Español
Gamereactor
análisis
Snufkin: Melody of Moominvalley

Análisis de Snufkin: Melody of Moominvalley

Es primavera y se oye a lo lejos una relajante melodía tocada con una armónica...

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Tove Jansson es la creadora de la serie Moomin, cuyos libros infantiles, series de televisión y películas han mantenido la serie durante años. Las historias han ofrecido un elenco de personajes interesantes, reflexiones sobre la vida y todo ello en un mundo salido de tu imaginación más salvaje. Sin embargo, hasta ahora no ha habido un juego de aventuras en toda regla que reflejara este universo. Hasta ahora.

Este marzo de 2024 por fin tendremos un título de Hyper Games llamado Snufkin: Melody of Moominvalley, que permite a los jugadores experimentar la vida como Snufkin. En los últimos años hemos recibido del estudio una selección de experiencias denominadas "cozy", y esto es lo que ofrece Snufkin: Melody of Moominvalley puede resumirse en sus elementos más básicos.

Snufkin: Melody of Moominvalley comienza justo después del invierno, cuando Snufkin llega a Moominvalley. Algo ha ocurrido y ahora el valle está lleno de aburridos parques vigilados por la policía, cada uno de los cuales recibe órdenes de un misterioso guardabosques. Las obras de construcción que han aparecido también han puesto de los nervios a los animales locales, y la zona alrededor de Moominhouse sufre de sequía. Además, ¿dónde está Moomintroll?

Publicidad:
Snufkin: Melody of Moominvalley

Moominvalley ha cambiado, y es aquí donde los jugadores pueden explorar y vivir una aventura. Desde un punto de vista visual Snufkin: Melody of Moominvalley es un juego precioso. Los paisajes de acuarela reflejan algo que el creador Tove Jansson habría imaginado, y desde la primera escena el juego deja huella. Mientras estás fuera, la cámara sigue a Snufkin sin problemas en el mundo 3D. Los abedules de Moominvalley, los ríos que fluyen y la verticalidad general funcionan a la perfección, y el juego luce realmente bien tanto en pantalla grande como en modo portátil en la Switch.

La música corre a cargo de Kjartan Sveinsson y Oda Tilset, y sus melodías encajan a la perfección en esta aventura gráfica de ritmo lento y agradable. Hay algunas escenas de acción, y la música también encaja en esa acción. Sin embargo, Snufkin: Melody of Moominvalley no cuenta con actuación de voz, ya que el diálogo se realiza a través de cuadros de texto, y hay un montón de ellos. A veces, la velocidad de fotogramas incluso se ve afectada cuando hay una transición del juego a una escena en un momento intenso. Espero que esto se solucione con una actualización, ya que también he notado algunas caídas de la velocidad de fotogramas cuando hay varios personajes en pantalla.

Snufkin se encuentra con personajes conocidos y también con algunos nuevos, y así es como avanza la historia por todo Moominvalley. Con el tiempo, el juego se expande como en los Metroidvania, porque Snufkin consigue nuevos instrumentos para añadir a su mochila. Al principio sólo hay una armónica, pero más tarde consigue una flauta y un tambor, por ejemplo. Y entonces llega el momento de interactuar con el mundo del juego, donde el juego te indica claramente qué instrumento debes usar en cada situación, lo que facilita las cosas a los jugadores más jóvenes. Necesitas ciertos instrumentos para llegar a ciertas secciones del juego, y así es como el juego empuja al jugador hacia adelante. Cuando queda aproximadamente un tercio del juego, tienes la oportunidad de volver atrás y visitar todos los lugares que quieras, y para asegurarte de que no te pierdes, el mapa tiene puntos rojos y amarillos para las distintas misiones.

Publicidad:
Snufkin: Melody of Moominvalley

Snufkin: Melody of Moominvalley también ofrece cosas extra que hacer, como coleccionar las páginas de las memorias de Moominpappa y recoger recursos del bosque, donde a veces obtienes una recompensa por hacerlo. Disfruté tanto explorando este hermoso y lineal mundo, que no me importó no poder entrar en la Moominhouse y otros edificios similares.

El único problema con los controles es cómo salta Snufkin. Pulsas B cuando estás delante de un saliente y a partir de aquí te aparece una burda animación sobre dónde va a aterrizar Snufkin. En otras palabras, cada salto requiere que te pares y apuntes y esto hace que saltar sea engorroso e impreciso. Normalmente, no tienes prisa mientras juegas, pero hay tramos de persecución en los que necesitas ensayo y error para realizar saltos con éxito. Con el tiempo aprendes a vivir con ello, pero los controles engorrosos son algo a tener en cuenta.

Me sorprendió que algunos personajes más filosóficos se convirtieran en oponentes verbales de Snufkin. Dudan de que Snufkin pueda salvar Moominvalley por sí solo y es esta aventura de múltiples niveles la que mantiene enganchados a los jugadores más veteranos. A veces los guionistas han tomado decisiones que obligan a Snufkin a actuar fuera de su personaje, lo que no siempre funciona, pero tengo que decir que la caza del misterioso guardabosques funciona muy bien hasta el final, aunque la última parte a hurtadillas en el parque se alargue demasiado. Snufkin funciona bien como protagonista, así que me encantaría que hubiera una secuela en el futuro.

Snufkin: Melody of Moominvalley es una aventura relajada y de ritmo lento, y a veces eso es justo lo que necesitas entre tanto shooter y juegos de acción.

Snufkin: Melody of Moominvalley
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Estética de acuarela. Personajes interesantes. Toneladas de cosas que hacer.
-
Algunos problemas técnicos. Controles engorrosos. A veces la historia hace que Snufkin actúe fuera de lugar.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido