Español
Gamereactor
análisis
Stellaris: Console Edition

Análisis de Stellaris: Console Edition

Un paso pequeño para el hombre, pero un salto gigante para los fans de estrategia para consolas.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Ambientado en una galaxia no tan lejana (la nuestra), Stellaris es un juego de estrategia que te llevará de viaje por el universo. El mundo de las consolas ha sido honrado con muchos juegos de estrategia en tiempo real, pero ninguno es como este. Paradox Interactive al fin nos trae un juego a Xbox One y PS4 que llevábamos deseando mucho tiempo aquellos que no tenemos PC.

Stellaris empieza tras el descubrimiento de los viajes superlumínicos, cuando una serie de razas se dirigen al espacio para expandir sus imperios. Empiezas en un planeta, donde tendrás que explorar tu sistema solar, investigar nueva tecnología y construir edificios para recoger recursos. Puedes elegir entre diferentes especies para manejar, entre ellos los humanos y varios alienígenas con muchas formas diferentes, desde cucarachas hasta pájaros. En nuestra primera partida, decidimos manejar a la humanidad y empezamos en un pequeño planeta llamado la Tierra (también tienes la opción de elegir un Imperio en aleatorio, pero nosotros elegimos el prefabricado). Antes de empezar tu infinita búsqueda de otras formas de vida, tendrás que establecer los parámetros del juego. Deberás decidir la forma y el tamaño de tu galaxia (que puede llegar hasta 600 estrellas), número de jugadores IA (10 como máximo), agresividad IA y el nivel de progreso, flotas antiguas y, entre otras cosas, un modo de hierro. La experiencia es muy personalizable y muchas de las cosas se generan según avanzas, por lo que el juego te brinda algo nuevo con razas, distribución de recursos y escenarios diferentes con cada partida.

Lo primero que notarás es que los controles son muy intuitivos. Seguro que los jugadores de PC nos dirán que un teclado y un ratón son mucho mejores, pero a nosotros el mando nos ha ido genial. Ha sido fácil acceder a los menús y nos han parecido bastante sencillos de dominar. Hay muchos menús y submenús que tendrás que explorar, pero eso ya es parte de este tipo de juegos. Haznos caso y juega con el tutorial, pues te ayudará a cogerle el truco al principio. Lo bueno es que, a pesar de que sea una experiencia muy intensa, es muy fácil aprender y empezar a jugar. Sin embargo, hay muchas cosas que conocer al principio y tu primera partida será un poco superficial, aunque aun así muy divertida.

Stellaris: Console Edition

Así fue nuestra primera partida: empezamos en la Tierra, cometimos algún error en sobre-expansión y terminamos teniendo falta de energía, lo que limitó nuestra velocidad de investigación. Tras un rato, reparamos la nave y comenzamos nuestro viaje por esta galaxia desconocida. Más tarde, nos encontramos con otras razas, de las cuales una sería nuestra rival. Intentamos entablar una relación diplomática, pero estaba claro que no íbamos a ser amigos de las cucarachas, así que entramos en guerra, aunque al final decidimos liberar algunos de sus planetas para formar una nueva federación y hacer amigos.

Después de la tregua, volvimos a rematar a nuestros rivales y, justo cuando pensábamos que la galaxia estaba en paz, un nuevo imperio junto con el grupo que habíamos liberado nos atacaron. Nos sentimos traicionados por ese grupo que habíamos salvado y esta batalla en dos frentes destruyó y diezmó nuestro imperio. Nunca lo olvidaremos, pero fue un final adecuado para una gran historia.

Habitualmente, nos rendiríamos y tiraríamos el mando, pero sin embargo, pasó algo maravilloso: queríamos volver a empezar. Tras aprender tantas cosas nuevas, estábamos deseosos de ponerlas a prueba. Hemos fracasado en muchas partidas antes de pillarle el tranquillo al juego y cada historia ha sido diferente y tan interesante y amena como las anteriores. No nos hemos aburrido en ningún momento, y esto es señal de que es un buen juego.

Hay muchos detalles ocultos en el juego: puedes encontrar civilizaciones primitivas y ayudarlas a sobrevivir, seguir historias aleatorias que van surgiendo, microgestionar tu sistema, equipar a tu flota como quieras o dejar que se encargue un gobernador. Puedes construir sectores, modificar el terreno y colonizar, y también elegir entre ser diplomático o agresivo. Puedes hacer tantas cosas en Stellaris que, si quisiéramos decirlas todas, este análisis sería tan largo como Guerra y Paz.

Stellaris: Console EditionStellaris: Console EditionStellaris: Console Edition
Stellaris: Console Edition

En cuanto a sus gráficos, tienen buena calidad: los mapas están muy pulidos y las batallas navales son asombrosas. Los menús son simples y, a pesar de que las imágenes no son lo más emocionante de este tipo de juegos, te impresionarán igual, especialmente cuando chocan dos flotas gigantes en las batallas a tiempo real. Para el sonido, utilizaríamos la palabra alucinante. La banda sonora es como una ópera de rock en el espacio, que hizo que fuese una experiencia cinemática y que nos sintiéramos como el mismísimo Capitán Kirk. El sonido es totalmente sublime.

Si has pasado de leer y te has ido al final, habrás visto que no le hemos dado un 10. ¿Y por qué no? Bueno, la verdad es que hay alguna cosa que podría ser mejor. Por ejemplo, la diplomacia podría ser más substancial y las opciones parecían demasiado rápidas y sencillas. Además, también nos ha faltado algo de espionaje para sabotear a los rivales, lo cual pensamos que habría sido un aporte atractivo. No obstante, esto no ha afectado a nuestra experiencia, pero sí nos ha parecido que deberían haber aprovechado esta oportunidad. Lo bueno es que Paradox Interactive, conocidos por sus DLC, han confirmado que lanzarán expansiones. Dicho esto, pese a que la adición de contenidos signifique que estaremos jugando a Stellaris mucho tiempo, seguimos pensando que estas aportaciones deberían haber sido incluidas en el juego principal, y no haber sido partidas y vendidas como parte de una edición más cara del juego.

En conclusión, hay pocos juegos que se comparen al Stellaris para PS4 o Xbox One. No se trata del típico juego de estrategia para consolas, sino que es una experiencia que puedes aprovechar de verdad. Si eres un jugador al que le gusta la acción, no será para ti, pero si te gusta la intensidad, la intriga y una experiencia que te mantenga enganchado durante horas, pruébalo. Date unos días libres, porque Stellaris es un juego que te hará invertir mucho tiempo en él.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Stellaris: Console EditionStellaris: Console EditionStellaris: Console Edition
09 Gamereactor España
9 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Stellaris: Console EditionScore

Stellaris: Console Edition

ANÁLISIS. Autor: Roy Woodhouse

Ambientado en una galaxia no tan lejana (la nuestra), Stellaris es un juego de estrategia que te llevará de viaje por el universo. El mundo de las consolas ha sido...



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.