Español
Gamereactor
avances
Sleeping Dogs

Sleeping Dogs - impresiones

Después de unos meses desaparecido, el agente Wei vuelve a la acción. Le acompañamos en una de sus misiones en la siempre peligrosa Hong Kong para conocer si ha despertado o sigue perreando...

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Los videojuegos cancelados rara vez tienen una segunda oportunidad, pero Sleeping Dogs es una de esas contadas excepciones. Paradójicamente, cuando se concibió el proyecto estaba destinado a devolver a la vida la franquicia True Crime con el subtítulo de Hong Kong, pero a principios del año pasado Activision decidió darle el carpetazo, meses antes del lanzamiento e incluso con la campaña de promoción ya empezada.

Por suerte para el estudio canadiense United Front Games, Square Enix decidió asumir el proyecto devolviéndolo del sueño de los justos, y ahora hemos podido jugar unos minutos para conocer cómo será este juego de mundo abierto. El Sleeping Dogs en que se ha convertido el juego en el último año es un juego menos ambicioso que el True Crime que iba a ser pero también más afinado y centrado. No intenta tanto ser rompedor y se esfuerza por ser bueno y divertido.

Sleeping DogsSleeping Dogs
Sleeping DogsSleeping DogsSleeping Dogs
Publicidad:

Square Enix remite a juegos como Batman: Arkham Assylum y Just Cause 2 como referentes de la jugabilidad, pero Sleeping Dogs no ha perdido toda la personalidad con la que fue concebido, y adapta a sus peculiaridades las características que han gustado a los jugadores los últimos años.

En este empeño no cabe duda de que el combate tiene un lugar destacado. En Sleeping Dogs experimentarás una lucha fluida y brutal. Los golpes cuerpo a cuerpo transmiten casi una sensación física. Es muy sencillo, con el mismo botón tienes el ataque ligero y el pesado, dejándolo pulsado. Otro botón te permite contraatacar, por lo que estas peleas en las distancias cortas pueden llegar a ser casi un baile estéticamente. Así, puedes entrar en una habitación, saltar sobre una mesa y dar una patada a uno de los enemigos, golpeando en cualquier dirección tanto con los puños como con los pies.

Pero que tenga cierto ritmo no significa que el combate cuerpo a cuerpo tenga nada de poético, es más bien brutal. Cuando ya le has dado a tu rival un par de puñetazos o patadas puedes agarrarlo, con lo que empiezan a brillar algunos objetos del escenario con los que puedes desencadenar una muerte brutal. Hemos visto un buen repertorio: acercar la cabeza del enemigo a una sierra circular, empotrarlo en un aire acondicionado, ensartarlo en un poste que sale del suelo, machacarle con la puerta de un congelador...

Las luchas con armas de fuego son menos espectaculares aunque más eficaces incluso. Puedes usar como cobertura un macetero, y después saltar sobre él para avanzar rápido y arrebatar al enemigo el arma que tiene en las manos para rematarlo y seguir abriéndote paso a tiros. Destacan también algunos momentos que recuerdan a Heavy Rain, como tener que mover el stick para arrastrarte por el suelo, cortar las cuerdas que atan tus manos y escapar, y otras escenas de algo como un plataformeo emocionante, como la huida de un edificio medio en obras, con el viento aullando alrededor.

Publicidad:
Sleeping Dogs

El protagonista, Wei Shen, tiene una vida tan dura como difícil ha sido el desarrollo de Sleeping Dogs. Criado en las calles de Hong Kong, emigró a Estados Unidos y ahora vuelve como policía para infiltrarse en una de las peligrosas tríadas asiáticas. Para conseguirlo deberá dejar los escrúpulos a un lado y actuar como un delincuente. El juego será para adultos no sólo por la temática y por la brutalidad del combate, sino por el propio guión. En lo que hemos visto había hasta una venganza personal que te hace sentir incómodo.

Hong Kong no es un mero escenario; la abigarrada y colorista ciudad es casi un personaje más. Sus callejones repletos de gente, tiendas, tendederos, aires acondicionados y carteles de todo tipo dotan al juego de personalidad y le proporcionan una ambientación realista. En esos puestos callejeros obtendrás a veces información interesante y podrás comprar comida y objetos que te sirvan para recuperarte del daño o recuperar estamina.

La ciudad condiciona también algunos elementos asiáticos del juego. Los orientales conceden bastante importancia al aspecto, explican desde Square Enix, de ahí que Wei Shen, deba cuidar su armario. Según la ropa que vista en cada momento, reaccionarán los PNJs. Por esta razón tiene un fondo de armario digno de una estrella de cine.

Sleeping DogsSleeping DogsSleeping Dogs
Sleeping Dogs

La conducción hereda la influencia de los trabajos anteriores de los desarrolladores, ya que parte de United Front Games proviene de Black Box Games (Need for Speed), por lo que se entiende que hayan concedido bastante atención a este apartado. Es tan espectacular como en GTA o en The Wheelman, con saltos de un vehículo a otro, robos de coches... por lo que hemos visto, parece que la moto es una de las mejores opciones a la hora de perseguir a los enemigos y disparar desde ella.

Aunque cuando el juego se canceló se dijo que estaba al final del desarrollo, este año de trabajo extra le ha permitido revestirse de cordura y de calidad. Ya no es un juego pretencioso y titubeante, sino que parece que anda con paso más firme hacia la fecha del lanzamiento. Entonces se verá si todas las vicisitudes por las que ha atravesado se cobran un precio importante o si le han servido para curtirse y llegar consolidado a las tiendas.

HQ

Contenido relacionado

0
Sleeping DogsScore

Sleeping Dogs

ANÁLISIS. Autor: Martin Eiser

Esta aventura de acción ambientada en Hong Kong nos hará enfrentarnos a nuestros más bajos instintos. Vente con nosotros a jugar una peli de peleas y acción sin respiro.



Cargando más contenido