Español
Gamereactor
análisis
Solium Infernum

Análisis de Solium Infernum

Este clásico de culto renacido podría hacerte perder tus amistades, pero merecerá la pena intentarlo.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Cada uno tiene su propia idea de cómo es el infierno. No me refiero a tu concepto del castigo eterno, sino al lugar en sí. Personalmente, siempre me han gustado los Nueve Infiernos descritos en Dragones y Mazmorras. Cada señor de los demonios controla su propio reino, jugando una eterna partida de ajedrez en 4D contra sus congéneres, en una desesperada e interminable puja por el poder sobre un dominio francamente poco atractivo de almas gritonas y páramos estériles.

Solium Infernum representa una versión similar del Infierno, en la que el mismísimo Diablo ha desaparecido, por lo que los ocho Archidemonios comienzan inmediatamente a discutir y a luchar por quién debe ocupar su lugar en el trono de Pandemónium. Solium Infernum tiene un gran e intrigante premisa, que te atrae desde el principio y te hace saber que esta gran estrategia tiene un estilo único y una personalidad difícil de encontrar en otros juegos.

HQ

Todo en Solium Infernum rebosa carisma por los cuatro costados. Desde los Señores del Infierno, brillantemente modelados y caracterizados, hasta las propias llanuras del Infierno. Ver ese paisaje gris lleno de horribles criaturas y lugares como el Bosque de los Suicidas hace que te preguntes por qué alguien lucha por el poder en este lugar. Entonces otro Archidemonio te exige que hagas un pago de tres monedas a sus arcas y estás dispuesto a morir solo para asegurarte de que no ganan.

Publicidad:

Aunque tu objetivo principal en Solium Infernum es reclamar el Pandemónium, hay muchas formas de conseguirlo y muchas mecánicas que te llevarán de ser un humilde Barón a ser el gobernante del Infierno. Incluso puedes ganar el juego haciendo que otra persona se siente en el trono, siempre que tu estrategia sea la correcta para que acabe siendo tu marioneta. Para llegar a ese punto final, sin embargo, tendrás que construir un tesoro, encontrar legiones y equiparlas con Pretores y Artefactos para hacerlas más fuertes, así como realizar rituales, participar en la diplomacia, para mejorar a tu propio Archidemonio, y todo mientras encuentras el tiempo para hacerlo en solo dos turnos.

Solium Infernum

La primera vez que te adentras en Solium Infernum puede resultar un poco abrumador, e incluso después de jugar varias veces al tutorial hay algunos entresijos que se aprenden mejor simplemente metiéndose de lleno en ellos. Aunque parezca que la atención se centra en el multijugador asíncrono y en acabar con las amistades en este gran juego de puñaladas por la espalda y traición, hay una cantidad gratamente sorprendente de cosas que hacer en el modo para un jugador. Jugar como cada uno de los Archidemonios y explorar los diferentes escenarios fue una pasada y, aunque la IA no puede igualar los niveles de un jugador estratega, acabé pasando mucho más tiempo del que había planeado inicialmente en el modo para un jugador, siempre mintiéndome a mí mismo de que el siguiente turno sería el último.

Lo que ayuda a que Solium Infernum destaque y sea bastante accesible al mismo tiempo es este enfoque en los dos movimientos que haces en un turno. Es un auténtico caso de ajedrez contra damas, en el que en lugar de poder hacer todo lo que quieras en un turno, tienes que pensar con tres a cinco turnos de antelación, viviendo con el temor de que alguien te quite lo que querías. Puedes desbloquear otra orden ya avanzada la partida, pero entonces correrías el riesgo de perder un prestigio precioso. Al principio puede parecer extraño o incluso frustrante tener que pasar varios turnos sin mover tropas porque tienes que llenar tus arcas o pujar por un poderoso Pretor, pero a medida que te acostumbras, realmente fluye bastante bien, y resulta muy útil cuando estás en multijugador.

Publicidad:
HQ

Desafortunadamente, no he tenido mucho tiempo para jugar al multijugador de Solium Infernum, pero me haré eco de lo que escribí en mis impresiones previas. Reunir a un grupo para jugar una partida entera de Civilization o algo similar puede ser una auténtica pesadilla. Irónicamente, el multijugador de Solium Infernum es una bendición. Dado que solo puedes hacer dos movimientos por turno y que Solium Infernum se compone de grandes planes que se desarrollan a lo largo de una partida, el multijugador asíncrono es una forma realmente innovadora de solucionar las deficiencias de la estrategia en línea. Por supuesto, se basa en el trabajo del juego original, pero en lugar de enviar ahora tus partidas guardadas por correo electrónico, basta con configurar una notificación de Steam cada vez que te toque, e incluso puedes disponer de días para completarla. Por supuesto, existe la opción de jugar una partida en un par de horas si quieres, o llegar a la mitad de una partida y cambiar a asíncrono. Está muy bien pensado y permite que Solium Infernum sea algo más que una experiencia muy divertida para un solo jugador, como lo acaban siendo la mayoría de los juegos de estrategia en los que tus amigos nunca consiguen organizar una sesión.

Por sus sistemas, el juego parece jugar como otras grandes franquicias de estrategia. Mueves unidades para tomar territorio, luchas contra Lugares de Poder neutrales y acumulas recursos. Pero no puedes hacer tuyo el mundo y declarar la guerra cuando quieras. Necesitas una razón para hacerlo. Al principio era escéptico, me preguntaba cómo funcionaría y si no permitiría a la gente jugar básicamente a un simulador de asentamientos para un solo jugador evitando todo conflicto. Pero a medida que juegues a Solium Infernum, te darás cuenta de que es bastante fácil verse envuelto en una Vendetta. Un insulto es rechazado, una demanda no se cumple, hay muchas razones para que entres en las tierras de un rival y empieces a patear tierra. Pero, dado que cada Vendetta tiene una condición de victoria, es posible que también quieras pensar en cómo llevar a cabo tu guerra. No todos los combates son por una fortaleza, y cuanto más prolongues una guerra, más probabilidades hay de que alguien aproveche su oportunidad para atacarte por la espalda. Realmente no podría tocar los niveles de profundidad disponibles en la gran estrategia política aquí sin escribir miles de palabras extra. Es impresionante y, una vez más, demuestra cuánto tiempo se le puede sacar fácilmente a Solium Infernum. Si tuviera que destacar algo, sería que parece que algunas partes del juego se pueden ignorar, aunque juegues con un Archidemonio especializado en ellas. Hacer que una unidad sea muy poderosa y que deambule por el mapa como una fuerza imparable me funcionaba independientemente de con quién jugara, así que espero que con el tiempo el multijugador me demuestre lo errónea que es esa estrategia.

Solium Infernum

Jugar a Solium Infernum es aún más divertido gracias a las increíbles ilustraciones y al sonido. El arte de las unidades, los pretores, los artefactos, los eventos y demás es impactante, oscuro y me hace desear un libro de arte completo de este juego. La banda sonora también es brillante y los efectos de sonido orquestales que se producen cuando haces cualquier cosa te sumergen en las profundidades del Infierno de la mejor manera posible. No solo impresionan las imágenes fijas, ya que las animaciones también son muy sólidas para tratarse de un juego de estrategia. Grandes leviatanes se alzan del suelo, diminutas tropas marchan por las llanuras del Infierno y se enzarzan en combates sencillos pero muy divertidos de ver. No creo haberme saltado ni una sola batalla en mi tiempo con Solium Infernum, pero si odias la diversión, puedes saltarte también esas animaciones.

Hermoso y grotesco a partes iguales, como cabría esperar del Infierno, lleno de profundidad e intrincadas mecánicas que merece la pena aprender, Solium Infernum es una adición maravillosamente perversa al subgénero de la gran estrategia. Llama la atención de inmediato y está diseñado con un nivel de cuidado que se hace evidente en cuanto se toman los primeros turnos. Es muy divertido explorar las personalidades enfrentadas de los Archiduques del Infierno, e imagino que me quedaré despierto hasta muy tarde, pulsando instintivamente el botón de siguiente turno, durante mucho tiempo.

09 Gamereactor España
9 / 10
+
Multijugador innovador, estrategia sabrosa y grandiosa, arte y personajes asombrosos.
-
No todas las mecánicas son tan vitales como las demás, se tarda algún tiempo en aprenderlas.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Solium InfernumScore

Solium Infernum

ANÁLISIS. Autor: Alex Hopley

Este clásico de culto renacido podría hacerte perder tus amistades, pero merecerá la pena intentarlo.



Cargando más contenido