Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Spirit Camera: La Memoria Maldita

Análisis de Spirit Camera: La Memoria Maldita

Project Zero coquetea con la realidad aumentada en su primera incursión portátil. La iteración acaba resultando menos terrorífica (y más escueta) de lo que nos gustaría.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Project Zero lleva más de una década aterrorizándonos. Demasiado ha tardado la franquicia en llegar a nuestras consolas portátiles, concretamente a Nintendo 3DS. En lugar de replicar la mecánica tradicional, Tecmo-Koei decidió arriesgar experimentando con la tecnología de realidad aumentada.

¿Y si los lúgubres escenarios de la saga se sustituyesen por nuestro hogar? Interesante premisa sin duda, la de perseguir espectros del salón a la cocina, fotografiándolos antes de que nos arrinconen contra el frigorífico. En la práctica, desgraciadamente, La Memoria Maldita se antoja bastante más simple y quisquilloso en su proceder.

Spirit Camera: La Memoria Maldita

El juego nos convierte en protagonistas directos. Acabamos de recibir un paquete que contiene la Cámara Oscura (permite fotografiar aquello que el ojo no ve) y el Diario Púrpura, un misterioso cuaderno de 16 páginas que acompaña al título.

Al vislumbrar su primera página, Cámara Oscura (Nintendo 3DS) mediante, nos vemos inmersos en una tenebrosa residencia japonesa. La realidad aumentada nos permite mirar hacia arriba, abajo, izquierda o derecha con absoluta libertad, mientras avanzamos sobre raíles hasta topar con el espíritu de la joven Maya, quien nos guiará en la aventura.

Spirit Camera: La Memoria Maldita

Ya de vuelta al salón de casa, proseguiremos investigando las páginas del Diario, resultando en enfrentamientos al más puro estilo Project Zero: girar hasta 360 grados en busca del espectro y enfocarlo, disparándole en el momento justo para infligirle la mayor cantidad de daño.

También encontraremos algunos acertijos (la mayoría averiguar qué página del cuaderno enfocar) y puzzles de bastante simpleza. En suma, completar la "terrorífica" historia de Spirit Camera apenas nos llevará unas cuatro horas (siendo optimistas), algo imperdonable para un título que sale a la venta al precio habitual.

Spirit Camera: La Memoria Maldita
Spirit Camera: La Memoria Maldita