Español
Gamereactor
análisis
Sniper Elite 4

Análisis de Sniper Elite 4

Rebellion sigue mejorando su shooter y lo amplía en contenido y modos para competir con los más grandes. ¿Estará a la altura?

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ
HQ

Para un juego de infiltración esté cerca de la perfección debe permitir al jugador moverse hacia su objetivo con confianza, avanzando a rachas rápidas por el escenario a medida que evade patrullas de vigilancia camuflándose entre las sombras. Alcanza su máxima gloria cuando permite una pasada rápida, en la que no se mancilla ni un solo pelo del enemigo, más allá de su honra por fracasar en su misión de vigilancia. Todo se echa a perder cuando se comete un error y se desata un infierno de balas perdidas sin orientación ni sentido.

Sniper Elite 4 no es un juego de infiltración de ese tipo. El título de francotiradores de Rebellion se reivindica por el hecho de apretar el gatillo, te pide que lo hagas muchas veces, hasta el punto de regalarte la vista con una cámara de muerte de rayos-X con un realismo casi pornográfico (y puntos). Ya sea mediante el ruido ahogado por un silenciador o camuflado entre el estruendo del fuego de artillería, el énfasis está en infligir violencia a tus enemigos en el momento perfecto y con precisión clínica.

Sniper Elite 4
Publicidad:
Sniper Elite 4Sniper Elite 4

El estudio británico ha cambiado algunas mecánicas para que los jugadores agresivos tengan más opciones. Las físicas de las balas siempre han sido buenas en Sniper Elite, como en esta entrega, especialmente si se desactivan las ayudas y se pasa a jugar de forma realista. Y el control de Karl Fairburne, el nuevo protagonista, es más suave que nunca; responde con mayor obediencia cuando las cosas se ponen difíciles y hay que pedirle agilidad y velocidad, y se van a poner.

En Sniper Elite 4 no hay que preocuparse demasiado por ser descubierto y enfrentarse a un asalto porque Fairburne tiene todo lo que necesita para defenderse. Este personaje de voz ronca sabe matar en distancias cortas tan bien como con su rifle, y cuenta con todo tipo de artilugios como trampas y otros trucos que invitan a pasárselo bastante bien pensando en cómo acabar con el próximo asaltante. Eso no quiere decir que esta nueva entrega deje de honrar a la franquicia, porque la esencia sigue siendo convertirse en el mejor francotirador, pero es bueno saber que la jugabilidad ha mejorado en el resto de aspectos para no estar vendido a las primeras de cambio.

Los malos no ponen demasiado de su parte para complicar estas batallas porque la inteligencia artificial es mediocre. Puedes ver guardias que se marchan, patrones de patrulla que se activan al unísono o movimientos explosivos difíciles de explicar, especialmente en alerta máxima. El jugador tiene a su disposición unos prismáticos que permiten marcar objetivos y el minimapa chiva hacia qué dirección miran y se mueven. Son tan previsibles que es fácil sacar ventaja cuando todo está tranquilo e incluso cuando se produce un alboroto.

Publicidad:
HQ

En lo que sí ha dado otro más adelante Rebellion es en el aspecto gráfico, ya que esta entrega no parece estar lastrada por la generación anterior como ocurrió con Sniper Elite 3. Su mejor trabajo recae en el diseño y la recreación de los niveles, muy bien decorados y enriquecidos para que el ojo vaya notando variedad. Todo un placer teniendo en cuenta que venimos de la monótona arena del norte de África. Los enemigos son más planos y aburridos, pero también provoca este cansancio pasar tanto tiempo "junto" a ellos con tus prismáticos.

Lo más impresionante de los escenarios es su tamaño. Los jugadores más cautelosos van a cruzarse con muchos retos, ampliados por una buena selección de misiones secundarias que hacen que la duración media de cada una de sus ocho pantallas pase de largo de una hora. En estos mapas tan grandes repletos de espacios abiertos sí te entran ganas de pertrecharte en un buen alto para sacar el rifle y mermar a los rivales al mismo tiempo que planificas tu ruta con más táctica de la que requiere un shooter al uso. Los escenarios han ganado en verticalidad, pero es algo a lo que no se le saca todo el provecho que podría.

Paul Wright nos contaba en esta entrevista que habían viajado a Italia para inspirarse y el resultado es bueno, creíble. Avanzar por estos entornos es muy natural por cómo han sido creados y por esas mejoras en el movimiento de Fairburne que comentábamos antes, pero sigue habiendo mejoras pendientes y situaciones en las que acción parece trabada. Si tomamos como ejemplo a Sam Fisher, no podemos decir que sea capaz de serpentear como él.

HQ

También ayuda a que la partida sea más llevadera la reducción de los tiempos de carga, que otras veces ha supuesto un miedo a la muerte mayor que la propia defunción. No podemos pasar por alto que, a pesar de las mejoras técnicas, Sniper Elite 4 no está tan depurado como debiera. Al menos esta versión de review ha sufrido bastantes congelaciones en un par de puntos de guardado, aunque por suerte hay muchísimos y no ha sido un problema de pérdida de tiempo.

Donde recae nuestra mayor queja es en su capacidad narrativa. La historia que nos va contando a medida que avanzamos por los niveles, basada en los preparativos para la recuperación Italia de sur a norte por las tropas partisanas comunistas y el bloque aliado, ni engancha ni convence. Porque el pedazo de intrahistoria que debe servir como hilo conductor carece de interés, o al menos no han sabido dárselo, porque parece que han prestado más detalle a la violencia como forma de expresión. Y en vistas al gran mundo que han construido, es una auténtica lástima. El medio de transmisión del guión es mediante escenas de vídeo creadas con el propio motor que arrancan casi siempre en los mismos puntos, en los campamentos, a las que se le añaden algunas conversaciones extra que puedes activar para saber un poco más de la misión o de los objetivos secundarios.

Sin embargo, Sniper Elite 4 es mucho más que su campaña, algo que no ha ocurrido en las entregas anteriores. El equipo ha rediseñado de arriba a abajo su multijugador para que la vida útil del juego vaya mucho más allá de las misiones principales. Primero está el cooperativo, muy llamativo, en el que mientras alguien hace lo normal con el protagonista, un compañero limpia el escenario desde la primera línea con un acompañante británico llamado Harry Hawker. Así se puede completar el modo historia y también misiones adicionales.

Sniper Elite 4Sniper Elite 4
Sniper Elite 4Sniper Elite 4Sniper Elite 4

Después viene un nuevo modo de resistencia de oleadas en equipos de cuatro, heredero de Nazi Zombie Trilogy, que destaca por una IA un poco más sensata y por un planteamiento que obliga a los jugadores a moverse de punto de defensa cada tres rondas. Que no pase desapercibido porque puede dar buenos ratos a un grupo de amigos.

Por último está el multijugador competitivo, ese campo en el que parece que hay que triunfar para entrar en el elenco de shooters del año. A los modos tradicionales que los amantes de la serie ya conocen hay que añadir uno nuevo mucho más dinámico que agradecemos porque marca la diferencia. Se llama Control y no va de peleas entre francotiradores sino de crear equipos equilibrado para bajar al combate directo. Nos quedamos con la duda de saber cómo va a funcionar cuando el título esté a la venta y los servidores se llenen de soldados, pero por lo que hemos podido probar parece que cuenta con todos los elementos para ser divertido. Sin duda, era necesario mejorar el movimiento de los personajes y el gameplay variado que decíamos al principio de este análisis para que este modo existiera.

Con esta cuarta entrega, Rebellion ha decidido salir de su nicho definitivamente y abrirse al mundo. Sniper Elite 4 funciona bien como un todo gracias a una campaña tan divertida de jugar como sosa de seguir, una oferta para el cooperativo muy rica y un multijugador online competitivo que empieza a estar al nivel. Estamos ante un nuevo punto de inflexión para esta franquicia, que ya no podrá justificar carencias o calidades inferiores en el futuro. Está muy lejos de ser perfecto pero el tiempo extra de desarrollo se aprecia, y es el camino para seguir mejorando. No es un shooter sutil, todo lo contrario, es un canto a la violencia cruel y glorifica el éxito en la guerra como si fuera una parte del conflicto. Los amantes de los títulos de francotiradores siguen teniendo motivos para volver a Sniper Elite por cuarta vez, y ahora el resto también pueden encontrarlos.

HQ
Sniper Elite 4Sniper Elite 4
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Unos niveles geniales, visualmente muy trabajado, control afinado y mejorado, física de las balas extraordinaria, completo para jugar solo o en compañía
-
Una trama decepcionante, algunos fallos técnicos y cuelgues, la violencia en ocasiones es excesiva.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Sniper Elite 4Score

Sniper Elite 4

ANÁLISIS. Autor: Mike Holmes

Rebellion sigue mejorando su shooter y lo amplía en contenido y modos para competir con los más grandes. ¿Estará a la altura?



Cargando más contenido