para construir, y las armas son prácticamente las mismas, solo que con una estética visual y unas estadísticas ligeramente diferentes. Si te gusta jugar a disfrazarte y tratas la moda en juegos como Destiny 2 como uno de los elementos centrales y más importantes, entonces sabrás sin duda pasarlo en grande con Skull and Bones. Pero el consumidor más avispado verá sin duda este juego como algo que debería valorarse como mucho a la mitad de su precio de venta actual.

Diré que no creo que Skull and Bones esté tan podrido como otros títulos de servicio en vivo que hemos visto en el pasado. Suponiendo que sobreviva unos años, la introducción de una variedad de nuevos contenidos puede jugar a favor de este juego, alimentando su mundo y haciendo que la experiencia sea menos monótona y repetitiva. Hay elementos básicos que funcionan y que muestran mucho potencial, pero ahora mismo Ubisoft no le ha dado mucha base, ya que todo lo que les rodea es pobre y no está a la altura de lo que se espera de una producción AAA (o AAAA, como parece creer el director ejecutivo de Ubisoft).

Si tienes algún deseo o curiosidad por comprar Skull and Bones, te sugeriría esperar a que baje de precio, a que se añada a un servicio de suscripción más accesible que no sea Ubisoft+, o a que se añada más contenido como parte de su diseño en vivo. O mejor aún, volver a jugar a Sea of Thieves. La aventura de piratería de Rare es mucho más completa ahora mismo, con una jugabilidad, una historia y una exploración más atractivas, ¡y ese juego se anunció después de que Skull and Bones se presentara originalmente y todavía sigue ahí desde hace casi seis años! Sin duda, Rare sigue siendo el pirata más infame e indiscutible de las aguas digitales.

HQ
04 Gamereactor España
4 / 10
+
Los sistemas del barco son muy divertidos. El combate funciona bien en la práctica. Los sistemas de medioambiente y meteorológicos son interesantes. Las actividades del final del juego son más únicas e interesantes, aunque de difícil acceso.
-
Falta de contenido. Progresión frustrante. Horrible sistema de respawn. Mundo abierto aburrido y demasiado grande. El diseño de las misiones es terrible. La narrativa podría no existir. Un montón de bugs y problemas extraños.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Skull and BonesScore

Skull and Bones

ANÁLISIS. Autor: Ben Lyons

Hay potencial para navegar por algunas costas, pero también hay demasiados agujeros para que este barco vuelva a puerto.



Cargando más contenido