Gamereactor follow Gamereactor / Dansk / Svenska / Norsk / Suomi / English / Deutsch / Italiano / Português / Français / Nederlands / 中國 / Indonesia / Polski
Gamereactor Close White
Acceder como usuario






¿Olvidaste tu contraseña?
No estoy registrado, me gustaría registrarme

Ingresar desde un sitio externo
Gamereactor España
avances
Soul Calibur VI

Soul Calibur VI - impresiones modo historia

O más bien modos historia, porque esta entrega trae dos distintos, uno de ellos para tu propio luchador.

Facebook
TwitterRedditGoogle-Plus

Castillos derrumbándose, ninjas en combate, apariciones de dioses... ¡La secuencia inicial del primer Soul Blade era de todo menos un juego de lucha! Desde entonces, y sin importar el paso a ser Soul Calibur, para nosotros esta saga sigue marcada por dos elementos: machacarse con armas en vez de con puños; y que cuenta una historia que permite disfrutarlo a un jugador. Vale, no estamos hablando de un guión para Cannes, pero para el género en el que estamos, siempre ha estado muy por encima del resto, si acaso rivalizando con Mortal Kombat.

Como surgido de la nada llega este otoño Soul Calibur VI y este no trae un modo historia, trae dos. Ya tuvimos en Gamereactor la ocasión de jugar combates sueltos para probar su gameplay, os lo contamos en aquellas impresiones. En resumen, sigue siendo un título apto para principiantes que permite que con solo machacar botones salgan combos muy interesantes. Pero, como con Tekken, aprender a jugar bien da una enorme ventaja que inutiliza esa no-técnica. Así que tenemos vía libre para ver cómo es este mix narrativo que incluye como caso especial la posibilidad de crearte un luchador y utilizarlo en la guerra por la espada.

El primer modo campaña es el tradicional, en el que escoges a un personaje y vas progresando a través de una trama más o menos forzada que trata sobre los maquiavélicos planes de Cervantes y la magia de la Soul Edge. Lo curioso es que lo cuenta esta vez se inserta cronológicamente en torno a los hechos del primer Soul Calibur para ofrecer una perspectiva un tanto distinta de aquellos sucesos. Es una buena ocasión para comprobar que los Taki, Seong Mi-na o Voldo eran un poco más problemáticos de lo que recordábamos, y quienes quieran profundizar, van a encontrar algunos detalles gloriosos para su colección de conocimientos. Aparte de la misión principal, que se puede vivir una y otra vez desde la perspectiva de cada luchador, hay una trama secundaria protagonizada por el invitado de honor, Geralt de Rivia, que trata sobre la búsqueda de una bruja.

Soul Calibur VISoul Calibur VI

La presentación y el método es el de siempre, encuentros con uno o más luchadores, ya sea en su composición normal o retocados con ese editor del que os hablaremos en unos instantes. Hay que combatir y ganar, pero no siempre con las reglas básicas, porque gran parte de este modo historia está en que hay condiciones especiales de victoria que más o menos tratan de reflejar lo que está ocurriendo en el guión. Como puede luchar con un viento que desplaza a los personajes, solo poder hacer combos, o solo ganar sacando al rival del ring. Lo que funciona bien mejor no tocarlo, y aunque solo probamos la parte de Geralt, tiene buena pinta. Sin embargo hay algo anticuado que no pega, y es que solo hay voces grabadas pero no hay vídeo, y con tanto diálogo pide animaciones.

La sorpresa es el otro modo para un jugador, Libra of Soul, porque parte de que el jugador se cree su propio luchador con ese editor de personajes y lo utilice en la aventura. Hay que ir subiendo niveles, comprando armas y tomando decisiones por este camino alrededor del mundo. De hecho, hasta hay comida con la que ganar potencia temporalmente antes de un duelo. Este modo me ha sorprendido y puede convertirse en uno de los favoritos para los fans de Soul Calibur VI. Habrá que ver cuánto es capaz de aguantar sin ser repetitivo, pero le hemos echado una hora y hemos salido muy satisfechos. Y no somos de esos que se pasen muchas horas jugando solos a títulos de peleas.

Soul Calibur VI

La creación de personajes va a su propia bola. Hay varios modelos estándar entre los que escoger en primer lugar, como esqueletos, momias, cambiaformas, una especie de zombis... cada uno en vertiente masculina y femenina. Después hay que aplicar voces y comenzar a ajustar el aspecto en prácticamente cada apartado físico. Si alguien tiene ganas de hacerse su superguerrero al gusto, va a estar un buen rato entretenido con este editor.

Nos dijeron los responsables de Bandai Namco que es una vuelta a los orígenes, pero a la vez quienes piensen que seguimos en Soul Calibur II, el favorito para la mayoría, se van a encontrar algo más avanzado. Lo que hemos probado tras usar muchos personajes, como Maxi, Mitsurugi o el propio Geralt, es que es cierto que mantiene la esencia y que es fácil ponerse a los mandos y conseguir cosas, como siempre. Pero es más rápido y pinta que jugar a gran nivel va a ser más complejo. Era sorprendentemente fácil hacer acrobacias aéreas con el héroe de The Witcher, y el cambio que tiene de ataque débil a ataque fuerte le pone en una posición ventajosa. Además, el equipo japonés ha hecho un gran trabajo para que se mueva y luche como en el RPG polaco.

También conocimos al jefe que espera en este final, Azwel, y ha sido una sorpresa positiva. Tiene un estilo propio muy marcado por la magia y parece que habrá que toparse varias veces con él para aprenderse bien sus ataques y sus rutinas. No importa, porque si algo tiene este título es precisamente que los duelos se repiten. Otro aspecto a destacar el prometedor sistema de contragolpe Reversal Edge, que tiene algo de piedra, papel y tijera. La ejecución está a medio camino entre los counters difíciles como los de Street Fighter y los sencillos en exceso como Dead or Alive. Es fácil entender y usar al principio Reversal Edge, pero que después resulte útil para vencer es otra cosa.

Resumiendo, esto promete. A pesar de la decepción por la falta de vídeos para contar la historia (aunque se lo perdonamos sabiendo que Bandai Namco quería cancelar la saga y salió adelante de milagro), la propuesta está muchos pasos por delante de la de cualquier juego de lucha. Y eso es justo lo que le pedimos, que sea el juego de peleas que permite a una persona sola echarle horas sin echar en falta un player 2. Sigue siendo accesible a todo el mundo pero es más rápido y parece que será más exigente de dominar. Y además tiene un invitado de lujo. Soul Calibur VI puede volver a encontrar su hueco.

Soul Calibur VISoul Calibur VI
Soul Calibur VISoul Calibur VISoul Calibur VI