Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
análisis
Snack World: De mazmorra en mazmorra

Análisis de Snack World: De mazmorra en mazmorra

Entre mazmorra y mazmorra, unas risas.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

De Level-5 tenemos una imagen muy clara. Es esa compañía que en pleno siglo XXI no renuncia a hacer juegos con estilo visual colorido y alegre pensando siempre en todos los públicos. En todos, desde los niños de unos cuantos años a los adultos de todas las edades, y ahí están la serie Layton para demostarlo. Su truco es ir cambiando de género para encontrar nuevos nichos y ahí entró el experimento The Snack World, un RPG de mazmorras que por fin llega a España tras dar muchos tumbos. Tarde, sí. Mejorado, también. ¿Será suficiente?

Akihiro Hino pensó en crear un videojuego estilo dungeon crawler con el que enganchar a la gente en más y más misiones una vez terminado el modo historia. Vaya, lootear y lootear, como en tantos otros juegos de hoy en día. Pero a su manera, la multiformato. The Snack World llegó con una serie de anime, un manga y una colección de juguetitos NFC para coleccionar y utilizar en las versiones originales del juego, las de Nintendo 3DS y móvil. Era un planazo, otro éxito asegurado como Yo-kai Watch... Solo que no lo petó tanto como esperaban y tuvieron que rebajar expectativas. Además, el videojuego hacía aguas en varios aspectos, lo que llevó a un gran parche y relanzamiento, lo que se conoce como la versión Trejarers.

Esa es la base de este Snack World: De mazmorra en mazmorra que se estrena esta semana. Pero aún mejor, pues es la versión con gráficos en alta definición, animaciones y acciones rehechas y combate mejorado para Nintendo Switch. Además, incluye todo el contenido lanzado posteriormente como DLC y actualizaciones menores. Estamos, por tanto, ante la versión definitiva.

Snack World: De mazmorra en mazmorra

Su propio nombre da a entender que es un juego de echar muchas partidas y completar muchas misiones dentro de las mazmorras. Los escenarios no se repiten tan cual, sino que se van reconstruyendo de forma aleatoria para cada ocasión, de modo que es imposible aprenderse un recorrido y tratar de imitarlo en el futuro. Lo que sí es estable el escenario, es decir, la temática y los elementos que hay asociados a cada lugar de los que toca ir visitando en función del encargo de turno. Sin embargo, por mucho que cambien, los diseños son tan planos y pasilleros que no dan sensación de estar haciendo algo realmente diferente entre una ocasión y otra.

Lo positivo es que hila muy bien todos esos viajes. Es un dungeon crawler RPG en toda regla, en el sentido de que te hace sentir parte del juego de rol gracias a su modo historia, que se echa sobre los hombros todo el peso del grindeo. Es decir, no te vas a cualquier parte del mapa a pegarte contra los enemigos que toque solo para conseguir más armas, equipamiento, snacks y consumibles, hay toda una trama detrás con un guion de lo más divertido que merece la pena ir leyendo.

El reino Tutti-Frutti es el club de la comedia convertido en videojuego. Cada frase que pasa por tu pantalla es un chiste, un doble sentido, un cliché exagerado o incluso una salida de tono. Si te hace gracia o no, como jugador, dependerá mucho de tu sentido del humor, pero a nosotros nos ha gustado mucho esta forma de llevarlo y toda la traducción y doblaje al castellano (con voces parciales). Hay chistes de caca, obscenidades sexuales, cursilería, bipolaridad, existencialismo romántico... de todo con la condición de hacer avanzar una trama que durante horas y horas te hace creer que es banal y absurda, pero que después destapa cierto drama. Lo mejor es que no estamos hablando de tochos de texto, son solo unas conversaciones de unas cuantas frases que se despachan en dos o tres minutos, así que no se hace pesado.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Este planteamiento se expande a todas y cada una de las misiones, desde las más importantes de la trama principal a las de recursos que propone cualquier vecino del pueblo por las calles. Lo bueno, que en todas está ese entretenimiento humorístico; lo malo, que hay cierto batiburrillo entre tipos y fines y ya no sabes bien cuál escoger. También hay matices en los planteamientos, pues nos han pedido acabar con tantos enemigos, llegar hasta el jefe o recoger recursos, pero la estructura de juego no te invita a cambiar de mentalidad, es como si todas fueran lo mismo: entrar, avanzar, matar, recoger cofres y salir.

Lo que sí es muy, muy importante es intentar hacerlo lo mejor posible. Aunque lo camufle muy bien con sus historias e historietas, Snack World: De mazmorra en mazmorra va de lootear para tener tantas jaras y snacks como sea posible mientras progresa tu personaje. En cada misión hay un premio final fijo, pero además recibes más cofres al acabar y dependen sobre todo de cómo lo hayas hecho de bien. Así que jugar adecuadamente ahorra tiempo.

El combate nos ha dejado sensaciones encontradas. Es todo acción a tiempo real en base a un ataque normal, uno potente y otro especial, estos dos últimos con cierto timing de regeneración, además de un botón para esquivar y hasta la opción de detener con un escudo. Todo muy directo, muy rápido y muy ágil, así que es ideal para no sentirte en un bucle aburrido. Sin embargo, es fácil-difícil, tan confuso como suena. De repente te sientes el rey del mambo como te pega una paliza cualquier esbirro que te encuentras y te tienes que ir a curar a un rincón. Y es que el equipamiento y los elementos son más importantes de lo que parece.

Snack World: De mazmorra en mazmorraSnack World: De mazmorra en mazmorraSnack World: De mazmorra en mazmorra
Snack World: De mazmorra en mazmorra

La gran apuesta del estudio fue por dar variedad al juego a través de las jaras y los snacks para que grindear y lootear tuviera un sentido, el de coleccionar. Las jaras son cada uno de los objetos a equipar (armas, escudos, brebajes) y los snacks son los personajes de apoyo que te pueden acompañar en una misión a tu lado o en los que te puedes transformar temporalmente, ya sean monstruos capturados tomando fotos o PNJ que se unen a tras una misión. Hay muchísimo de todo, tanto que se hace complejo e incluso pesado probarlos, escoger y entender cuál te funciona. También hay muchos elementos, efectos, colores, y después están los tipos, familias... Dominar este micromundo es tanto lío que hay un botón autoequipar que te pone lo (teóricamente) más adecuado para cada misión.

Es cierto que esto de ofrecer mil y un armas y equipamientos es una costumbre de todo juego de aventuras moderno y se considera positivo, pero en este caso funciona como lastre para la progresión. Debes jugar horas y horas para llegar a un punto en el que, por fin, empiezan a entrar jaras de mayor calidad, y mientras tanto estás dando vueltas a un repertorio bastante igual o buscándote las mañas para mejorar un par de armas (requiere tener varias unidades de la misma).

Snack World: De mazmorra en mazmorra

Con lo que sí estamos bastante satisfechos es con el contenido. Es un juego largo de ritmo elevado a base de partidas cortas, pues la inmensa mayoría de las misiones son breves. Sí, es ideal para Nintendo Switch en modo portátil, y como visualmente no es ninguna maravilla pues proviene de portátil, no se pierde nada. Pero miguita a miguita va sumando horas de juego como si nada, siempre con esa sensación de estar dentro de una historia y no repitiendo escenarios por repetir. Quizá lo que nos ha defraudado un poco es que el multijugador para hasta cuatro personas esté restringido a las misiones secundarias, pero como no hemos encontrado a nadie online aún tampoco podemos quejarnos demasiado.

Level-5 ha demostrado que sabe llevar su encanto y su talento creando universos a cualquier género. En este caso, y tras varios retoques, por fin ha creado un juego bueno en el que pasar ratitos recogiendo jaras y snacks. La parte entretenida la pone su humor, que hilvana tantas horas de juego, aunque su progresión lenta y unos niveles y misiones planos hacen que no sea todo tan divertido. Ideal para Nintendo Switch.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Su sentido del humor. La traducción y el doblaje al castellano. El ritmo de las partidas. Autoequipar, gracias.
-
No transmite variedad de misiones. Niveles planos. Progresión lenta.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido