Español
Gamereactor
análisis
Squad

Análisis de Squad

Cinco años ha disfrutado el juego de progresión. Ha llegado la hora de la verdad.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Anda que no ha llovido desde que jugamos Squad por primera vez. Fue a principios de 2017 y entonces ya llevaba más de un año en acceso anticipado. Era y sigue siendo un shooter militar en base a equipos numerosos con mucho refuerzo de la ambientación. Es decir, que tira más a lo Battlefield en cuanto a escala pero tiene algo de Arma por debajo y una presentación digna de Michael Bay: The Game.

Squad lo borda a la hora de crear una tensión y unos nervios que te calan mientras estás jugando. Han añadido un tutorial que te enseña cómo buscar una buena cobertura y cómo pasar lo más inadvertido posible. Entonces, aprovechando todo lo que ofrece el terreno, los equipos tienen que avanzar por áreas rurales o urbanas entre parapetos y cortinas de humo hasta llegar a los objetivos marcados en el mapa. La tensión se puede contar con un cuchillo, sobre todo en las fases iniciales de movilización y posicionamiento, antes de que se haya pegado ni un solo tiro.

El frente de batalla se va moldeando constantemente, todo un plus para la intensidad de las partidas. Hay que organizarse y actuar de forma coordinada con el resto del equipo, acatando las órdenes breves y concisas de la persona que actúa como comandante. Su papel también es llamar al orden a quien trata de ir por libre y, al menos en las partidas que jugué, no dudará en hacerlo. Hay que cuidar mucho al compañero y moverse en bloque para tener todos los ángulos cubiertos durante el avance.

Hay unos cuantos mapas, tan grandes que esos 50 vs 50 soldados caben en ellos sin complicaciones (aunque en el momento de escribir estas líneas los servidores limitan la confirmación a un máximo de 80 personas). Cada ronda arranca con una división en dos áras, y con los jugadores subiéndose a camiones y vehículos con los que moverse en forma de convoy. Es un poco paripé porque no vale de mucho para el resultado de la partida, pero sí para meterte de lleno en la guerra desde el primer momento. Esas miradas a los compañeros virtaules, esos botes sobre los bancos por el desnivel del terreno; Squad es muy peliculero.

Squad
SquadSquadSquad

En cuanto el escuadrón llega a destino, hay que bajar corriendo y lanzarse a la primera línea. O al menos hay que buscarla, porque una cosa que chirría es la cantidad de tiempo que te pasas caminando en comparación con el de acción útil. Sí es cierto que aporta aún más potencia a toda esa presión previa al combate y se entiende bien cuál ha sido la intención del estudio al alargar este periodo de inactividad. Consigue que cada situación cuente y tenga su propia valía. Cada vez que aprietas el gatillo no lo haces a la ligera, como en un arcade en el que tiras a todo lo que se mueve como en un puesto de feria. Si disparas es porque has conseguido abrirte paso hasta un punto importante del escenario, con calma y método, hasta conseguir con mucho cuidado un ángulo que te garantice efectividad y seguridad.

Porque solo es necesario acertar un par de veces en el blanco para que empiece a correr el contador, otro elemento más para sumar en la tensión constante. Las balas que pasan cerca provocan que la pantalla se oscurezca, como susurrando que la muerte ha estado cerca y hay que tener aún más cuidado. Si caes, puedes pedir ayuda, pero la experiencia dice que si no estabas donde te pedía el equipo, el resto de compañeros van a dejar que te desangres en vez de jugarse el pescuezo para reanimarte.

En realidad, es que no hay otra forma de entender Squad que haciendo caso a su propio nombre, pues sin cooperación ni comunicación es imposible vencer. La jerarquía dentro del campo de batalla existe y funciona, así que es tan fácil como lógico ponerse firme a la órdenes de jugadores con más experiencia y ser de utilidad. Claro que no siempre funciona, pero asumir los roles tal y como llegan es una garantía de que al menos el equipo va a hacer algo decente. Con las alturas bien vigiladas y las ventanas abiertas marcadas para que no haya emboscadas.

Squad

En cuanto a modos de juego, hay uno estilo escaramuza bastante divertido, pero donde saca lo mejor de sí es en los que funcionan por objetivos. En estos formatos, los dos bandos avanzan y retroceden por el efecto de la estrategia y mantienen siempre viva las líneas de batalla, lo que evita apalancamiento y fuerza a cada jugador a pensar dónde y cómo puede ser más útil. Con docenas de soldados pateando, tanques moviéndose por las calles y helicópteros disparando desde el cielo, se convierte en una experiencia de guerra absorvente que no permite relajarse ni un segundo.

Aunque hablemos de dos bandos, en Squad hay varias facciones y eso provoca que la identificación de unidades sea un poco más liosa. Bueno, es algo que se va asimilando con el tiempo y, por lo demás, no cuesta mucho enterarse de cómo va la guerra. Ayuda mucho que tenga unos gráficos tan detallados y claros, así como unos escenarios con una composición o diseño tan adecuado y creíble. El movimiento del personaje y sus animaciones son casi todas buenas, y aporta una forma de arrastrarse muy efectiva a lo que, por lo demás, se corresponde con un shooter básico de PC. También es correcto el comportamiento físico de las balas, que sale de un arsenal no excesivamente rico ni variado, pero también suficiente.

Tantos años de progreso de la mano de la comunidad han servido para hacer un juego que se conoce a sí mismo muy bien y transmite lo que desea, aunque técnicamente tenga sus limitaciones y hasta rasque de vez en cuando. Sobre todo a la hora de cubrir distancias largas, caso en el que una caída de fotogramas por segundo se puede convertir en un problema porque te conviertes en un blanco un poco más fácil.

Squad es la guerra viva, entre el realismo y la cinematografía. Un juego para meterse en el papel del soldado y compañero y olvidarse de ser el héroe. Algo diferente a lo que suele ofrecer el género.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
SquadSquadSquad
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Tremenda capacidad de crear tensión y meterte en la piel del soldado. Recompensa el trabajo el equipo. Muchos mapas, facciones y buen repertorio de vehículos.
-
Fallos de fluidez demasiado frecuentes y otros problemas de finura técnica.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

SquadScore

Squad

ANÁLISIS. Autor: Mike Holmes

Cinco años ha disfrutado el juego de progresión. Ha llegado la hora de la verdad.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.