Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
análisis
Streets of Rogue

Análisis de Streets of Rogue

Tras un par de años deambulando por sus calles con el acceso anticipado, la aventura indie de mazmorras por fin está disponible para PC y consola.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Streets of Rogue tiene todo para conquistarte en tres minutos. Se nos hacía la boca agua al pensar en un juego que combinara el simulador inmersivo propio de Deus Ex con el estilo pixel art y la perspectiva top-down de Hotline Miami. Después de un par de años añadiendo nuevos sistemas de juego, el desarrollador Matt Dabrowski y tinyBuild lo han sacado del acceso anticipado para PC. Tras un largo período de desarrollo abierto, el juego por fin está terminado y podemos probar con nuestras propias manos su atractiva mezcla de ideas. También significa que llega a PS4, Nintendo Switch y Xbox One.

Jugamos un rato en PC, pero sobre todo probamos la versión para Switch. En cierto modo, es la opción perfecta para jugar fuera de casa por sus características de roguelike (como la muerte permanente y los niveles generados de forma aleatoria), que lo hacen ideal si lo que queremos es una dosis de acción rápida. Aun así, la interfaz es bastante pequeña cuando jugamos en la diminuta pantalla de la Switch y puede resultar complicado usar el mini mapa. Por supuesto, se ve mejor cuanto más grande es la pantalla, pero si se juega de camino al trabajo (o en nuestro caso, si otra persona está utilizando la tele), esta es una manera más que aceptable de sumergirnos en la original aventura top-down.

Streets of Rogue está ambientado en un futuro distópico en el que un alcalde despiadado domina la ciudad con mano de hierro. Aunque pueda sonar a algo sacado de Robocop, el creador ha intentado darle un tono divertido, no solo mediante el guion, sino también con la elección de clases de personaje. La comedia depende mucho del gusto personal, y en nuestra opinión hay un par de chistes que no terminan de funcionar y resultan raros, pero no llegan a tal punto como para que consideremos que dan vergüenza ajena ni nada parecido.

Luchar en el bando de la 'Resistencia' contra el malvado alcalde significa matar gente casi todo el tiempo, pero en este punto la historia se vuelve bastante irrelevante y se nos encomienda la tarea de asesinar indiscriminadamente y aporrear botones por motivos que no existen o escapan a nuestra comprensión. Masacramos a médicos por razones desconocidas, pulsamos una serie de botones rápidamente con algún propósito incomprensible y robamos unos cuantos objetos (inútiles a simple vista) que la Resistencia dice necesitar urgentemente para conseguir controlar de la ciudad.

Streets of Rogue

Progresamos a base de completar las diferentes tareas que se nos encomienda durante los múltiples niveles de la ciudad, cada uno más desafiante que el anterior. Una vez hemos cumplido los objetivos principales de un nivel, avanzamos al siguiente escenario y empezamos otra vez. Puesto que los objetivos de las misiones son dispares y bastante extraños, a veces es difícil entender por qué deberíamos molestarnos en completarlos. Admitimos que puede que haya historias que no llegamos a ver (sobre todo porque no parábamos de morir), pero tras las horas de juego invertidas hasta ahora, no creemos que haya algo realmente interesante oculto bajo la superficie. En resumen, no es un juego recomendable para quienes busquen una historia apasionante.

Hay ciertas misiones que acompañan a la historia principal en la campaña cuyo propósito es añadir variedad. En ellas podemos elegir entre un montón de personajes y nuestra decisión determina la forma en que interactuamos durante la partida. El soldado puede resultar atractivo por su destreza con las armas, pero nosotros enseguida nos decantamos por el ladrón porque nos permitía escabullirnos por la ciudad con mucha más facilidad. El hacker es otro personaje que podemos controlar desde el principio, pero hay unas cuantas clases que se desbloquean al realizar determinadas. Un ejemplo de ellos es el gorila, al que rescatamos durante una misión (tras controlarlo descubrimos que tiene una aversión natural hacia los científicos). Otra clase disponible es el caníbal, al que desbloqueamos si asesinamos a 20 personas en un nivel, algo que nos pareció bastante horrible y que por suerte no tuvimos que repetir.

Cada clase empieza con diferentes objetos, y podemos encontrar más a lo largo de todo el mapa abriendo cofres o quitándoselos a enemigos derrotados. El uso inteligente de las herramientas de las que disponemos aporta variedad al juego, pero las misiones en sí resultan algo decepcionantes y los niveles por los que nos movemos constantemente no son demasiado completos o atractivos, aunque sí que interactuamos mucho con los PNJ. En general todo resulta algo insulso y la mayor parte del juego consiste entrar en edificios, matar a unas cuantas personas y pasar al siguiente objetivo, y así sucesivamente hasta que morimos, en lugar de explorar el vasto mundo y conocer a gente interesante.

Streets of RogueStreets of RogueStreets of Rogue
Streets of Rogue

Hablando de muerte, la parca nos visita a menudo, normalmente cuando ocurre una de estas cosas. La primera es evidente: si atacamos a un grupo de personas o a sus amigos, estos se defienden, y si no llevamos cuidado puede que nos golpeen o disparen en masa hasta que acabemos criando malvas digitales (también cabe la posibilidad de huir hasta que se aburran de perseguirnos y se larguen). El combate en sí está bien diseñado, pero tampoco es nada del otro mundo. Podemos usar armas a distancia o de cuerpo a cuerpo, y las estadísticas de cada personaje determinan su efectividad en la batalla, pero las cosas pueden volverse caóticas en las grandes batallas de 'todos contra todos', donde no hay lugar para el combate táctico. Para complicar aún más las cosas, hay una serie de modificaciones que podemos activar antes de una nueva partida y que afectan considerablemente al combate. Sin duda recomendamos probar todas las opciones para darle más diversión al juego.

Sin embargo, la segunda causa de muerte más común resulta más frustrante. Quizás se debe a que al jugar con la Switch se nos escapan algunas pistas visuales escondidas en el nivel, o quizás el juego sea muy difícil a propósito, pero en un par de ocasiones notamos que ciertas trampas ambientales que salían de la nada nos golpeaban, haciéndonos sufrir la muerte permanente. Reconocemos que algunos accidentes, como atravesar rayos láser o volar por los aires, se debían únicamente a nuestra ineptitud, pero caer en trampillas que parecen abrirse de la nada es un golpe bajo. No nos hicieron ninguna gracia las muertes gratuitas tan extrañas con las que nos encontramos.

Streets of RogueStreets of Rogue

Aunque en cierto modo nos frustraba y molestaba, no es algo que estropee el juego. Cada vez que moríamos por razones incontrolables, enseguida volvíamos a jugar, o bien para perfeccionar nuestro dominio de una clase, o bien para probar una nueva y probar algo diferente. Dicho esto, a pesar de la variedad de clases de personaje y tipos de misión, no es tan profundo como sugiere su sistema de juego, la originalidad se va disipando y el estilo audiovisual, pese a ser totalmente válido, termina resultando un poco repetitivo.

Con todo, Streets of Rogue posee elementos positivos de sobra para que lo recomendemos a cualquier fan de este tipo de juegos. Además, su gran variedad de contenido nos invita a jugar una y otra vez. Lo más decepcionante viene de dentro, y es que teníamos las expectativas muy, muy altas y al final no ha cumplido, quizás eran poco realistas. No obstante, para aquellos a los que les guste la idea de un escenario distópico con peleas, caníbales, traficantes de esclavos y gorilas modificados genéticamente, y que puedan pasar por alto las muertes inexplicables, vale la pena darle una oportunidad.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Streets of RogueStreets of Rogue
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Estilo original, variedad de clases y modificaciones para enriquecer la experiencia, buen uso de mecánicas roguelike, sistemas bien diseñados.
-
Muertes gratuitas, la interfaz no es óptima al jugar en Switch portátil, a veces los matices se pierden entre tanto caos y violencia.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Streets of RogueScore

Streets of Rogue

ANÁLISIS. Autor: Mike Holmes

Tras un par de años deambulando por sus calles con el acceso anticipado, la aventura indie de mazmorras por fin está disponible para PC y consola.

Cargando más contenido