LIVE
logo hd live | Capcom Showcase
See in hd icon
Español
Gamereactor
análisis
Sonic Forces

Análisis de Sonic Forces

Tras una larga espera llega este Sonic ambicioso con multitud de personajes distintos y pantallas adaptadas a todos ellos.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Este es un análisis tardío, sí, pero consideramos que apurarse podría ser contraproducente ante uno de los títulos más polémicos y controvertidos de los últimos tiempos. El erizo azul de Sega es un emblema de la industria del videojuego y siempre se espera de él lo mejor, pero también se comete el error de exigirle demasiado en ocasiones. Esto no quiere decir que Sonic Forces, la nueva entrega de la aventuras de la mascota de la compañía nipona, sea un juego tan excelente y redondo como el reciente Sonic Mania. Pero tampoco es el desastre integral que algunos usuarios empezaron a vaticinar mucho antes de que el juego saliese a la venta.

Lo cierto es que el juego no inventa la pólvora, puesto que mantiene todos los elementos clásicos de la franquicia, en todas sus vertientes. Tenemos al Sonic moderno, en fases 3D en las que el plataformeo es casi tan importante con las velocidades de vértigo. Y tenemos al Sonic clásico, con sus fases en 2D en las que la velocidad puede ser traicionera y debemos ir con cautela en cada salto que demos. Una fórmula ya vista en Sonic Generations y que funcionaba a la perfección, de tal modo que no es extraño que se haya recuperado para Sonic Forces. Eso sí, hay detalles que están un paso por debajo, como que Sonic moderno no derrapa en las curvas tan bien como solía hacerlo, o que el Sonic clásico sea un poco tanque hasta que coge velocidad y, por tanto, le cuesta un poco moverse.

Sonic Forces

Y en tercer lugar, tenemos la gran novedad del juego: la posibilidad de crear nuestro propio avatar y compartir protagonismo con los dos Sonic. El editor es bastante profundo y nos permite elegir entre varias especies de animales, ojos, manos, la ropa... De hecho, cuanto más juguemos iremos desbloqueando nuevos elementos para personalizar a dicho personaje, pero son aspectos eminentemente estéticos. Tan solo el wisp que elijamos para nuestra arma tendrá efecto sobre el juego. Por ejemplo, si cogemos el de fuego tendremos un lanzallamas, mientras que el de rayo será un látigo eléctrico. En total hay siete variables que aportan una jugabilidad diferente, pero también hay un pequeño problema aquí: no están bien equilibrados y algunos hacen que el juego sea mucho más sencillo que otros.

Como se puede ver en estos dos párrafos, el juego es constantemente un choque. Por un lado, presenta buenas ideas que funcionan en gran medida, pero siempre acaba fallando alguna cosita y es como si el juego transmitiese una incapacidad para redondear la faena. Es como si, en algún momento, el desarrollo del juego se hubiese acelerado y no hubiesen tenido tiempo para pulir esos detalles que hacen que el juego haya decepcionado a muchos. Esos detalles de jugabilidad poco pulida, junto con la sempiterna cámara caótica en las fases 3D y la corta duración del título son un lastre a tener en cuenta.

Pero por otra parte, el juego consigue enganchar y es muy disfrutable. Para empezar, es un título muy fiel al universo Sonic, al que le dedica infinidad de guiños y sabe hacerlo evolucionar de la manera adecuada. Por ejemplo, el nuevo malo, Infinite, aporta ideas muy buenas a la mezcla y se antoja como un personaje muy interesante al que se le puede sacar más partido en futuras entregas. Aparecen muchos viejos conocidos e incluso los personajes creados tienen sentido dentro del entorno en el que nos encontramos (en cierto modo, tanto los diseños como el concepto de la resistencia parecen un guiño a las más de dos décadas de cómics de Archie, los cuales han dejado de publicarse recientemente debido al nuevo acuerdo con Image). En todo momento nos sentimos en una aventura de Sonic y los amantes de su universo tendrán muchos elementos con los que deleitarse.

Sonic ForcesSonic ForcesSonic Forces

La escasez del modo historia principal viene disimulada por numerosos secretos por desbloquear, con misiones secundarias por completar, desafíos y el eterno pique de obtener la máxima puntuación en todas las fases. Pero otro aspecto que deja entrever lo apurado del desarrollo es el hecho de que las últimas fases del juego se antojan menos inspiradas y satisfactorias que las primeras; incluso la historia se nota apurada en los últimos compases y se echa en falta un final épico más grande, al nivel de las grandes aventuras del erizo. Pero, una vez más, cuando te pones a jugar te olvidas de todo y solo te centras en disfrutar.

Sonic Forces tiene algo que engancha y te deja llevar. Aunque tiene abundantes defectos, todos ellos en forma de pequeños detalles por pulir que se van acumulando, lo bueno que tiene es tan bueno que consigue que te abstraigas y te centres en darlo todo en cada fase. En el fondo, eso es lo más importante en un videojuego: pensar en llegar a la meta, preocuparte por conseguir las cinco estrellas rojas ocultas en cada fase, intentar mejorar nuestros tiempos, desarrollar estrategias para acabar con los jefes finales y solo pensar constantemente en "una fase más y lo dejo".

Sonic Forces

Todo esto con un acabado visual de bastante calidad. Hemos probado la versión de Switch y lo cierto es que está pensado para ser jugado en pantalla grande, ya que en modo portátil y, sobre todo, en tablet se hace muy pequeño y casi injugable. Pero en pantalla grande es una delicia, con escenarios muy detallados y fondos muy elaborados. Mención especial requiere la espectacular banda sonora, de las mejores de la franquicia hasta la fecha, lo cual no es poco decir. Hay temas de mucha calidad y consiguen que, sin darte cuenta, los estés tarareando mientras trabajas. Eso por no hablar del hecho de que el juego está doblado al español, con un trabajo de mucha calidad.

En definitiva, Sonic Forces nos presenta todo lo que quería llegar a ser y, al mismo tiempo, hay muchos detalles que nos dejan claro que nos vamos a quedar a medias. No es el mejor Sonic y, desde luego, está muy lejos de lo que podría llegar a ser. Habrá quien diga que incluso es un juego indigno del erizo azul. Pero lo cierto es que cuando te quieres dar cuenta te has pasado 2 o 3 horas seguidas jugando, que el título destila mucho amor a la franquicia y que a nivel jugable responde de manera satisfactoria. Si eres amante del erizo azul, disfrutarás del juego de principio a fin y, aunque habrá cosas que te dejarán mal sabor de boca, en general no te arrepentirás de haberlo jugado. Si buscas un nivel de exigencia muy elevado y un título pulido al máximo, entonces Sonic Forces no va a cumplir tus expectativas.

Sonic ForcesSonic ForcesSonic Forces
Sonic Forces
Sonic ForcesSonic ForcesSonic ForcesSonic Forces
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Divertido de jugar. Engancha y te olvidas del paso del tiempo. Fiel al universo del erizo azul. Banda sonora de mucha calidad. Doblado al español.
-
Está muy poco pulido. Los personajes no responden tan bien como nos tienen acostumbrados. Se antoja corto incluso haciendo todo. El tramo final se antoja muy apurado.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Sonic ForcesScore

Sonic Forces

ANÁLISIS. Autor: Ramón Méndez

Tras una larga espera llega este Sonic ambicioso con multitud de personajes distintos y pantallas adaptadas a todos ellos.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.