Gamereactor / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands / 中國 / Indonesia / Polski
Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
análisis
Soul Calibur VI

Análisis de Soul Calibur VI

Una vez más, es hora de lanzarse al uso de las armas en el combate 3D uno a uno. Lo echábamos de menos.

Facebook
TwitterRedditGoogle-Plus

No hay una razón clara, aunque sí varias ideas posibles, pero el caso es que los juegos de Soul Calibur siempre han tenido el aprecio de quienes juegan menos asiduamente a títulos de lucha. Puede que sea porque con solo pulsar unos botones en cierto orden salen muchos ataques muy vistosos y poderosos, o porque todos los personajes tienen unas armas muy chulas, o porque tienes unos modos en solitario que no hacen necesario tener que ser tan competitivo. ¿O quién sabe, quizá sea ese aspecto tan colorido?

El atractivo de Soul Calibur debe estar en una combinación de todo lo anterior, y también por ese motivo se ha ganado cierta reputación de ser "demasiado casual" para el género. Con las entregas cuarta y quinta, Bandai Namco tomó caminos experimentales en busca de una profundidad que les llevó a tratar de arreglar algo que, en el fondo, nunca había estado roto.

La técnica que separa generalmente a los pros de la gente corriente en el peculiar mundo de SC es Guard Impact, un sistema de contraataque que permite a quien realmente domina los fundamentos castigar a sus oponentes con combos. La mayoría de los jugadores usan el bloqueo para defenderse y no para contrarrestar, así que en realidad solo exprimen una pequeña parte de su potencial. Y dejando esto claro, llegamos a Soul Calibur 6.

Soul Calibur VI

Porque la gran novedad jugable de esta entrega se llama Reversal Edge y es otra variante de counter que funciona sobre el clásico sistema piedra, papel y tijera y da como resultados unas animaciones muy llamativas (se nota que es una respuesta a los Ultra de Street Fighter IV y V). A diferencia de Guard Impact, esto es fácil ejecutar y además sirve para empezar unos contragolpes bien duros. Espontáneamente, sí parece una función propia de esa marca SC, para todos los públicos y aunque no parece que sea lo que han pedido los expertos en el género, contribuye claramente a que aumente la diversión.

Aparte de esta novedad, y de la inclusión de Geralt de Rivia como personaje, lo que Bandai Namco ha estado vendiendo sin falta es su modo historia, y hay dos buenos motivos para ello. El primero es que, a pesar del nombre, Soul Calibur VI es como un reboot de la serie cuyos hechos tienen lugar en el mismo momento que el original. Algunos en Gamereactor con muchas horas de pelea a nuestras espaldas seguimos pensando que las tramas en este género son innecesarias, pero es muy gracioso ver a algunos de los clásicos como Maxi, Ivy, Mitsurugi o Taki en plena juventud. Al final puedes verlo como una secuela alternativa a Soul Calibur II.

La segunda es que se lo han trabajado mucho y se nota en también en la cantidad. Hay una buena base que después se va desarrollando de forma coherente de forma tradicional, con sus combates con condiciones especiales y elementos algo roleros para avanzar con cada uno de los personajes a su manera. O, de forma novedosa, a gusto del jugador en el nuevo modo historia Libra of Soul. Aquí la premisa, como os explicamos en las impresiones, es que te crees tu propio personaje en el sorprendente editor y comienzas una vida con él.

Si te quieres hacer un bárbaro gigantesco con sus típicos pelos, una zombi con curvas sacada de una película de terror o luchador de kung-fu de toda la vida, los tienes. Eso sí, esta secuela no tiene el presupuesto de Tekken 6, así que han tenido que ahorrar por otras partes y ha tocado en la forma de narrar los hechos, que es mediante una voz sobre unas imágenes estática. No ha podido competir con el gran nivel del modo historia de los últimos Mortal Kombat, sus rivales en este terreno.

Soul Calibur VI merece la pena para quienes están buscando un juego de lucha al que echarle horas solos frente a la pantalla, sin necesidad de tener amigos reales o de meterse al online a buscar gente. Pero para la mayoría de amantes del género, las batallas no son auténticas hasta que no hay alguien del mismo nivel o un poquito mejor enfrente. Alguien que te saque de las rutinas predefinidas, que te estudie y te ponga en apuros por ser quien eres.

Soul Calibur VISoul Calibur VI

Lo que hemos aprendido en nuestros primeros días en este juego es que la clave de su multijugador está en variar los combos y, sobre todo, tratar de engañar al oponente para que lance un Reversal Edge cuando no toque, sacar partido de sus errores y cancelar tus ataques en el momento adecuado para hacer algo totalmente distinto a lo que creía que ibas a ejecutar. Un juego tan mental como físico. Cierto, así son la mayoría de juegos de lucha, pero en uno que lo facilita todo para jugadores menos habituales, el engaño es aún más importante.

Hasta los novatos son capaces de aprender a engañar rápidamente para después asestar un combo de tres golpes con un solo botón que hace bastante daño. A su favor está el sistema de control, prácticamente inalterado desde los tiempos de Dreamcast, que sigue siendo buenísimo y responde a la perfección. Pone literalmente al alcance de tu mano al luchador, y aunque el timing ha cambiado un poco, no cuesta nada acostumbrarse a este ritmo un poco más instantáneo.

Este ritmo elevado provoca que cuando uno toma la iniciativa no sea fácil quitársela. Ya sea empezando una serie y lanzando al enemigo al aire para un buen como aéreo o, mejor, llevándolo al borde del escenario para una victoria por caída, hay varias formas de dominar psicológicamente. También hemos notado que es las tres dimensiones se utilizan en SC6 mejor que en la mayoría de juegos de lucha gracias a ese alcance extra que dan las armas. Esos golpes fuertes con un palo o una espada larga se esquivan realmente con pasos laterales, y entonces cobra sentido eso de buscar un ángulo distinto en el que la guardia ha quedado desprotegida para comenzar el contraataque.

Bien de contenido y bien de gameplay, donde cojea es el apartado técnico y por desgracia no nos sorprende. Aunque se ha modernizado con el uso de Unreal Engine 4, conserva un aura general primitivo que al menos queda maquilla con la fluidez de las animaciones, que para el combate es lo más importante. Tampoco ha innovado mucho musicalmente, más bien al contrario, porque recurre mucho a eso efectos contundentes y a esas melodías que tratan de aportar un componente épico a esta historia milenaria.

Soul Calibur VI es el mejor juego de la serie desde la segunda entrega. Es muy rápido, es intuitivo y se disfruta mucho. Como aquel, cuenta con un invitado de lujo que viene de las aventuras de moda, entonces Link y ahora Geralt. Reconoció su productor que Bandai Namco no quería aprobar este proyecto y damos gracias a que al final lo aceptase, porque ha merecido la pena. ¿Quedarán todavía fans como para que rente o será capaz de atraer de nuevo a un público esporádico que parece que se ha olvidado del género? Esperemos que sí, y recomendamos a quienes le tengan ganas y a quienes nunca lo hayan probado a echar unas peleas, porque la sensación satisfactoria que siempre ha dejado Soul Calibur vuelve a estar presente para agradar a todo el mundo que desee soltar un poco de adrenalina.

Soul Calibur VISoul Calibur VISoul Calibur VISoul Calibur VI
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Control del juego loco, muy intuitivo e increíblemente suave. Gran visita la de Geralt. Novedades relevantes. Mucho contenido para un solo jugador,
-
Gráficamente no ha sido capaz de evolucionar. La historia es más para jugar que para contar.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países