Español
Gamereactor
análisis
Strike Suit Zero

Análisis de Strike Suit Zero

En el espacio, nadie puede oír tus gritos (porque tus checkpoints están demasiado separados entre sí).

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

El shooter espacial de Born Ready Games Strike Suit Zero despega tras el impulso de un gran apoyo popular vía Kickstarter. SSZ ha sido uno de esos juegos que necesitaban un pequeño empujón presupuestario para pasar la línea de meta, unos fondos finales que se invirtieron en pulir la mecánica y el aspecto. La pregunta ahora es obvia: ¿quedarán los donantes satisfechos con el juego por el que ya habían pagado?

La respuesta es probablemente positiva. Strike Suit Zero es veloz y frenético, y cuando da lo mejor de sí se convierte en uno de los mejores exponentes actuales del género.

Strike Suit Zero

La premisa es sencilla: la Tierra del futuro y sus Colonias se pelean por hacerse con un artefacto alienígena, uno descubierto en los confines de la galaxia. Sobra decir que es inmensamente poderoso, y después de una pequeña trifulca cae en manos de los Colonos, quienes lo emplean para barrer casi toda la resistencia militar en nuestro planeta. Lo único que queda en pie entre las Colonias y la destrucción de la tercera roca desde el Sol es un variopinto grupo de pilotos y naves espaciales, entre los que se encuentra nuestro protagonista, Adams.

Publicidad:

Comienzas en una nave corriente, aprendiendo lo más básico. Una vez te has instalado y te sientes cómodo en la cabina de tu caza, el movimiento comienza a parecer natural. Los controles de tu nave responden bien, lo que permite un combate directo y rápido. Deslizar tu máquina en diferentes direcciones es pan comido en un rato. Te mueves con la mano derecha y te inclinas con la izquierda. Un impulso adicional evita con relativa facilidad los apuros, y cuando todo esto se combina a la vez, cuentas con una buena ración de opciones tácticas a la hora de entrar (o salir) en una batalla.

Strike Suit ZeroStrike Suit Zero

Si fijas tu objetivo en un oponente (tienes opciones según lo que pulses: tu enemigo más cercano o el marcado) se inicia una secuencia de persecución repleta de bamboleos y zigzagueos al tiempo que intentas acertar los suficientes disparos como para primero quitar el escudo y luego destruir la coraza blindada de la nave rival. Una vez caen ambas barras (los escudos se recargan, la armadura no), el objetivo queda derribado y se puede seleccionar un nuevo rival. A veces se seleccionan solos, iniciando un ataque por su cuenta.

Hay una selección de armas para emplear en los campos de batalla estelares. Las más comunes vienen en forma de cañón de plasma, que se puede usar para ir mordisqueando sin descanso la nave enemiga, o que se puede reservar para lanzar ráfagas más poderosas (pero más cortas). Este arma básica viene acompañada de una variedad de cohetes y misiles. Algunos llevan sistema de guía, otros no, pero de todos modos son las herramientas más poderosas a tu disposición, y hay que aguantarlas para los desafíos más severos que se presentan de cuando en cuando.

Publicidad:
Strike Suit Zero

La campaña es bastante directa. El Strike Suit que da nombre al juego ni siquiera aparece hasta mitad del tercer nivel, y de hecho se queda en el banquillo en algunas misiones posteriores. En total hay cuatro embarcaciones, aunque durante la primera vuelta al juego la elección de la adecuada viene predefinida antes de cada misión. El Strike Suit difiere de las demás, porque durante el combate puede cambiar de su forma de caza tradicional y convertirse en un mecha (robot gigantesco) espacial que escupe misiles.

La transformación en Strike Suit ofrece una genial yuxtaposición frente al movimiento más tradicional de la nave normal. El esquema de control también cambia, además de permitir nuevas opciones de arsenal. El primero es un cañón poderoso pero de corto alcance. El segundo es la mayor baza del Strike Suit. Derribar enemigos en el modo nave va llenando el Flux Meter, y cuando pasa cierto punto, el Strike Suit se puede transformar y repartir oleadas de misiles teledirigidos en su forma de robot. Por separado no son el arma más potente del juego, pero si reservas suficiente Flux y fijas suficientes misiles sobre el mismo objetivo (puedes marcar varios diferentes si lo prefieres), los resultados pueden ser devastadores.

Strike Suit ZeroStrike Suit Zero

También puedes ir ampliando las posibilidades de tu nave sobre la marcha, consiguiendo mejoras si atiendes objetivos específicos en las misiones. Estos objetivos son bastante desafiantes en sí mismos, por lo que aportan cierta re-jugabilidad si de verdad quieres tunear tu vehículo de combate. Pero tampoco esperes una barbaridad de opciones de personalización, sólo más potencia.

La variedad en las misiones es decente, teniendo todos los puntos en cuenta. Los retos van desde simples misiones de escolta hasta bombardear ruinas, combates aéreos directos o batallas orientadas, que suceden frente a estupendos fondos planetarios (los escenarios te ayudan a orientarte en el combate). Como decíamos, el Strike Suit se queda guardado de vez en cuando, lo que te permite jugar con otra nave y experimentar nuevos desafíos (una vez completas una misión, siempre puedes volver con otra nave y probar si te apetece).

Strike Suit Zero

Respecto a la dificultad, Strike Suit Zero no decepciona. Hay en total 13 misiones, cada una sobre la media hora de duración. Algunas se acaban con relativa facilidad, pero hay algunos picos de dificultad considerables, que de hecho pueden llegar a ser un problema. Y no porque nos intimidemos ante un desafío, sino porque de vez en cuando la ridícula colocación de los checkpoints te obliga a jugar las mismas secciones difíciles una, y otra, y otra vez.

A veces tienes que quedarte flotando mientras esperas que la siguiente escena de corte entre en pantalla, luego volar hasta un marcador y esperar otra vez hasta que arranca la acción. Cuando pasas por estas secciones tan aburridas varias veces, puede sacarte de quicio. Estropea las buenas opiniones sobre el juego, especialmente cuando en el último intento fallaste tu objetivo por muy poco. Tampoco hay opción de guardado, de modo que debes completar un nivel de una sentada o perderás el progreso en esa misión. Mirando el tamaño de algunos niveles, esto también puede molestar.

Strike Suit ZeroStrike Suit Zero

Las vistas son espectaculares en varios puntos. A lo largo del telón de fondo que es el espacio, coloridas explosiones chisporrotean en la distancia como una fiesta de fuegos artificiales. Las naves entran y salen de la pantalla con un zumbido, dejando elegantes rastros de luz a su paso. Las naves más pequeñas tienen el suficiente detalle, pero las grandes resultan sobrecogedoras en términos tanto de tamaño como de potencia de fuego. Enormes torretas láser envían asombrosas corrientes de luz de lado a lado del campo de batalla, diseccionando cualquier nave desgraciada que se cruce en su camino. El juego se puede controlar en primera o tercera persona. La tercera es la más natural, considerando que la vista de cabina todavía no está disponible (la añadirán en una actualización).

Este trabajo visual se ve complementado por una banda sonora que encaja con la temática. Ritmos futuristas apuntalados por aplicadas voces etéreas. El sonido de explosiones y armas ahoga la música casi todo el rato, lo que tampoco está mal. No es mi técnica favorita, pero tampoco resulta inapropiado.

Strike Suit Zero

Con la build que jugué para el análisis presencié varios problemas de frame rate, pero prometieron que estarían solucionados para el lanzamiento. También había algunos bugs y glitches, que del mismo modo están identificados y pendientes de arreglo. Otro parche inminente ajustará algo mejor el equilibrio/dificultad (esta versión no tenía opciones de dificultad).

Quitando las frustraciones, Strike Suit Zero es un juego decente. Los fans del género encontrarán seguro muchas horas de diversión reventando a base de disparos láser otras naves descomunales. El reto es considerable y (casi todo el rato) gratificante. La distancia entre checkpoints hace que ciertos niveles sean innecesariamente frustrantes, llevando el nivel de dificultad más allá de lo aceptable. Jugadores más ocasionales se echarán para atrás cuando la cosa se ponga demasiado difícil, algo que sólo se verá agravado con el tema de los puntos de control. Los que sean persistentes durante las eventuales batallas de desgaste se verán recompensados con un shooter espacial tenso y emocionante. Strike Suit Zeroestá desde hoy a la venta.

Strike Suit ZeroStrike Suit Zero
Strike Suit Zero
Strike Suit Zero
Strike Suit Zero
Strike Suit Zero
Strike Suit Zero
Strike Suit Zero
Strike Suit Zero
Strike Suit Zero
Strike Suit Zero
Strike Suit Zero
Strike Suit Zero
Strike Suit Zero
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Impresionantes gráficos, reto contundente, un mecha matamarcianos con misiles, muchos combates aéreos.
-
Frustrante colocación de checkpoints, ocasionales problemas técnicos.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Strike Suit ZeroScore

Strike Suit Zero

ANÁLISIS. Autor: Mike Holmes

En el espacio, nadie puede oír tus gritos (porque tus checkpoints están demasiado separados entre sí). Analizamos el último exponente en combates espaciales.



Cargando más contenido