Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Mario & Sonic TokioFIFA 19MediEvilPokemon GoLuigi's Mansion 3Vídeo guía Death StrandingThe Withcher 3FIFA 20
Español
Portada
avances
Super Smash Bros. Ultimate

Super Smash Bros. Ultimate - primeras impresiones

Mario vuelve este año para patear traseros en Switch y se ha traído a varios amigos. Bueno, tachad eso, ¡los ha traído a todos!

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Adivinad quiénes han vuelto. ¡Todos! El próximo Super Smash Bros. va a traer de vuelta a todos vuestros luchadores favoritos, cualquiera que haya sido jugable en el pasado, para ganarse esa coletilla con la que cuenta: Ultimate. Que tenga la palabra "Definitivo" acompañando a su nombre es algo que implica no solo que vuelvan Mario, Sonic, tres tipos distintos de Link, el extraño Mr. Game & Watch, todos los personajes DLC como Cloud Strife, de Final Fantasy, o Bayonetta; ni siquiera que también hayan traído de vuelta a Solid Snake a pesar de que no hay un Metal Gear en consolas Nintendo desde 2012. Significa que aspira a ser la mejor edición de todas, y que para ello tiene que bregar también con delicadeza en los peligrosos campos del equilibrio de personajes, de la jugabilidad y de los modos de juego.

Los cerca de 70 personajes que han sido confirmados hasta el momento conforman una cifra que impresiona bastante. De hecho, hay sitio incluso para alguna cara nueva como la Princesa Daisy, que llega como una variante de Peach (estrenando la nueva categoría de Luchadores Eco); aunque nuestra novedad favorita son los Inklings de Splatoon. Hay seis aspectos diferentes para estos niños-calamar, cada uno con sus propios colores, peinados y vestimentas y con esa genial capacidad de llenar al oponente de pintura para hacerle más daño. Es increíble ver a seis de estos personajes pringando todo el campo de batalla, pintándose los unos a los otros con explosiones de color e introduciendo mecánicas específicas como su sistema de recarga de pintura. Mantener la esencia de los personajes y sus juegos es algo que siempre se ha respetado en Smash, y aquí se nota cuando sacas el rodillo a pasear para rodar sin parar. Es algo que jamás envejecerá mal, creednos.

Super Smash Bros. Ultimate

Además, por fin se le ha dado la oportunidad al malo malísimo de la franquicia Metroid, que llega para cobrarse la venganza. El pirata espacial Ridley se convierte en personaje jugable en Smash Ultimate, ¡por fin! Algo encogido para no ser excesivamente grande y con algunos movimientos que amenazan con ser bastante peligrosos, era una de las caras que más se habían pedido y que ya tiene la oportunidad de repartir estopa junto al resto de iconos de los videojuegos.

Es como si se hubiera invitado a todo el mundo a una fiesta de golpes y mamporros, excepto el pobre Waluigi, que vuelve a quedar en segundo plano como asistente... Parece que nunca van a darle un respiro ni la oportunidad de demostrar de lo que es capaz. Aunque tampoco hay que caer en la desesperación, los foros de Nintendo de todo internet ardieron tras la presentación en el E3, así que hay tiempo para que Nintendo decida convertir a este antihéroe en luchador antes de que el juego salga a la venta en diciembre.

Desde la perspectiva de la jugabilidad y el sistema de combate, sigue siendo Smash Bros., con toda la locura que eso implica. Todo el roster de luchadores se maneja de forma similar a como lo hacía anteriormente, pero Nintendo ha hecho algunos cambios aquí y allá para mejorar el equilibrio de juego. De hecho, aunque la mayoría se mantienen fieles a sus movimientos anteriores, también hay ciertos cambios que van desde los totales, como sucede con Link, que ahora está totalmente basado en el de Breath of the Wild, hasta los más pequeños, como sucede Ganondorf (basado en el de Ocarina of Time, mucho más rápido y mortífero), Kirby o Dr. Mario.

Super Smash Bros. Ultimate

Las partidas a 8 jugadores siguen siendo completamente irritantes, con un barullo de ataques especiales recorriendo y plagando la pantalla de izquierda a derecha. Smash siempre se ha visto como un party game por un montón de personas; pero, como ya sucedía en el pasado, aquí hay mucha más profundidad para aquellos que decidan adentrarse y enredarse en su maraña de mecánicas.

De hecho, en ese sentido sí hay muchos cambios en esta entrega con respecto a las anteriores. El ritmo de juego es más acelerado que en Wii U/3DS, acercándose algo más a lo que jugábamos en Melee; pero sin alejarse demasiado del último capítulo. De hecho, del de Gamecube recoge las esquivas aéreas; pero descartando una de las mecánicas más empleadas en el competitivo, el wavedashing.

Afina para los más exigentes, pero al menos no parece dar ese paso de gigante que diferencia al que conoce el meta-game del que no. Sigue siendo un juego pensado para jugar con cualquier hijo de vecino, por lo que la accesibilidad es algo que prima aunque, como ya decíamos, también tiene la profundidad suficiente como para tomar muchas notas y aprender más que de costumbre.

Super Smash Bros. Ultimate

Una de las cosas que sí notamos nada más verlo en pantalla ha sido la mejora a nivel gráfico. Todo lo que muestra el juego se ve indiscutiblemente mejor a como lucía en Super Smash Bros. for Wii U gracias unas texturas renovadas y una iluminación fantástica. Muchos de los escenarios han vuelto, pero con un aspecto impresionante en Switch. Además, llegan con una opción que seguramente ya ha hecho a los amantes de los eSports frotarse las manos. Cada uno puede jugarse en su versión Omega (al estilo de Destino Final, es decir, una plataforma plana) o con el patrón de Campo de Batalla (con tres plataformas aéreas dispuestas de forma triangular). Y sí, Ultimate ofrece soporte para los mandos de GameCube originales, los favoritos para esta saga.

Con un plantel de personajes inmenso, una lista de niveles mayor, unos gráficos actualizados y la posibilidad de llevarte las contiendas a donde quieras sin sacrificar casi nada, Super Smash Bros. Ultimate puede justificar sobradamente su nombre. Es genial que Nintendo intente reunir todo lo que ha desfilado por cada capítulo anterior de la saga Smash Bros. y, con algo de suerte, esta decisión va a ser la clave para poder unificar por fin una escena competitiva que siempre ha vivido fragmentada por esos cambios y diferencias que caracterizan a cada entrega. Todavía queda mucho por ver en cuanto a cantidad y variedad de modos (¡ojalá el retorno del Emisario Subespacial!) y el multijugador online, de los que no se sabe absolutamente nada; pero, tras una gran puesta en escena durante el E3, estamos deseando conocer más sobre él. Ah, ¡y queremos justicia para Waluigi!

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Super Smash Bros. UltimateSuper Smash Bros. Ultimate
Super Smash Bros. UltimateSuper Smash Bros. UltimateSuper Smash Bros. Ultimate
Super Smash Bros. UltimateSuper Smash Bros. Ultimate
Super Smash Bros. UltimateSuper Smash Bros. Ultimate

Contenido relacionado



Cargando más contenido