Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

HaloLife is Strange 2Bioshock 4Guía Pokémon Espada y EscudoLuigi's Mansion 3Jurassic World EvolutionFinal Fantasy VIIFIFA 20
Español
Portada
análisis
Star Wars Jedi: Fallen Order

Análisis de Star Wars Jedi: Fallen Order

Ha llegado el momento de que Respawn Entertainment coja la espada láser que DICE le deja como testigo.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

El maldito sapo de la ciénaga me mira fijamente con sus tres ojos amarillos. Es la quinta vez que mi joven padawan ha sido asesinado de manera brutal y me estoy dando cuenta de que tengo que adoptar una estrategia completamente diferente. Pero eso lo haré mañana. No obstante, la puñetera pelea contra el sapo sigue ocupando mi mente, y justo antes de caer en los brazos de Morfeo se me ocurre algo. Quizás si me quedo en la entrada de la cueva podré asaltarle por sorpresa y tendré cobertura adicional para refugiarme.

Morfeo tendrá que esperar. Sé que son las tres de la mañana, pero esta teoría es la buena, la definitiva. Y efectivamente, esta vez las cosas han ido mejor. El sapo yace ante mí tras haberle hecho trizas con mi sable de luz color hielo. La satisfacción es tal que no puedo evitar compararla a la euforia que siento cuando supero las duras peleas de cualquier Dark Souls. Y me pregunto a mí mismo... ¿Es Star Wars Jedi: Fallen Order un juego inspirado en Dark Souls?

La respuesta corta es "no". Pero la larga es "sí y no". Esto se debe a que hay que considerar que Respawn Entertainment se ha inspirado en los títulos de From Software, ya que habrá que lidiar con la muerte de manera constante y tendremos que recuperar los objetos y puntos de experiencia que los monstruos nos arranquen junto con nuestra vida. Está claro que From Software está a la vanguardia del género, pero esto es Star Wars, no un juego japonés hecho para el público más fanático. Aquí estamos ante un juego dirigido al público en general, y esto se deja notar en que dispondremos de cinco niveles de dificultad, siendo el estándar el segundo más fácil.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Todo aquel que busque una aventura que le suponga un reto -pero sin llegar a extremos masoquistas- la conseguirá. Habrá otras diferencias con respecto a juegos anteriores, siendo la primera algo de lo que me percaté nada más empezar a jugar. Respawn ha dejado de lado el prestigio y ha optado por inspirarse -de manera algo descarada- en las mejores aventuras en tercera persona de la industria del videojuego. Veremos muchos elementos similares a la serie de Batman: Arkham, así como de otros juegos como los de Tomb Raider, y los elementos básicos girarán alrededor del clásico concepto Metroidvania.

Con esto no queremos decir que Respawn haya creado un título que no tenga rasgos distintivos. Star Wars Jedi: Fallen Order cuenta con una aventura sólida que deja claro que fue creada con destreza. La trama se centrará en la Orden 66, una resolución militar que tenía como objetivo erradicar a todos los Jedi. Aquellos que conozcan el universo Star Wars sabrán que pocos fueron los Jedi que consiguieron escapar la persecución del Imperio, donde la edad de los objetivos no importaba, y los niños sufrían el mismo destino que los adultos.

Todos los que tuvieron la suerte de escapar indemnes tuvieron que esconderse. Los dos casos más famosos se refugiaron en el desierto de Tatooine y en la ciénaga de Dagobah. Sin embargo, la historia de Star Wars Jedi: Fallen Order estará protagonizada por Cal Kestis, quien trata de mantenerse con vida en el desguace espacial en el que está escondido. Pero una aventura de Star Wars no girará en torno a trabajar con la chatarra, puesto que una sucesión de eventos termina revelando que Kestis es un portador de la Fuerza.

Star Wars Jedi: Fallen Order

Todo esto sucede en un momento en que el Imperio busca establecer un control total sobre la galaxia, y para ello manda a sus mejores inquisidores para perseguir a aquellos como Kestis. Ciertamente el pobre chico no tiene nada que hacer puesto que ni siquiera ha llegado a terminar su entrenamiento. Pero afortunadamente recibe algo de ayuda, dando comienzo así a su aventura. Trataremos de mantener el análisis exento de spoilers, pero ya os avanzamos que para nosotros la historia no jugó un papel tan esencial como esperábamos.

Al igual que en los juegos de Batman: Arkham o los nuevos títulos de Tomb Raider contaremos con una trama bien relatada y actores de voz a un nivel acorde. Pero es una pena que la historia quede relegada a las secuencias cinematográficas y el resto del tiempo el juego se centre en jugar per se. La oferta de cosas por hacer es variada y entretenida, algo que marca la diferencia respecto a los juegos que usan el mismo tipo de mapa. Aquí no nos veremos paseando por un bosque lúgubre, rondando los pasillos de un lugar cerrado o caminando por el típico escenario nevado. Star Wars cuenta con la ventaja de que si quieres ofrecer un paisaje distinto simplemente te inventas un planeta nuevo.

Respawn ha sabido utilizar esto, por lo que podremos visitar no solamente lugares conocidos de la franquicia, sino otros lugares totalmente novedosos. Gracias a ello siempre tendremos esa sensación de querer descubrir lo que está por llegar, aunque hay algo que no nos acabó de convencer en esta novedad: los mundos disponibles en el juego no transmiten la suficiente sensación de realismo o credibilidad. Los pueblos pueden tener precipicios sin fondo cruzando sus calles, por mencionar algo, y ahí nos preguntamos... ¿quién en su sano juicio haría un pueblo en un lugar donde un niño se precipitaría hasta su muerte cada día? De la misma forma, algunas veces encontramos Stormtroopers portando armas pesadas en lugares que resultan imposibles de alcanzar hasta para el Jedi más ágil de todos. Y hablando de agilidad, también nos topamos con algunas plataformas en las que el fantasma del fontanero de Nintendo parecía invadir el cuerpo de nuestro Jedi.

Star Wars Jedi: Fallen Order

Pero vamos a centrarnos en jugar. Los mundos que se presentan ante nuestros ojos buscan ser divertidos de jugar, y no lógicos. Esto queda claro en objetos como unas vallas que hasta un niño podría tumbar, pero que resultan imposibles de sortear o derribar para un Jedi. Si tenemos en cuenta que Cal lleva consigo un sable de luz capaz de cortar puertas blindadas de varios centímetros de grosor, la situación se vuelve aún más cómica. Es hasta frustrante tener a la vista un objeto coleccionable y no poder obtenerlo porque entre él y nosotros hay una valla endeble que solo podremos sortear una vez que nos subamos a una nave espacial, viajemos a otro planeta, aprendamos una habilidad nueva y volvamos para recoger el objeto.

Vale, esto pasa en muchos juegos y quizá sea una queja estúpida, puesto que preferimos una dinámica de juego que pese más que el realismo, aunque lo ideal sea una mezcla entre ambos. Y dado que el juego resulta divertido en todo momento nunca nos pareció un verdadero problema. Además, las habilidades nuevas se desbloquean bastante rápido, lo que hace que Cal sea cada vez más fuerte, y por ende hace que nos lo pasemos mejor peleando.

Y agradecemos mucho esto último. Star Wars Jedi: Fallen Order no es un juego torturador, pero sí que supone un reto. Hasta el más zopenco de los soldados imperiales o un escarabajo espacial pueden poner fin a nuestra aventura enseguida si no los tomamos en serio, sin contar que la dificultar aumenta de manera abrupta cuando nos topamos con determinados enemigos. No obstante, el juego carece de un árbol de habilidades totalmente abierto, por lo que las elecciones que podremos hacer se reducen a aquellas que nos ofrezcan y tendremos que aprender casi todo un conjunto de destrezas para poder desbloquear el siguiente. Por tanto, la libertad de elección cuando subimos de nivel es casi inexistente. Claramente podremos escoger entre una barra de fuerza mayor o aprender un golpe nuevo, pero al final tendremos que aprender ambos y terminaremos escogiendo el orden para aprenderlos en lugar de escoger los que creamos mejores para crear nuestra propia identidad.

Star Wars Jedi: Fallen Order

Los mundos estarán colmados de secretos que descubrir. En algunos casos serán sucesos dramáticos que tendremos que "leer" con la Fuerza para darle algo más de contexto a la trama. Pero no estaríamos en 2019 si no nos topáramos también con elementos puramente estéticos tanto para nuestro pequeño BD-1 -parece que en Star Wars el mejor amigo del hombre es un droide simpático- como para nuestro sable de luz, para nosotros y hasta para nuestra nave. En nuestra opinión esto es algo inútil, puesto que cambiar el color de BD-1 o el diseño del botón de encendido del sable de luz -¡ni siquiera se ve cuando vamos andando!- no nos resulta para nada importante. Y lo mismo pensamos respecto a añadir objetos coleccionables porque sí. Menos mal que de vez en cuando encontraremos mejoras como obtener más salud de los Stimpacks (viales estimulantes inyectables) que nos proporcionará BD-1.

Las batallas en sí contarán con un diseño muy básico. Tendremos la Fuerza y nuestro sable de luz, y por lo tanto habrá que saber usar ambos elementos de la mejor manera posible. Si pulsamos LB en el momento idóneo podremos devolver los disparos a los Stormtroopers y repeler el ataque en los combates cuerpo a cuerpo. El sistema es muy similar al visto en la serie de títulos de Batman: Arkham, y en nuestra opinión funciona estupendamente. Cuando avancemos en el juego se nos ofrecerá la posibilidad de escoger entre destrezas aplicadas a la fuerza y al sable, y nosotros recomendamos buscar un equilibrio con las ayudas para la supervivencia, la tercera vía. Así podremos empujar enemigos (empujón) y ralentizar el tiempo (freno), algo que sin duda nos resultará muy ventajoso.

Star Wars Jedi: Fallen Order

Hay una gran variedad de batallas a lo largo de la partida, pero no vamos a destripar nada sobre los enemigos ni sobre cómo las cosas se complican en cada pelea. Sí que podemos admitir que hemos sopesado seriamente dejar nuestro puesto como redactores y convertirnos en un Caballero Jedi. Y es que las cosas que suceden nos mantuvieron en vilo constantemente, algo que sin duda apreciarán todos los fans de Star Wars que conocen el universo más allá de las películas.

Pero no todo son peleas, ya que el juego nos mantendrá ocupados con todo tipo de retos repartidos por los planetas, que contarán con topografías y seres vivos distintos entre sí. Estos desafíos a veces se centran demasiado en jugar más que en ofrecer algo realista, pues nos veremos empujando bolas gigantes, resolviendo puzles basados en leyes físicas y tratando de descubrir la manera de usar la Fuerza para saltar entre plataformas. Todo esto mientras nos cruzamos con puertas y entradas que sabemos que no podremos abrir hasta obtener los elementos necesarios, que casualmente estarán en la otra punta de la galaxia. Es algo que queda muy bien en los juegos del estilo Metroidvania, pero aquí nos parece que rompe la ilusión de encontrarnos en un mundo real, pues volvemos a caer en que todo es un juego con puzles y tareas en lugar de una historia.

En la parte técnica, Star Wars Jedi: Fallen Order es simplemente estupendo. De vez en cuando se producen algunos tirones en la tasa de imágenes, pero admitimos que no es algo molesto viendo cómo se lanzan algunos juegos hoy en día. Estaremos rodeados constantemente de entornos detallados y paisajes que nos dejarán pasmados, con una iluminación sublime. Esto no quita que de vez en cuando el sistema de colisiones deje que desear (las hitboxes o los puntos de salto fallan), que a veces las animaciones sean algo toscas o que los tiempos de carga sean un poco más largos de lo normal (aunque sea un punto de guardado de hace un minuto), pero nada de esto evita que estemos ante uno de los juegos con mejor aspecto del año. Ingenieros gráficos de Respawn... Touché. Y la calidad no acaba en los gráficos, pues el apartado sonoro acompaña con una música y unos efectos sonoros que nos retrotraen a la trilogía original, algo que sin duda suma puntos en nuestro análisis.

Star Wars Jedi: Fallen Order

A pesar de que la trama de las aventuras de Cal no ha contado con la misma atención que la dinámica de juego de Star Wars con sus entretenidos retos, esto no quiere decir que la historia no se deba tener en consideración. En ella nos encontraremos con unos diálogos estupendos, una trama con coherencia y cohesión, y las escenas cinematográficas son absolutamente fantásticas. Star Wars Jedi: Fallen Order es como un caramelito de Star Wars que contiene todos los sabores, desde una fórmula de juego ácida pero agradable, hasta unos gráficos que le dan el toque dulce necesario para una experiencia ideal.

Como en todo, hay cosas que se podrían haber hecho mejor, pero sin duda nos encontramos ante el mejor título de Star Wars realizado por EA desde que adquirió la licencia para hacer videojuegos basados en la lejana galaxia de George Lucas allá por 2013. Es divertido de jugar, adictivo, tiene una historia embaucadora y es totalmente rejugable. Todo esto nos muestra que Respawn es sin lugar a duda uno de los estudios más interesantes y con más talento del momento. Recomendamos esta joya con toda nuestra Fuerza.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Gran variedad en cada partida. Un desafío justo en dificultad. Buen guion. Gráficos impactantes. Mucha rejugabilidad. Cantidad de momentazos. Diseño de audio de primera.
-
Los mundos in-game no resultan creíbles. Tiempos de carga pesados.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido