Español
Gamereactor
análisis
Star Wars: Dark Forces Remaster

Análisis de Star Wars: Dark Forces Remaster

Marcus ha viajado a una galaxia lejana, muy lejana para revivir los días de gloria en su infancia con el último remaster de Nightdive.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Cuando se trata de remasterizaciones de juegos antiguos, hay pocos desarrolladores que se acerquen a Nightdive Studios, un equipo que ha demostrado una y otra vez hacer pequeños milagros con joyas técnicamente obsoletas. Una pasión ardiente y una destreza poco común son solo dos de los muchos factores que han propiciado los numerosos y a menudo extraordinarios rescates por los que el estudio se ha hecho famoso.

Turok: The Dinosaur Hunter, System Shock, PowerSlave y Quake son solo algunos de los muchos clásicos añejos que han resucitado con gusto de sus polvorientas criptas, y ahora le toca el turno a Star Wars: Dark Forces. Una reliquia de casi 30 años en el momento de escribir estas líneas, se basaba en muchos de los puntos fuertes de Doom, pero también tenía el buen gusto de abrir nuevos caminos.

Para aquellos que lo recuerden, la aventura de Kyle Katarn presentaba retos muy diferentes y una narrativa mucho más sólida y bien presentada que la de su predecesor. Un viaje que sigue mereciendo la pena experimentar hoy en día, pero cuyos puntos fuertes y brillantes se han visto fuertemente empañados y, en ocasiones, directamente estropeados por el escenario técnicamente condenado de Dark Force. Algo que, afortunadamente, ya no es el caso.

Star Wars: Dark Forces Remaster
Publicidad:

Star Wars: Dark Forces Remaster sigue exactamente el mismo alto nivel por el que Nightdive Studios es conocido. Un esfuerzo magistralmente ejecutado de principio a fin, que está a un pelo de ser su modernización más completa y mejor ejecutada hasta la fecha. Palabras mayores, lo sé, sobre todo teniendo en cuenta su casi impecable catálogo de excelentes remasterizaciones. Pero incluso en tan eminente compañía, Star Wars: Dark Forces destaca como algo bastante extraordinario.

Atrás queda el viejo motor Jedi Game Engine, y en su lugar funciona el KEX de Nightdive. Esto significa resolución 4K, soporte para hasta 120 imágenes por segundo, texturas de alta resolución, la posibilidad de jugar con un mando y todo un arsenal de otras mejoras menores. Lo más notable de todo, como era de esperar, son los efectos visuales, en los que tanto el juego como las escenas se benefician de las modernas técnicas de renderizado, y ver Dark Forces Remaster en movimiento es toda una revelación.

Porque, como en muchos de sus proyectos anteriores, Nightdive consigue equilibrar casi a la perfección lo nuevo con lo viejo, y la sensación del original se conserva con buen gusto mientras que las sensibilidades modernas elevan sutilmente cada pequeño aspecto a un nivel que lo hace sentir fresco y nuevo. Los controles flexibles e imprecisos de 1995 son cosa del pasado y la presentación visual del juego es más afilada que un cuchillo de cocina japonés.

Star Wars: Dark Forces Remaster
Publicidad:

Incluso el puñado de secuencias que antes utilizaban modelos 3D han sido rediseñadas desde cero por Nightdive, y a veces resulta difícil entender o incluso apreciar el increíble salto que supone Dark Forces Remaster. Sin embargo, algo que queda claro rápidamente si se utiliza la función del juego que alterna entre los gráficos nuevos y los antiguos en tiempo real.

Como ya hemos mencionado, no sólo la presentación es de primera, sino que la jugabilidad de Dark Forces fluye como nunca, y los incómodos controles en los que parecía que te deslizabas sobre hielo son cosa del pasado. De hecho, el juego funciona como un sueño, y pegar puñetazos a Stormtroopers a 120 FPS es sencillamente fabuloso.

Pero, ¿es todo perfecto? No, por supuesto que no, y aunque Nightdive ha introducido una serie de características muy bienvenidas (un mapa, por nombrar algunas), Dark Forces sigue siendo un boomer shooter, con todo lo que ello conlleva. Te encontrarás con puzles que parecen toscos y anticuados, y los niveles del juego tienen un lenguaje de diseño claramente influenciado por una época completamente distinta. Es algo que se aprecia o se odia.

Star Wars: Dark Forces Remaster

Dicho esto, sin embargo, Dark Forces ofrece una variedad mucho mayor que muchos otros juegos de esta época, y en el papel del gatillo fácil Kyle Katarn, podrás visitar una gran variedad de lugares más o menos emblemáticos, como un Destructor Estelar y Coruscant. Además, el arsenal de armas que ofrece es una encantadora mezcla de pistolas (y bombas) icónicas con el toque justo y satisfactorio.

No puedo evitar quitarme el sombrero ante Nightdive y el increíble trabajo que han hecho con Dark Forces. La jugabilidad de mi infancia nunca ha sido mejor y la sensación de disparar a los malos del espacio con un bláster nunca ha sido mejor. Es una euforia nostálgica casi sin precedentes, sobre todo para los viejos zorros que jugamos al original en su día, y en muchos sentidos parece Navidad y un cumpleaños al mismo tiempo.

Star Wars: Dark Forces Remaster es un triunfo absoluto, y puede que sea el mejor hasta la fecha de Nightdive. Con solo algunos pequeños defectos, esta aventura espacial se acerca peligrosamente a la perfección que ofreció Quake Remastered el año pasado. Una obra incomparable, repleta de mejoras y ejecutada con una destreza sin parangón que da vértigo de felicidad.

09 Gamereactor España
9 / 10
+
Técnicamente perfecto, restauración perfecta, repleto de extras, jugabilidad increíblemente fluida.
-
Algunos puzles frustrantes y un diseño de niveles anticuado.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Star Wars: Dark Forces RemasterScore

Star Wars: Dark Forces Remaster

ANÁLISIS. Autor: Marcus Persson

Marcus ha viajado a una galaxia lejana, muy lejana para revivir los días de gloria en su infancia con el último remaster de Nightdive.



Cargando más contenido