Español
Gamereactor
análisis
Soul Calibur V

Soul Calibur V

La madre de todas las rivalidades fraternales sube al escenario histórico. Afila tu arma blanca, que toca la quinta historia de almas y espadas...

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Antes de nada: los gráficos son estupendos y el sistema de lucha es familiar, pero sublime. Ahora que nos hemos quitado eso de en medio, me gustaría hablar un poco sobre la historia detrás de Soul Calibur V.

La trama central del juego te devuelve hasta 1607 y sigue principalmente a un joven llamada Patroklos. Es un chaval rubio que quedaría mejor jugando al rugby con sus amiguitos, no blandiendo una espada y repartiendo muerte y destrucción entre los que se cruzan en su camino.

Namco Bandai hace todo lo posible para que Patroklos te caiga poco bien desde el principio. Antes de que pasara la primera hora de niveles de la campaña, soportaba tan poco al presuntuoso quejica que realmente dejó de importarme lo que le pasara después. Más adelante, cuando al final pude luchar contra él, fue una delicia saborear cada segundo brutal de la batalla.

Soul Calibur V
Publicidad:

Patroklos ha sido separado de su hermana Pyrha. Durante años, ha estado buscándola (supuestamente después de clase), y por ello se ha juntado con malas influencias. Un personaje misterioso llamado Graf Dumas le envía a distintas localizaciones, siempre con la excusa de que son buenos lugares para buscarla. Cuando está por ahí, le animan a cargarse los Malfested (demonios, para entendernos). Así lo hace, una y otra vez, matando indiscriminadamente a cualquiera que se cruce en su camino. Este chico es mala hierba.

No pasa mucho tiempo hasta que Pyrrha entra en escena. Ella también se ha mezclado con mala gente, y ella también debe matar sin pensar. Mientras gimotea débilmente "lo siento", ya se ha liado a tajos con cualquier rival. Pyrrha es la antítesis de Patroklos, y si él va de malo a bueno, ella empieza siendo buena y termina siendo tan malísima que los ojos se le vuelven rojos. Ambos luchan con su humanidad, y su relación es un microcosmos de la temática principal del juego: la batalla entre el bien y el mal, entre la Soul Calibur y la Soul Edge.

Durante esta rivalidad entre hermanos de proporciones épicas, conocemos a Elysium. Se trata de un personaje etéreo que, durante gran parte del juego, asume el papel de la madre de Patroklos y Pyrrha: Sophitia. Nunca queda claro si es una versión espiritual de su madre o si se está enmascarando como si lo fuera para dominar a Patroklos, el portador de la Soul Calibur.

Soul Calibur V
Publicidad:

Si Elysium es su madre, entonces, sinceramente, debería vestir algo más decente cuando habla a su hijo. Entre los diálogos ligeros de ropa entre madre e hijo y las frases entre Patroklos y Pyrrha del tipo de "estaremos juntos por siempre", me dio algo de angustia. Esta familia no está muy bien de la chaveta.

Es difícil que te importen menos los hermanitos, así que no está mal que aparezcan otros luchadores rápidamente. Conocemos a Z.W.E.I. y Xiba y vuelven a presentarse Tira, Siegfried e Ivy. Aquí es cuando Soul Calibur V comienza a ganar algo de personalidad, y la verdad es que se agradece. Si tuviera que haber estado mucho más tiempo con Patroklos y Pyrrha, creo que habría abandonado el juego o me habría apartado con mi mando a un rincón, a llorar.

Hay un total de 20 niveles de la historia para recorrer, y cada uno está enlazado con un cómic animado con voz en off, todo aderezado con escenas de vídeo ocasionales. Al final de la historia, cada uno de tus oponentes te habrá plantado cara, aunque la persistencia será suficiente para acabártelo.

Soul Calibur VSoul Calibur VSoul Calibur VSoul Calibur V

El empeño de Namco para qie Patroklos caiga mal desde el principio tiene secuelas, y aunque intentaron desarrollar su carácter y hacerlo mucho más majo hacia el final, no había pasado el tiempo suficiente como para olvidar lo imbécil que era al principio. Creo que si pasara un poco más de tiempo y peleas con su versión más agradable, quizás me dejaría convencer. Quizás.

Si el juego se hubiera quedado ahí, habría sido una decepción total. Por suerte, el modo historia es sólo una de las facetas de la experiencia Soul Calibur V. Luego queda la habitual selección de formas de juego. Arcade imita las recreativas y te deja jugar con cualquiera de los luchadores desbloqueados durante seis combates, cada uno más difícil que el anterior. El modo Legendary Souls se parece al Arcade, pero es mucho más complicado.

También hay diversas modalidades VS, que empleé para ir liberando a todos los personajes disponibles. Finalmente, hay una enorme selección de oponentes para luchar mediante el modo Quick Battle: Namco ha usado su propio menú de creación de personajes para quedarse a gusto. Encuentras un buen puñado de desafíos en este espacio, y algunos de los luchadores que aparecen son desternillantes.

Soul Calibur V

Como introdujo el IV, Soul Calibur V te deja crear tus propios luchadores. Usando estilos de lucha existentes y una variada (casi siempre espectacular) variedad de ropajes y accesorios, es posible construir un abanico diverso e interesante de combatientes. Hay para todos los gustos, así que si quieres un ninja letal y acicalado, no es complicado dar con él. Del mismo modo, puedes ponerte un vestido cruzado, un sombrero de chef o crear una bestia que blande dos hachas: todo es posible.

Respecto al plantel de luchadores, hay obviamente muchos personajes conocidos de la serie y un buen grupo de 'fichajes'. Los más evidentes son los de la familia protagonista de la historia: Patroklos, Pyrrha y Elysium. Si añades a Leixia, Z.W.E.I., Xiba, Viola y Natsu, ya vas contando una buena pandilla. Como cada nuevo luchador mantiene un estilo de combate similar al de los personajes que se hayan caído de la lista, no debería costarte mucho tiempo hacerte con ellos.

Soul Calibur V

Aparte de los nuevos personajes nombrados arriba, un tal Ezio Auditore da Firenze se une al plantel de luchadores disponibles. Como Yoda, Darth Vader o Spawn antes que él, Ezio ha conseguido hacerse su hueco en el grupo. Es un luchador ágil y con buena respuesta, y lleva su mítica 'swager' a la arena de batalla. Fue divertido echar unas partidas con él en el modo Arcade, por mucho que pareciera un poco fuera de lugar en más de una ocasión. De todos modos, está bien claro por qué Namco Bandai incluye estas estrellas invitadas de renombre.

Hablando de los personajes de siempre, el juego no decepciona. Los favoritos Nightmare, Ivy, Yoshimitsu, Killik y Maki están ahí, pero tampoco faltan Aeon, Cervantes, Raphael o el que más me gusta personalmente: Mitsurugi. Suma algunos clásicos indispensables como Siegfried, Hilde, Tira, Astaroth, Dampierre, Algol y Edge Master y queda una plantilla excepcional, repleta de opciones interesantes. Y antes de que preguntes, Voldo también ha vuelto, y en esta ocasión lleva unos leggings muy chillones amarillos y morados y (lo que parece) una coquilla con joyas.

Soul Calibur V

Comencé asegurando que el apartado visual es brillante y que la lucha es soberbia, así que ahora debería decir por qué.

Cada personaje tiene un aspecto fantástico. Las animaciones son suaves y las texturas se han pintado con mucho cuidado y detalle. Ezio nunca quedó tan bien como en Soul Calibur V. Saltan chispas eléctricas de la espalda de Astaroth y el orbe de Viola está rodeado por un resplandor azul. Nightmare es más siniestro que nunca y el espíritu de Z.W.E.I. es sobrecogedor.

Los escenarios también son de nota, y siempre pasan cosas interesantes en la lejanía. Con soldados enfrentándose a elefantes de guerra y trolls gigantescos, los fondos suelen distraerte de la acción, pero en el mejor sentido. Las distintas localizaciones que ambientan cada una de las épicas batallas no dejan de impresionar.

Como es norma en la serie, se ha prestado atención al detalle más mínimo. Los jugadores de planteamiento defensivo ven cómo caen las partes de su armadura si se refugian demasiado en el bloqueo; un toque muy fino que inspira el juego más agresivo. Pocas veces se da el caso de que tú o tu rival os quedéis únicamente con las armas y la ropa interior, pero cuando ocurre es porque alguien se ha liado a golpes sin parar. Cuando estás defendiendo, un bloqueo en el momento preciso resulta en un Just Guard, reduciendo el tiempo necesario para lanzar un contraataque.

Soul Calibur V

Lo más importante es que los luchadores parecen bien equilibrados entre sí. Gran parte de los movimientos vienen de los que Namco introdujo al comienzo de la serie, pues el estudio se dedica básicamente a refinarlos hoy en día. Pero más allá de que resulte familiar, es difícil encontrar fallos en el sistema de combate. Responde, es adictivo y, cuando le coges el ritmo, es muy satisfactorio.

Finalmente, en esta ocasión aparece el medidor Critical-Gauge, que se va llenando durante el combate. Cuando está a tope y se descarga como es debido, su uso puede derivar en ataques imparables Brave Edge y Critical Edge que vacían la barra de salud del rival. Lleva un tiempo hacerse con el sistema, pero una vez controlado es esencial para tener futuro en los combates. En mi tiempo con el juego hasta el momento, he empleado estos ataques para aniquilar por completo a mis oponentes en más de una ocasión, pero yo también los he sufrido, con su frustrantes resultados. Puede ser muy desalentador ir recortando la barra de un enemigo para que luego te reviente de un golpe con uno de estos ataques.

Soul Calibur V

Pese a su historia de risa y la cierta sensación de déjà vu, Soul Calibur V es un juego de lucha que está a la altura. Coge casi todos los aspectos destacables de la serie y los refina un poco más. Los gráficos son excelentes, la acción es intensa y fluida y pese al intento fallido de sustentar el todo con una historia decente, jugar a este Soul Calibur V es una pasada.

HQ
08 Gamereactor España
8 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Soul Calibur VScore

Soul Calibur V

ANÁLISIS. Autor: Mike Holmes

La madre de todas las rivalidades fraternales sube al escenario histórico. Afila tu arma, que toca la quinta historia de almas y espadas...



Cargando más contenido