Español
Gamereactor
análisis
Super Meat Boy Forever

Análisis de Super Meat Boy Forever

Diez años después, vuelve una serie de plataformas tan emblemática como brutal.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

El Super Meat Boy original, desarrollado por Team Meat, es uno de los juegos de plataformas indie más grandes de la historia. Su combinación de desafío despiadado y unos personajes adorablemente estrambóticos resultaba en una experiencia sin igual. Así que, cuando nos dijeron que habría secuela, estabamos locos por saber qué serían capaces de conseguir los desarrolladores del Team Meat. Sin embargo, quizá deberíamos haber rebajado nuestras expectativas, pues tras echar unas cuantas horas con esta nueva entrega tenemos la sensación de que le falta chicha para estar a la altura.

Siguiendo lo acontecido en el primer SMB, Super Meat Boy Forever presenta a Meat Boy y a Bandage Girl como una familia; incluso tienen una hija que se llama, cómo no, Nugget. Esta extraña criaturita parece un cubo de carne bebé envuelto en un body de conejo rosa, y por supuesto tiene la misma curiosidad e inquietud que sus padres. Todo va bien para la familia de las carnes y las vendas hasta que el Dr. Fetus (que nos recuerdan de inmediato que es de todo menos doctor) se presenta en escena para secuestrar a la pequeña, pues su único objetivo es crear un daño inconmesurable a los personajes de las formas más absurdas y creativas. Hasta aquí, todo lo que esperábamos de la serie.

Super Meat Boy ForeverSuper Meat Boy Forever

A diferencia de su predecesor, SMBF es un plataformas del tipo auto-runner. Es decir, te enfrentarás a muchos saltos imposibles en sus secuencias brutales de plataformeo, pero esta vez podrás ser menos creativo, pues es imposible parar a Meat Boy, que corre sin freno. Es posible saltar, deslizarse, pegar un puñetazo o patada, impulsarse e incluso rebotar en las paredes, todo con solo dos botones porque casi todo el movimiento ya está en marcha nada más arrancar la partida.

La dificultad al tratarse de un autorunner presenta picos algo extraños, pues algunas secciones son bastante fáciles de completar, ofreciendo un reto casi nulo, mientras que otras son el tipo de desafío que te encuentras en tus peores pesadillas. Y ahora viene lo más raro de todo: la causa de las diferencias en dificultad es que los niveles se van generando de forma aleatoria en base a cómo se te hayan dado los niveles anteriores.

La idea parece ingeniosa, pero al final queda un diseño bastante desviado y capaz de ponerte mapas casi imposibles si eres un dios de Super Meat Boy o todo lo contrario si tocas los plataformas de forma casual. En mi experiencia personal, los niveles no llegan a ser ni demasiado fáciles ni demasiado complicados, pero sí que fluctúan entre zonas increíblemente desafiantes y partes en las que no hay reto alguno, conformando una dinámica bastante... peculiar.

Super Meat Boy Forever

En un sentido más positivo, el diseño de niveles y las diferentes localizaciones que atraviesas vuelven a ser de primera. Cada nivel es único y está construido con su propio estilo de desafío o con su propio aspecto visual, para que resulte refrescante. Además, ya estés en los bosques de Chipper Grove o en la Clinic destruida, los mundos siempre son entretenidos, si bien algo creepy.

Por supuesto, los obstáculos, pinchos, trampas o el vacío no son tus únicos problemas, pues también deberás lidiar con enemigos. Hay por ejemplo criaturas como unos moscardones azules, pero teniendo en cuenta el diseño auto-running, los oponentes no suponen mucho problema y se emplean principalmente como método para obtener un segundo ataque de impulso para cubrir franjas de las grandes. Por otro lado, los jefes sí que son bastante originales y requieren paciencia y estrategia para derrotarlos. Extrañamente, aquí es donde la idea de autocorrer se hace un poco más interesante, ya que no puedes parar para evaluar la situación: debes seguir corriendo.

Los fans del Super Meat Boy original estarán encantados de saber que SMB Forever también incluye el Dark World con unos niveles extracomplicados, así como varios personajes desbloqueables para darle un toque adicional de personalidad a la partida. Honestamente, estos extras parecen muy necesarios, considerando que los cinco mundos principales solo traen unos siete niveles cada uno. Vale que no son un paseo y que muchos te sacarán de quicio al estilo de SMB, pero es algoi que hay que tener en cuenta.

Super Meat Boy ForeverSuper Meat Boy Forever

Personalmente, mis dos aspectos favoritos de Super Meat Boy Forever son la música y el diseño visual. Este juego tiene una pintaza en pantalla, y la dirección artistica de dibujos animados sabe mantener la brutalidad de forma cómica (prometo que no soy un psicópata), pero es que luego la banda sonora lo eleva todo como nunca. Su heavy metal es perfecto para ponerte de humor, como si fuera Doom, y te sube el ritmo cardíaco aunque no sea un juego tan difícil como su predecesor, para mantenerte motivado.

De hecho, mirándolo como un todo, Super Meat Boy Forever no es un mal juego, es solo que no llega donde esperábamos ni alcanza las cotas de impacto del original. Las comparaciones son odiosas, lo sabemos, pero es que el primer Super Meat Boy se convirtió en clásico al instante, y si bien no se puede pedir lo mismo, Forever deja la sensación de que el diseño como autorunner no se ha clavado. Por mucho que fuera a salir para móviles principalmente, ahora también está en todas las principales consolas, y tras esperar una década, nos permitimos exigirle un poco más.

Super Meat Boy Forever está disponible por algo menos de 16 euros. Es un título indie muy divertido para liberar adrenalina y poner a prueba la destreza plataformera. Su arte y su música son la bomba y su dinámica de juego funciona bastante bien considerando que no puedes parar de correr y quitando algunas variaciones extrañas de dificultad. Solo tened en cuenta que, si esperáis que esté a la altura de Super Meat Boy, esta carne os puede dejar peor sabor de boca.

Super Meat Boy ForeverSuper Meat Boy Forever
07 Gamereactor España
7 / 10
+
El juego luce genial y la banda sonora es memorable. La partida también funciona muy fina y los bugs son casi inexistentes.
-
Que corra sin parar hace que pierda empaque. No está a la altura del éxito del SMB original.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.