Español
Gamereactor
análisis
Stardew Valley

Análisis de Stardew Valley

Os contamos cómo es el simulador agrícola del que todo el mundo habla y que no querrás perderte.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Aparentemente de la nada hemos visto cómo un simulador agrícola se ha coronado como el título más vendido en las listas de Steam tras su lanzamiento el pasado 26 de febrero. Situado entre grandes juegos como Dark Souls III y The Division, nos llamó la atención y decidimos jugar para ver por nosotros mismos qué es Stardew Valley.

Lo que se debería mencionar antes que nada es que Stardew Valley ha sido creado por una sola persona. Bajo el alias de ConcernedApe, Eric Barone ha estado cuatro años trabajando en el juego hasta que ha visto la luz. Barone asegura que creó Stardew Vallley como una alternativa hecha por un fan de la serie Harvest Moon, la cual en su opinión ha ido a la deriva tras Harvest Moon: Back to Nature. No es el único juego que Barone tuvo en mente para diseñar su obra, otros como Animal Crossing, Rune Factory, Terraria y Minecraft han sido una gran influencia.

Stardew Valley trae de vuelta la estética pixel art. Quizás el estilo aparentemente simple te desanime, pero no dejes que eso ocurra pues enseguida te deslumbra con su amplia gama de colores y ricos detalles que rápidamente te dejan claro que la elección de unos gráficos pixelados no se ha tomado a la ligera ni por comodidad. Al iniciar el juego se te pide que te crees un personaje con una gran variedad de opciones de personalización (e incluso ya hay algunos mods que aumentan todavía más este aspecto) y pronto vas a amar a ese amasijo de píxeles que representan a tu alter ego.

Como acompañamiento a esta estética quizás esperes música de 8 bit, pero en su lugar lo que suena es una banda sonora hermosa y atmosférica que se ajusta de una forma genial al juego. De forma sorprendente, como el resto de apartados, los temas musicales han sido compuestos por el propio Eric Barone.

Stardew ValleyStardew Valley

Después de crear tu personaje da comienzo una pequeña introducción. Si los simuladores agrícolas nos han enseñado algo es que las granjas son aparentemente geniales y el mejor regalo que te pueden hacer. Desde parientes lejanos a vecinos, parece que hay muchas personas que tienen un buen suministro de granjas para ir regalando. Stardew Valley no es diferente. En este juego es tu abuelo moribundo quien te da una carta diciendo que vas a heredar su antigua granja. En este contexto encarnas a un personaje atrapado en su rutinario trabajo de oficinista, aburrido y desgastado por el trabajo corporativo hasta que lees la carta de tu abuelo y coges el primer autobús que encuentras para huir al campo.

Nada más llegar y ser recibido por los agradables lugareños, es hora de aprender los fundamentos más importantes del juego. Los controles son tan sencillos y fáciles de aprender como utilizar WASD para desplazarse y usar objetos a golpe de ratón. De la misma forma, con M abres el mapa y F para ver el diario donde puedes encontrar información interesante como habilidades y misiones.

Al igual que con la mayoría de simuladores de agricultura, empezarás con herramientas muy básicas que vas mejorando a medida que progresas. Tu granja también va evolucionando una vez que se convierte en una jungla de malas hierbas, rocas y ramas. La enorme parcela es tuya por completo para hacer lo que te plazca, por lo que puedes decidir dónde cultivar las cosechas o la zona en la que estarán los animales. Además, el juego también ofrece una gran cantidad de elementos decorativos que te permiten adornar el interior de la casa con todo tipo de accesorios.

Por supuesto ninguna finca está completa sin animales. No te preocupes porque no morirán si no les das de comer, pero se molestarán y dejarán de producir leche o lana. Además de los animales habituales de las granjas como pollos y cerdos, también puedes adoptar un gato o un perro, así como un caballo que es muy útil cuando quieres viajar más rápido. Ah, y hasta hay dinosaurios.

Otro aspecto familiar para aquellos que ya tengan experiencia con el género es que por supuesto puedes ir mejorando tus destrezas. Al igual que en la vida real, cuanto más practiques una habilidad, mejor la dominas. En Stardew Valley hay que subir el nivel de la agricultura, la minería, la pesca e incluso el combate como explicaremos más adelante.

Stardew Valley

Del mismo modo, estás limitado por la cantidad de energía que tienes. Acciones como la agricultura y la pesca te hacen gastar energía, mientras que comer o descansar una noche es necesario para reponerla. Ademas, hay una amplia variedad de recetas para mejorar poco a poco las habilidades de cocina y crafteo. Conviene remarcar que al contrario de la mayoría de juegos de este estilo, aquí la cocina está hecho a propósito para que no sea rentable. Por tanto, convertirse en un chef de éxito pensando en hacerse rico es absurdo. En su lugar, la comida te proporcionará bonificadores como potenciadores de energía.

La agricultura es sin lugar a dudas el núcleo del juego, pues sin cultivar no obtendrás nada, lo que significa que no podrás comprar, construir ni progresar. Dicho esto, además de la agricultura, ser uno más del pueblo también es importante. Puedes asistir y participar en eventos como festivales o hacer amistades con los vecinos. Es en este aspecto comunitario del juego donde brilla la influencia de Animal Crossing con todos esos personajes con personalidades únicas y sus propios horarios haciendo tareas cotidianas. Con ellos puedes charlar, dar regalos o simplemente ignorarlos, la decisión es tuya. Eso sí, al entablar amistades compartirán secretos personales y peticiones contigo. Donde Animal Crossing solo ofrece un puñado de vecinos con los que llevarse bien, en Stardew Valley la cifra aumenta a más de treinta personajes con sus propias historias de fondo únicas, lo que hace que la vida en la ciudad se sienta mucho más realista y animada.

Al igual que en Harvest Moon, hay un registro en el que comprobar tu nivel de amistad con todos los que te encuentras y quedan registrados en el diario. Algunos de ellos tienen bajo su nombre la etiqueta "soltero", por lo que puedes establecer una relación romántica con quien consideres. En total hay diez solteros en la zona y puedes casarte con quien quieras independientemente de su sexo. Cuando has ligado con un personaje, este pasará a mudarse a tu granja. Aún no le hemos echado el lazo a nadie, pero la posibilidad de asentarte e iniciar tu propia familia está ahí.

La mayoría de los juegos de simulación muestran a una comunidad con ganas desesperadas de echarte una mano y Stardew Valley no es una excepción. El museo local es útil de cara a adquirir ciertos artículos de exhibición. Por otro lado, el centro de la ciudad necesita urgentemente una restauración. Todo eso está ahí pero en ningún momento estás obligado a hacer ninguna de esas cosas, de hecho incluso puedes ir en una dirección totalmente diferente y unirte a JojaMart, la empresa en la que trabajabas como oficinista y ayudarles a seguir prosperando.

Al visitar una ciudad notarás que el mapa es bastante generoso. Donde quizás en otros juegos de los que bebe es algo confuso, aquí hay mucho espacio para explorar. Además de los ciudadanos, la localidad también tiene tiendas como la carpintería y la herrería, así como la anteriormente mencionada y algo dudosa JojaMart...

Stardew Valley

Fuera de la ciudad hay un montón de cosas que hacer. Sin hacer ningún tipo de spoilers, Stardew Valley está plagado de huevos de Pascua ocultos que te invitan a examinar palmo a palmo el mapa. Hay una cueva misteriosa donde puedes encontrar objetos útiles para construir o minerales y artefactos que donar al museo. Incluso te puedes topar con monstruos. A primera vista, todo se siente como un juego ambientado en la época actual, pero una vez descubras zonas como una torre con magos, cuevas llena de criaturas y empiezas a usar armas, pronto queda claro que este juego también está muy influenciado por títulos como Rune Factory.

Como mencionamos anteriormente, tu personaje también tiene la habilidad de combatir. Como si de un simple hack 'n'slash se tratase, las batallas son fáciles de dominar (quizás demasiado fáciles para algunos). Cuando más te metas en las profundidades, mejores objetos encontrarás, ¡pero ten cuidado porque la dificultad también aumenta! Al principio esta fusión de un mundo moderno con aspectos de fantasía se sentía un poco rara, pero no desagrada. En poco tiempo la línea entre ambos conceptos se vuelve difusa y nos pareció perfectamente normal que paseando por un supermercado haya un par de cuevas al lado.

En cuanto a la historia, hay una especie de arco argumental, pero Stardew Valley es un juego abierto, lo que significa que puedes seguir jugando sin parar tras reconstruir la granja de tu abuelo y dar vida a la ciudad. Tenemos grandes esperanzas en que el estudio nos haga seguir interesados con actualizaciones periódicas, especialmente desde que se anunció el modo cooperativo para cuatro jugadores. A pesar de que tienes una lista de misiones que cumplir, puedes hacerlas a tu propio ritmo sin problema. No hay consecuencias enormes de una forma u otra, pues simplemente no puedes perder en este juego. Ya sea concentrándote en la agricultura, formar una familia, ir de aventura o ayudar a tu antigua empresa, la elección es solo tuya. Eres libre de hacer lo que quieras cuando quieras y eso es importante, pues crea una experiencia de juego muy personal. Esto hace que Stardew Valley sea un título accesible para un gran espectro de jugadores, desde aquellos que busquen pasar un rato relajado con la agricultura hasta los aventureros que quieran explorar nuevas tierras.

Stardew Valley

Si te fijas en Stardew Valley de forma superficial lo cierto es que no pone nada nuevo sobre la mesa con tantos simuladores y juegos RPG disponibles, pero lo que hace que destaque de cualquier otro es que toma las grandes ideas de cada uno de ellos y los combina para dar forma a un juego abierto. Suena simple y de hecho es esa simplicidad lo que hace que todo funcione tan bien. Aunque es un título que condensa muchos temas, se ha hecho sin problemas y sin complicaciones innecesarias. El resultado proporciona a los jugadores un montón de cosas para hacer, pero dejándoles total libertad para invertir su tiempo como consideren oportuno.

Decir que Stardew Valley es un impresionante debut de ConcernedApe sería un eufemismo. Este es un juego que no deberías pasar por alto por nada del mundo.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Mecánicas jugables adictivas, un montón de cosas para hacer, la banda sonora, combina con acierto ideas de otros juegos, tiene dinosaurios.
-
Solo puedes guardar la partida cuando el personaje descansa, por lo que puedes perder el progreso; correr y andar se siente muy lento.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Stardew ValleyScore

Stardew Valley

ANÁLISIS. Autor: Clover Harker

Os contamos cómo es el simulador agrícola del que todo el mundo habla y que no querrás perderte.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.